Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El presidente Alberto Fernández defendió el aislamiento que se lleva adelante en el país, pero reconoció que es “una medida que tiene consecuencias y tenemos que prepararnos para afrontarlas”. Además, reiteró su compromiso con la ley de aborto.

El mandatario dijo este martes que la Argentina está en una instancia de la pandemia de coronavirus “en la que no hay antecedentes”, que es la propagación del virus en los barrios populares, situación que en Europa no existe, y aseguró que está “buscando soluciones a través de la calidad científica del país”.

En declaraciones a la radio Metro, el jefe de Estado defendió la necesidad de que la cuarentena sea estricta en barrios como Villa Azul, en la provincia de Buenos Aires, debido a la velocidad de los contagios, porque “son muy populosos y las condiciones de vida muy precarias, con muy alta cercanía”. Esa situación, sostuvo, produce “estallidos de contagios, así como también sucede en reuniones sociales como fue lo ocurrido en el baby shower, en Necochea”.

El Presidente aseguró que “está claro que en el AMBA tenemos un problema y debemos esperar cuidadosamente cómo evoluciona” la situación, pero remarcó que “el resto del país evoluciona bien”, al referirse al número de infectados por coronavirus.

Asimismo, destacó que se hizo “muchísimo con la cuarentena”, y afirmó: “Salvamos muchas vidas con la cuarentena, pero sabemos que es una medida que tendrá consecuencias y tenemos que prepararnos para afrontarlas”.

Fernández aseguró que su sueño “no es enamorarse de la cuarentena”, y sostuvo que esa medida “es el único remedio que la ciencia dice que funciona” contra el Covid-19. “¿Alguien puede pensar que me puedo enamorar de la cuarentena? ¿Ese puede ser el sueño de un Presidente? Quiero un país que produzca, que esté de pie. Estamos aplicando el único remedio que la ciencia dice que funciona”, señaló.

El mandatario destacó que le preocupa “cuidar la salud mental de los argentinos” en el contexto de la pandemia. “Nos preocupan las situaciones de femicidios, violencia de género y suicidios que se pueden dar en el aislamiento, es algo que estamos tratando desde el primer día, por eso propuse la salida de los chicos”, expresó en ese sentido, y dijo que “estamos atentos a los casos de violencia familiar en los barrios”.

En otra parte de la entrevista, dijo que “el Estado se está ocupando de los más necesitados”, y aseguró que la situación que se vive en Estados Unidos “tiene que ver con la desigualdad, no con la pandemia”. A lo que añadió: “La comunidad negra en Estados Unidos sufre a diario ese tipo de abusos y lo que estamos viendo es una reacción a la desigualdad. No nos podemos hacer los distraídos ante eso”.

Consultado sobre las manifestaciones en contra de la cuarentena, sostuvo que no entiende las protestas, pero sí “al que demanda poder trabajar”, aunque sostuvo que la decisión de la cuarentena “no es un hecho arbitrario”.

Alberto remarcó que desde el Gobierno se trabaja desde el primer momento en las “consecuencias psicológicas del aislamiento”, dijo que el hecho de que los chicos no puedan salir a la calle “es una consecuencia no querida” de la cuarentena, y por eso reconoció que “por recomendación de los médicos” se habilitaron salidas el fin de semana.

“Pedimos con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el G-20, que toda la información sobre la vacuna del coronavirus sea socializada por todos los países. Es lo mejor que puede pasar”, apuntó el primer mandatario.

Por otra parte, aseguró que no mandó a “parar ningún Tribunal, ni ninguna Cámara ni el Congreso”, sino que son decisiones de cada poder que lo “exceden”, y dijo respecto al Impuesto a la Riqueza que “se está moviendo y lo están trabajando” al proyecto en la Cámara de Diputados, pero dejó claro que no depende de él.

Consultado sobre los créditos UVA, aseguró que “ese tema abarca a un número chico de los deudores hipotecarios”, y manifestó que “de todos modos, nos hemos ocupado de ellos. Vamos a seguir a ayudando a los trabajadores que lo necesiten”.

Compromiso intacto con la ley de aborto

Alberto Fernández sostuvo este martes que la ley del Aborto Legal, Seguro y Gratuito la va a mandar al Congreso, que tiene el “compromiso” y la “convicción” de hacerlo, pero dejó en claro que ahora le “urgen otros temas”, como “el hambre de la gente, el comerciante, el profesional independiente”.

“La ley del aborto la voy a mandar al Congreso, es un tema que debemos resolver, tengo más que un compromiso, tengo una convicción, pero la verdad es que ahora tengo otras urgencias. Me urge el hambre de la gente, el comerciante, el profesional independiente”, asumió el jefe de Estado en la entrevista con radio Metro.

Fernández subrayó que “lo único” que le está sobrando “son problemas” para tratar de “hacer frente a todos y que todo este esfuerzo no sea en vano”.

El Presidente había anunciado el 1 de marzo, en la apertura de la Asamblea Legislativa, que en los próximos diez días iba a presentar “un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo”, pero la situación sanitaria por el coronavirus se interpuso en el camino.

La norma iba a llegar al Congreso acompañada de otro proyecto para instaurar el “Plan de los mil días”, una iniciativa que, durante dos años, garantizará la atención y el cuidado integral de las mujeres embarazadas de bajos recursos y de sus hijos o hijas, para “reducir las tasas de mortalidad y desnutrición, proteger los vínculos tempranos, el neurodesarrollo y la salud de madres e hijos de manera integral”.

Pocos días después, el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia al coronavirus, comenzaron a ocupar las pantallas las imágenes del descontrol que generaba esta enfermedad en Europa y luego, ya con casos en Argentina, el 19 de marzo, el gobierno nacional declaró el aislamiento social, preventivo y obligatorio para todo el país.

El Poder Legislativo entró en un parate, así como también el Poder Judicial, y las urgencias que trajo aparejada la cercanía de la pandemia llevó al Poder Ejecutivo a abocarse a contar con la capacidad sanitaria para atender un previsible aumento de infectados y a solucionar los problemas que se iban presentando en los diferentes sectores de la sociedad.

El 6 de mayo, Alberto volvió a manifestar su compromiso con la legalización del aborto, pero sostuvo, en el mismo sentido que lo hizo este martes, que si bien la propuesta está “lista”, no la presentó en el Congreso porque existen “otras urgencias” en medio de la pandemia por el coronavirus.

De esta forma, el Presidente volvió a darle aire al debate de la legalización del aborto, que había arrancado como uno de los temas de discusión del año, pero con la aparición del coronavirus quedó fuera de la escena.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario registró 53 contagios y la provincia 143

A nivel país, este lunes 10 se reportaron 7.369 nuevos casos y 159 muertes. En Santa Fe, l