Un relevamiento de la seccional local del gremio que nuclea a docentes universitarios de la Universidad Tecnológica Nacional, indicó que el 30 por ciento de los profesores cuenta con dificultades para sostener clases remotas.

La  Comisión Directiva de la delegación rosarina de la Asociación Gremial de Docentes de la Universidad Tecnológica (FAGDUT), realizó un informe en el que revela “problemas  de conectividad y acceso a la tecnología” por parte de docentes de esa casa de altos estudios, que ante la pandemia deben dictar clases de forma virtual. 

Desde el sindicato indicaron que “en este contexto de pandemia es indispensable pensar en los recursos con los cuales cuentan los profesores universitarios”, y adelantaron que esta situación será planteada en paritarias: “Sin duda, por estos días la situación pone de relieve una cuestión que será uno de los principales puntos a plantear al momento de que se reanuden las negociaciones paritarias: herramientas laborales”.

Eduardo Marostica, presidente de Fagdut Rosario, consideró que “al  momento de dar clases virtuales, nos vemos bastante solos y nos rebuscamos por nuestra propia cuenta para poder llevar adelante las enseñanzas”.

En este sentido, el gremialista remarcó que “los datos relevados mediante encuesta a nivel local y nacional por Fagdut, confirman que el 30 por ciento de los docentes tienen problemas  de conectividad y acceso a la tecnología dado que el uso de internet se comparten con familiares que tienen asignado teletrabajo, sumado a esto las condiciones habitacionales del hogar”. 

Según los datos aportados por el estudio del sindicato, en referencia a las dificultades en la adaptación de contenidos presenciales a modo virtual, determinó que el 63 por ciento necesita ayuda técnica, un 43 por ciento requiere de ayuda didáctica, y un 63 por ciento comparte el espacio de trabajo con otras personas.

El relevamiento añade que “a esto se le agrega como plus que sólo el 10 por ciento ha recibido capacitaciones sobre administración de videoconferencias, lo cual impacta de lleno y pone en evidencia una falencia importante en un contexto donde la demanda de enseñanza virtual implica que casi un 90 por ciento de los docentes se encuentran utilizando el aula virtual debido a la cuarentena”. 

Los datos registrados en Rosario dan cuenta de que al 85 por ciento de los docentes le genera más tiempo el cambio de modalidad no presencial, mientras que el dato nacional marca que un 51,2 por ciento registra una creciente demanda para cumplir con las exigencias académicas.

“La Secretaría Académica se dedica a relevar si estamos cumpliendo los horarios y enumera una serie de exigencias sin tener en cuenta que estamos haciendo un trabajo por fuera del Convenio Colectivo de Trabajo”, advirtió Marostica.

“Es por estas razones –continuó– que necesitamos que la secretaría académica, especifique un marco normativo de emergencia que respalde el trabajo que como profesionales de la educación, realizamos, ya que en esta crisis se juega la identidad de la universidad pública”.

Desde el gremio indicaron que el calendario académico y otras instancias como las evaluaciones parciales y finales también se observa “con gran preocupación ya que aún no existen definiciones y reglas claras teniendo en cuenta que se aproxima la instancia evaluativa”.

Por último, desde Faddut Rosario remarcaron que “por todo lo detallado es que se exige que en lo inmediato se establezcan los programas de acompañamiento necesarios para garantizar justos derechos como trabajadores docentes y la excelencia académica”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Dura derrota del Canaya frente a Talleres en Córdoba

Central fue una sombra y perdió 4 a 1 ante Talleres,en el estadio Mario Kempes. Con esta d