El principal conflicto político de la semana –un artificio creado por sectores de la derecha nativa, militado en las redes sociales y amplificado por los medios opositores-, la presunta liberación masiva de horribles criminales presos, no tuvo éxito en Santa Fe, donde la tensión ciudadana se centró en las grandes ciudades por el contraste entre las horas felices que transcurrieron entre el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre las salidas recreativas diarias de una hora durante la cuarta fase del aislamiento y la decisión del gobernador Omar Perotti de aguardar siete días más para analizar la aplicación de esa caricia a la salud mental de muches.

En campaña

Desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la imagen pública de Alberto Fernández no paró de crecer. Se afianzó como un presidente ejecutivo, decidido, que adoptó medidas antipáticas pero necesarias para preservar la salud, a la vez que fue estableciendo paliativos a la crítica situación económica que produce el parate.

Esos datos preocupan a la oposición que, al igual que el oficialismo, estaba preparada para otro juego distinto que el de atravesar una pandemia. En ese desconcierto, que llevó al ex presidente Mauricio Macri a afirmar el 5 de marzo que “el populismo es más peligroso que el coronavirus”, las derechas pasaron de la quietud por la sorpresa a ofensivas leves.

Primero fueron las compras con sobreprecios de alimentos, que debieron acallarse cuando se conocieron los barbijos comprados a 3 mil pesos a una empresa fantasmas y encima vencidos que adquirió el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Luego los cacerolazos para que “los políticos se bajen el sueldo”, más tarde la tensión entre “salud y economía”, la imperiosa necesidad de hacer funcionar al Congreso y, esta semana, la presunta liberación masiva de presos en la provincia de Buenos Aires.

El miércoles, cuando la bola había crecido, el presidente tuiteó: “Es conocida mi oposición a ejercer la facultad del indulto. Digo esto en momentos en que una campaña mediática se desata acusando al Gobierno que presido de querer favorecer la libertad de quienes han sido condenados”.

Agregó una aclaración: “Formulo estas aclaraciones tan solo ante la malintencionada campaña que se ha desatado en redes y medios de comunicación induciendo a hacer creer a la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales”.

Según el diario kirchnerista que se editado en Estados Unidos, The New York Time, por las mismas razones que defensores oficiales propician aquí la prisión domiciliaria, en Irán fueron liberados temporalmente a mediados de marzo 85 mil detenidos.

En abril, el parlamento de Turquía “aprobó una ley que autoriza la liberación temporal de 45.000 prisioneros. Indonesia ha liberado a unos 30.000”, dice el diario kuka editado en la lengua de Shakespeare.

En Santa Fe un par de diputados radicales quisieron instalar la preocupación, con escasa fortuna. En las cárceles locales hay hacinamiento: posee plazas para 5.774 presos, hay 6.538. Hasta el 22 de abril, según datos del Servicios Público de la Defensa brindados, se habían otorgado 50 prisiones domiciliarias y rechazado 96.

Por acá no

Omar Perotti debe haber maldecido a Fernández. Pero no debe haber sido el único gobernador que lo hizo. Con casi 40 días de aislamiento, el presidente dijo en una virtual cadena nacional, el domingo 19 de abril, que por consejo de los especialistas la cuarta fase de la cuarentena habilitaría salidas diarias de una hora a niñas y niños menores de 12 años acompañados de un adulto, a no más de 5 cuadras a la redonda del domicilio.

Una caricia al coco, que también es parte del cuerpo. Al día siguiente los jefes políticos de las dos Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Santa Fe y otras comarcas debieron asumir el rol de injustos mandatarios, al mantener las condiciones anteriores.

“El peligro sigue estando allí, por eso queremos ser muy cautos”, dijo el gobernador santafesino el lunes. Lo acompañaron los jefes comunales de Rosario y Santa Fe, donde se concentra la mayor cantidad de casos positivos de coronavirus y de población.

El miércoles su ministro de Gobierno, Esteban Borgonovo, anunció que en pequeñas ciudades se liberarán actividades económicas como talleres mecánicos, lavaderos de autos y motos, obras privadas que ocupen hasta cinco laburantes.

Y, además, que el comercio minorista podrá reabrir sus puertas –como hace un siglo- en las localidades donde los vecinos no lleguen a contarse de a cinco mil.

Perotti explicó que se tomará siete días más –hasta este fin de semana – para analizar las consecuencias de la anterior apertura de actividades comerciales a través de la venta en líneas y por delivery.

Hasta ahora, los resultados del equilibrio que busca el gobernador entre el cuidado de la salud y la liberación de las actividades productivas han sido exitosos. Entre el domingo del anuncio de Fernández y el miércoles se registró un solo caso positivo de coronavirus en la provincia. Desde que se desató la pandemia se acumulan 243 –ocupa el quinto lugar del país- y de los 214 fallecidos en la Argentina solo dos corresponden a este distrito.

 

Fuente: El Eslabón

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
  • Velocidad y resistencia

    Las leyes de reforma policial, ralentizadas en debates de intrascendentes foros ciudadanos
  • El Pozo invisible

    La sentencia del tercer juicio de la megacausa Feced invita a volver a pensar sobre la ubi
  • “La policía de Santa Fe es machirula”

    Marcelo Sain aseguró que se está trabajando en incluir mujeres en lugares de conducción y
Más por Luciano Couso
  • Las cocinas de la crisis

    La conmoción por la muerte de la dirigente de la villa 31 en CABA sacó a la superficie el
  • Amor nuestro

    Sabrina y César son docentes y bailarines. Filmaron un video interpretando una chacarera p
  • Velocidad y resistencia

    Las leyes de reforma policial, ralentizadas en debates de intrascendentes foros ciudadanos
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

El ojo blindado

Cinco dirigentes santafesinos aparecen en la lista de presunto espionaje ilegal durante el