La pandemia de coronavirus, más la crisis en la que subsumió al país el macrismo y la gestión de los Ceos, tiene a mal traer a los emprendimientos de comunicación autogestivos. Pero Daniel Fosarolli, uno de los fundadores y referentes de Radio Comunitaria Aire Libre, un medio popular con más de tres décadas de vida, no se asusta: recuerda las sucesivas crisis del país a las que pudieron sobreponerse, en especial las más profundas como las últimas de Macri, las del 2001 o las de la era del menemismo. “Las pasamos todas y acá estamos. Cuándo nos preguntan cómo hicimos para sobrevivir les decimos que no sabemos. Peró lo que sí sabemos es que son estos momentos difíciles con pandemia incluida cuando más nos gusta hacer periodismo, porque es cuando nuestra gente más nos necesita ante el bombardeo de mentiras desde los grandes medios”.

Fosarolli, también referente del Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco) e integrante de la Coalición para una Comunicación Democrática, se fastidia porque al sector de la comunicación autogestivo y popular se lo ningunea, sobre todo desde el Estado, porque no se lo trata como al resto de los medios comerciales y a veces, comenta, hasta se duda si es sustentable. “¿Cómo no vamos a ser sustentables se llevamos 31 años de existencia y pasamos por todas las crisis?”, se pregunta entre risas. Pero a la hora de reflexionar sobre el rol del periodismo se pone serio y vuelve a plantear una idea básica que en los grandes medios se falsea una y otra vez, la del periodismo objetivo o independiente. Y apela a la ética del comunicador como el último gran reservorio de la dignidad de este oficio.

 

—Entre tanto ruido mediático y pandemia se diluyen las reflexiones sobre el periodismo ¿Cómo lo ves hoy?

—El periodista es un comunicador que tiene supuestamente algo para decir. O tiene él mismo algo para decir o una empresa lo contrata para que diga lo que la empresa tiene para decir. O puede ser un periodista que trabaja en forma independiente en un medio comunitario, cooperativo, alternativo, en donde también esa organización tiene cosas para decir. Entonces, todo periodista, todo comunicador, responde a determinados intereses, algunos son intereses mezquinos, privados particulares, egoístas y otros son intereses colectivos. Esa es la diferencia entre trabajar para una empresa de medios o trabajar en forma colectiva en un medio cooperativo, comunitario, donde se debaten las ideas y se logra un consenso en función de emitir un mensaje que por lo general, las organizaciones sociales tienden a que sea de bien público, de bien común, para generar, para producir, para incentivar el bienestar común. Pero además, el periodista es una persona, con un punto de vista subjetivo, es decir, entonces nadie hace periodismos objetivamente sin ningún condicionamiento, es falsa esa idea de que existe un periodismo independiente,

—Y los intereses mezquinos que hacen hablar a ciertos periodistas hoy quedan al desnudo, sobre todo en momentos tan delicados como este en donde una pandemia trastocó todo…

—En momentos como este, cuando pasan cosas como ésta, es cuando a los medios populares más ganas de hacer cosas nos da para que le vaya mejor a la gente, para que la sociedad no esté peor, es cuando más necesitamos hacer comunicación, cuando más necesitamos hacer periodismo,

—¿Cuáles son las líneas de trabajo desde el periodismo popular en tiempos de pandemia?

—En principio la premisa desde donde comunicar que tienen los medios populares es cuidar la vida de la gente, que no haya gente que muera por esta enfermedad, porque para nosotros no sobra nadie. Probablemente para alguna empresa de medios, con otro tipo de intereses e inversiones en distintos lugares por ejemplo en fondos de pensiones o de salud, les debe parecer que debe sobra mucha gente mayor. Nosotros buscamos la forma de no disparar informaciones dudosas, buscar datos certeros, no inventar noticias para que respondan a determinados intereses políticos o económicos, se intenta brindar la información necesaria pero también fomentar que la gente se cuide, porque es falsa la idea que esto es economía versus salud. No es verdad que si se libera la cuarentena va a resurgir la economía y que una persona se puede quedar en casa sin nada para comer, siempre los medios nos llevan hacia el blanco o el negro. Nosotros debemos tratar de buscar, analizar y reflexionar sobre lo que está pasando y no dejarnos arrastrar por los grandes medios que nos llevan a una dicotomía entre una cosa o la otra, hay que buscar un equilibrio. Y la verdad, me compadezco de los gobiernos de turno tanto nacional provincial y municipal, en cada rincón de nuestro país tomar una determinación en esta situación debe ser tremenda.

—A la vez, la situación desde los medios autogestivos también es muy complicada.

—Venimos de un período de cuatro años de macrismo y aún en último tiempo con el nuevo gobierno en donde se nos complica mucho hacer un periodismo sustentable económicamente, los compañeros que trabajan en los medios autogestionados son trabajadores, periodistas, a los que se nos dificulta poder acceder a un ingreso mínimo para poder sostener una familia, y encima muchas veces no podemos contar obra social o con los beneficios que cuentan los periodista empleados de algún medio. La situación de los periodistas de los medios populares y comunitarios es mucho más crítica que en los grandes medios comerciales pero la gran diferencia que nosotros en estos momentos tenemos más ganas de comunicar y hacer lo posible para seguir buscando la verdad, la información que necesita la gente para que no haya  desesperación. En estos momentos de crisis por la pandemia se pueden generar cosas muy perjudiciales para la gente si los medios de comunicación no hacen un tratamiento adecuado de la información. Se puede disparar una verdadera locura.

Fuente: El Eslabón

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Ernesto Ávila
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

La inflación de 2021 en Santa Fe acumuló un 50,7%

De acuerdo al registro del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), en diciemb