El cariño por Tomás Felipe Carlovich le devolvió al fútbol lo que hacía mucho no se veía: un estadio con gran cantidad de hinchas que, intentando respetar el distanciamiento, despidieron entre lágrimas y reclamos de justicia a su máximo ídolo.

No hizo falta un partido, ni hubo cuarentena que pueda frenar el incondicional amor del pueblo charrúa por el Trinche Carlovich. De los charrúas y de los fanáticos del deporte de la redonda que también se acercaron al Gabino Sosa, donde el féretro que llevaba los restos del ídolo pisó el césped y posó con una pelota por última vez.

Tablada lloró al Trinche. Vecinos y vecinas, e hinchas de Central Córdoba se acercaron al Gabino Sosa a media mañana de este sábado para darle el último adiós al ídolo convertido definitivamente en leyenda.

La jornada también se convirtió en protesta: hubo reclamos de justicia para encontrar al o los culpables del crimen del ex jugador, a quien primero le robaron su bicicleta, y dos días más tarde, su vida.

Carlovich fue velado en Perú al 600, en una ceremonia íntima, como habían pedido sus familiares, y luego fue llevado al estadio donde supo brillar en vida y cuyas paredes resaltan la admiración por ese hombre que permanecerá por siempre en los corazones y almas charrúas.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, el semanario de papel El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Cómo se enseña en el norte santafesino

Docentes de Tostado, Villa Minetti, Villa Ocampo y Reconquista cuentan cómo se las ingenia