Federico Tonarelli, vicepresidente del Hotel Bauen de Buenos Aires, valoró el respaldo nacional a las emprendimientos autogestivos aunque advirtió que el sector sigue discriminado.

Federico Tonarelli, vicepresidente de la cooperativa de trabajadores del Hotel Bauen y referente de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta), resaltó que “lo que se consiguió es la reactivación del Programa de Trabajo Autogestionado que existe desde el 2004, que depende de la Secretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo”.

El programa consiste en cinco líneas de asistencia para las cooperativas de trabajo. “La primera de esas líneas, es una asistencia económica individual para cada compañero y compañera de la cooperativa por los meses de junio y julio, que son $6.500. Y se logró que se prolongue dos meses más por agosto y septiembre con el monto de $16.500”, describió en una entrevista al programa Abramos la Boca de Radio Gráfica.

Para acceder al mismo, el entrevistado señaló que tienen que “realizar una serie de presentaciones, y armar una carpeta con el listado de asociados”. “Los papeles de las cooperativas que se suelen presentar siempre: acta de consejos, asamblea, estatutos, etc”, remarcó.

“Necesitamos ser asistidos de la misma forma que un laburante asalariado”

El representante de los trabajadores explicó: “Nosotros comenzamos a plantear esto con mucha fuerza, -cuando digo nosotros no me refiero solo a nuestra federación, sino al movimiento y a todas las organizaciones-, por una cuestión de que consideramos justo o bien que nos incluyan en la ATP o bien que se utilice la herramienta para que se elevara el monto a $16.500, como el mínimo, porque sino había una discriminación entre un trabajador asociado a una cooperativa y un trabajador asalariado. Esto no debería ocurrir”.

“Estamos de acuerdo con las medidas de protección de la salud que lleva adelante el Gobierno”, exclamó, a pesar de que el sector en el que se desempeña la cooperativa sea uno de los más afectados por la pandemia.

“Nuestras cooperativas están paradas desde el 20 de marzo. Son muy pocas las incluidas dentro de los servicios esenciales, mientras se pasa por una crisis económica brutal. Entonces consideramos que para que cada uno de nosotros y nosotras podamos seguir en casa haciendo el aislamiento como corresponde, necesitamos ser asistidos de la misma forma que un laburante asalariado”, indicó.

En cuanto a cómo se piensa al mundo del trabajo en estos tiempos de pandemia, el referente sostuvo que están “convencidos que hay que cambiar de lógica, y empezar a entender que hoy el trabajo no solo se divide en trabajadores asalariados, y trabajadores autónomos, sino también existe la categoría de trabajador autogestionado, asociado en una cooperativa”.

Las empresas recuperadas “superan en volumen de facturación y en cantidad de trabajadores a la media de las Pyme, producimos bienes y servicios, somos un eslabón de la economía nacional”, evidenció.

“También existe la categoria de trabajador autogestionado, asociado en una cooperativa”

“El cooperativismo de trabajo crece como una herramienta más, no solo de trabajadores que han sufrido el cierre de sus empresas como es nuestro caso, o como el de la Gráfica Patricios, sino también en infinidad de compañeros que deciden asociarse y formar su propia cooperativa de trabajo como modelo de producción democrática, solidaria y horizontal”, expresó.

Y agregó: “El cooperativismo de trabajo crece en el mundo, y en la medida que el neoliberalismo concentra cada vez más la economía, concentra en pocas manos el capital, deja millones de trabajadores en desocupación. Más allá de la pandemia, esta opción de trabajo continúa avanzando y se ha convertido en una herramienta más para el mundo del trabajo”.

El representante precisó que “el cooperativista es antagónico a un trabajador autónomo”. “Nosotros trabajamos de manera colectiva, sin embargo, nos incluyen en la seguridad social al monotributo como si fuésemos personas sueltas que trabajamos de manera autónoma”.

“El gobierno entendió que somos monotributistas. Por lo tanto estamos cubiertos en la asistencia a partir del ingreso familiar de emergencia (IFE), y no es correcto”, advirtió. Y continúo: “Primero hay compañeros que si tienen algún ingreso registrado del grupo familiar, no lo cobraron. Y en todo caso, insistimos, es un asistencia al trabajador autónomo, monotributistas. Si bien lo somos, lo somos a pesar nuestro porque nosotros nunca quisimos serlo”.

“Siempre propusimos el armado de un régimen propio para el trabajador asociado a una cooperativa”, reveló y subrayó que “es hora que empiecen a vernos como lo que verdaderamente somos, y que se empiecen a generar políticas públicas para el sector que todavía no se han generado. Estamos en este camino”.

A partir de la llegada de Alberto Fernández a la presidencia, se creó la Dirección de Empresas Recuperadas en el Ministerio de Desarrollo Social, el registro de Cooperativas de trabajo devenidas de empresas recuperadas, y hay una coordinadora dentro del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía social para estas compañías.

“Cuando empezábamos a apoyar a la mirada en cómo solucionar los problemas de las cooperativas que en la media tienen entre 17 y 20 años, aparece la pandemia, y la asistencia comenzó a bajar”, observó.

Entrevista realizada por Mauro Cavallín y Camila Hernández Benítez en Abramos la Boca ( lunes a viernes de 16 a 18hs) / Redacción por Carolina Ocampo.

Noticias relacionadas:

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario en tus dispositivos por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Con uno menos, el Canaya superó al Guapo

Central le ganó por 3 a 1 a Barracas este sábado por la fecha 12 del torneo de Primera Div