Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La cuarentena nos pone a hacer cosas que tal vez nunca nos hayamos imaginado hacer. Internet hace posible que los saberes circulen en paralelo a los acontecimientos del mundo real. Los tutoriales pueden llegar a ser útiles en situaciones de aislamiento social como la que atraviesa gran parte de la humanidad en tiempos de coronavirus. Aunque también pueden resultar confusos e por lo tanto inútiles.

Hay muchos instructivos para confeccionar barbijos y tapabocas, principalmente en Instagram y YouTube. El que aquí presentamos surge luego de investigar algunos de éstos, consultar voces autorizadas y probarlos empíricamente.

Uno de los modelos más utilizados es la Máscara de Hong Kong (HK Mask), un tapabocas “de tela reutilizable con un filtro de capa intermedia descartable”, diseñada por el doctor K. Kwong a principios de año durante el brote de Covid-19. La gente de Estudio Ruda ha desarrollado un tutorial muy simple para coser sin máquina a partir del barbijo hongkonés.

Otro diseño, más cool y también de inspiración oriental, es el de tipo Sub Zero, basado en el que usa el célebre personaje de la saga de videojuegos Mortal Kombat.

En Rosario, las costureras de Gris Topo han desarrollado uno de estos tapabocas, y han publicado el molde para que quien lo necesite pueda hacerlo en su casa, sin necesidad de impresora o máquina de coser. “Lo saqué de Internet e hice pequeñas modificaciones después de hacerme un par de barbijos y probar”, comenta la diseñadora Lavinia Morley.

La academia de moda Asun Domínguez, de Donostia en el País Vasco, ha publicado en la web un patrón de corte con su respectivo tutorial para hacer una máscara ergonómica. “Quizás tiene demasiada forma o es demasiado larga la trompa”, observa al respecto Lavinia Morley de Gris Topo.

El uso de barbijos o tapabocas se remonta a la peste neumónica de 1910, la gripe española de 1918 y, más recientemente, a la epidemia de SARS de 2002-2003. Una de las principales críticas a su utilización es que genera un falso sentimiento de seguridad en quienes los utilizan, prescindiendo otros cuidados sanitarios como el efectivo lavado de manos y la distancia interpersonal.

Las autoridades de salud asiáticas recomiendan el uso masivo de tapabocas entre la población, en contraste con las opiniones de la Organización Mundial de la Salud y el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos. El tapabocas casero a diferencia del barbijo quirúrgico, reservado exclusivamente a personal de la Salud, “sólo sirve para disminuir riesgos de contagio a otras personas justo antes de que se inicien los síntomas”, nos recuerdan desde Gris Topo.

“También es importante lavarse las manos antes de ponérselo y evitar tocarlo al quitáserlo (tomar sólo los elásticos), después de tirar el filtro repetir el lavado de manos y poner de inmediato a lavar el barbijo con jabón neutro”, recomiendan las diseñadoras rosarinas.

En este artículo incluimos cinco talles de la HK Mask (descargar), cuatro talles del patrón diseñado por el estudio Asun Domínguez (descargar) y un modelo Sub Zero de Gris Topo (descargar)  que se puede imprimir en una hoja A4.

Todos los patrones son para confeccionar en tejidos planos, sin elastano, tales como gabardina, tela de camisas o camperas. Será importante hacerlos dobles dejando la segunda capa abierta a los costados o arriba para poder reemplazar el filtro de papel o friselina.

Tutorial

Necesitaremos tijera, lápiz, papel, plancha (opcional), tela, alfileres, hilo y agua.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Recortá el patrón correspondiente al talle que desees confeccionar.
  • Planchar la tela, siempre que sea posible, servirá de gran ayuda. Las arrugas dificultan el trabajo. Si la tela está planchada se pueden cortar dos capas desde un mismo patrón.
  • Fijá el patrón con alfileres sobre la tela o las capas de tela.
  • Cortá dos o cuatro piezas, dependiendo del espesor del tejido. Podés usar dos tipos de tela diferentes, para el interior y el forro. Las piezas se unen primero cociendo por el lado curvo.
  • Recomendamos usar el punto atrás, que se usa habitualmente para para unir piezas y es el que más se aproxima al de las máquinas de coser. Se hace de derecha a izquierda, sacando la aguja y clavándola a su derecha para formar la puntada con un punto atrás, lo que añade más seguridad a la costura.
  • Además de fijar los elásticos, que sujetarán el tapabocas por detrás de las orejas, en algunos casos será necesarias puntadas en los laterales para hacer pinzados y obtener una máscara más ergonómica. En lugar de elástico se puede usar tela con elastano (lycra u otras), que se corta de 1 centímetro de ancho, se estira y queda como un tubo, que deberemos cortar entre 12 y 14 centímetros según lo requiera el talle confeccionado.

 

Fuente: El Eslabón

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
  • Marcha virtual y realidad efectiva

    VirtualMov es una plataforma que se presenta como “herramienta integral para realizar movi
  • Blanco sobre negro

    Cuando una imagen publicada en Twitter excede ciertas proporciones, un algoritmo la encuad
  • Fierros para el pueblo

    Un nuevo panorama se avizora en el horizonte con el DNU 690/20 del gobierno nacional. Allí
Más por Javier García Alfaro
  • El saber y el sabor del trigo

    La empresa Bioceres junto a la Universidad Nacional del Litoral y el Conicet desarrollaron
  • Aquí se queda la clara

    La casa en la que nació Ernesto Guevara, ubicada en Urquiza y Entre Ríos, está en venta. U
  • Arqueología de una aparición

    Antropólogos preocupados por la demolición de un centro clandestino se topó en 2016 con un
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

La educación que cambia la vida

Gisela Silva es enfermera, la primera de su familia en terminar el secundario y la univers