Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El presidente consideró “miserable” la actitud de algunos dirigentes de relacionar al gobierno con la muerte del ex secretario de CFK Fabián Gutiérrez, que hasta ahora aparece como un crimen sin móvil político.

Insinuar que el crimen del ex secretario presidencial ocurrió por la llamada causa de los cuadernos “y que el gobierno puede estar involucrado es realmente una actitud tan miserable que es muy difícil de entender”, sostuvo el presidente Alberto Fernández

El mandatario afirmó que “es canallesco” sembrar dudas sobre la muerte del empresario y ex secretario presidencial Fabián Gutiérrez y entendió que “solamente insinuar” una vinculación con el Gobierno “es una actitud tan miserable que es muy difícil de entender”.

Gutiérrez fue encontrado asesinado y enterrado este sábado en una casa de la localidad santacruceña de El Calafate y por el crimen fueron detenidos cuatro sospechosos, uno de los cuales confesó el hecho ante la Justicia. De acuerdo con los primeros resultados de los peritajes, el hombre presentaba golpes principalmente en la cabeza y un corte en el cuello.

El empresario y ex secretario presidencial Fabián Gutiérrez.

El juez de instrucción Penal de El Calafate a cargo del caso, Carlos Narvarte, aseguró a la prensa que la principal hipótesis sobre el hecho apunta a un crimen vinculado con un robo, con lo cual descartó el móvil de un crimen político.

“Todos queremos saber qué pasó con Fabián Gutiérrez, quién lo mató, cuáles son los móviles, pero insinuar que eso ocurrió por motivos de la causa que se conoce como la causa de los cuadernos y que el gobierno puede estar involucrado es realmente una actitud tan miserable que es muy difícil de entender”, expresó el presidente en una entrevista con radio Milenium que reprodujo Télam.

Cuestionó que la actitud como un “abrir la grieta y generar discordia en un momento en que todos la estamos pasando mal” por la pandemia de coronavirus. “Pedimos que se esclarezca (el crimen) y que los responsables se hagan cargo, el resto es toda una fabulación de una parte de la oposición que no entiende lo que pasa en la Argentina, sí lo entienden los opositores que gobiernan, los otros tiran piedras y escriben este tipo de cosas, carentes de toda responsabilidad”, planteó.

Insistió con que, no toda la oposición, sino ciertos dirigentes de Cambiemos “inculpan y acusan con una facilidad que por momentos es espeluznante” y entendió que “a eso se suman los que quieren dividir”.

“Vinimos a terminar con un tiempo de enfrentamientos, a terminar con la grieta, a hacer las cosas mejor de lo que las hicimos en su momento”, expresó el presidente.

“Que se animen a firmar un documento sembrando dudas sobre la muerte de Gutiérrez es canallesco”

Fernández se refirió así a un comunicado difundido el sábado por los presidentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica, titulado “Un crimen de extrema gravedad institucional”, en el que reclamaron el apartamiento de la investigación de la fiscal Natalia Mercado por su vínculo familiar con la vicepresidenta Cristina Fernández.

“Que se animen a firmar un documento sembrando dudas sobre la muerte de Gutiérrez es canallesco”, expresó el jefe de Estado y llamó a la “reflexión” a la dirigencia porque, dijo, “si nos ganan los que odian estamos muertos como sociedad”.

“El aprovechamiento para reinstalar un tema penoso, que necesita ser juzgado seriamente, que necesita razonabilidad jurídica, de jueces probos que se ocupen del tema, es de una miserabilidad absoluta”, opinó.

El presidente hizo un llamado a la reflexión e insistió: “Todos lamentamos lo que ocurrió, pero qué vínculo tiene eso” —se preguntó– con la denominada causa de los cuadernos.

“Si uno mira fríamente (el hecho) no sé quién se beneficia con la muerte de Fabián Gutiérrez porque lo que declaró (en la causa cuadernos) está firme y es válido y no (ocurre que) porque se murió esa declaración no vale”, explicó Fernández y recordó que el ex funcionario declaró como imputado en ese expediente.

“Piensen un segundo quién puede ganar con esta muerte; le pido a la gente que reflexione un instante porque intentan confundirla de manera permanente; no nos dejemos llevar por los odiadores de siempre, no es el camino ése”, reiteró.

La hipótesis de una posible pelea o un robo

El juez que investiga el homicidio de Gutiérrez, enterrado en una casa de la localidad santacruceña de El Calafate, dijo que resolverá los pedidos de excarcelación de los cuatro detenidos y que por el momento las hipótesis apuntan a “una pelea” o un “robo”.

“Todo indica que pudo haber sido un desacuerdo, luego una pelea, o un móvil del robo”, indicó esta mañana a Radio Mitre el juez de Instrucción Penal de dicha localidad de Santa Cruz, Carlos Narvarte, y al ser consultado sobre un posible móvil político respondió: “En principio, esa cuestión no se observa en esta causa”.

El juez también aguardaba los resultados de la autopsia que se realizaba en Río Gallegos, adonde el cuerpo fue trasladado esta madrugada de domingo.

“Ya se hicieron las pericias en el domicilio de Gutiérrez, en su rodado, en el lugar donde fue encontrado (el cadáver) y yo ya indagué a todos los presuntos responsables”, explicó el magistrado, quien este domingo tiene que resolver un pedido de excarcelación de los defensores.

A su vez, el juez también aguarda los resultados de la autopsia que se realizaba en Río Gallegos, adonde el cuerpo fue trasladado esta madrugada.

Para el juez, la muerte de Gutiérrez se trata de “un homicidio que podría ser calificado por el número de personas” y que “todo indica que pudo haber sido un desacuerdo, luego una pelea, o un móvil del robo” entre la víctima y uno de los sospechosos detenidos.

Respecto de este último, el magistrado contó que “no se autoincriminó, sino que hizo una declaración que ayudó a dar con el cuerpo y puso al resto de las personas en el lugar del hecho”.

“Hay testimonios que indican una posible amistad o relación íntima” entre ese detenido y Gutiérrez, relató Narvarte, quien por esa razón se inclina por hipótesis de “la desavenencia de entre dos personas”.

“Después del hecho hubo una situación en la que se limpió la escena y se colaboró para llevar al cuerpo a otro lado, y ahí hay ciertos grados de participación que tengo que determinar”, indicó y agregó: “Tampoco lo veo por el lado de lo extorsivo (…) La hipótesis que cobra más peso es la del desacuerdo o desavenencia”.

Por último, el juez también aclaró que “por ahora no surge que tuviera negocios” con los sospechosos, aunque remarcó que faltan elementos por valorar, por lo que “no hay que adelantarse”.

El hecho fue descubierto este sábado por la mañana en los fondos de una casa de la calle Cañadón Seco, del barrio Aeropuerto Viejo, de El Calafate, a unos 250 kilómetros de Río Gallegos, y de acuerdo a los primeros resultados de los peritajes realizados por los médicos forenses que revisaron el cuerpo, Gutiérrez presentaba golpes principalmente en la cabeza y un corte en el cuello.

Narvarte aseguró a la prensa que el cuerpo fue hallado envuelto en una sábana y que estaba vestido.

Según los investigadores, todo comenzó el viernes, cuando se recibió una denuncia sobre la desaparición de Gutiérrez, quien no contestaba las llamadas y no había sido hallado en su domicilio. De inmediato, por orden del juez Narvarte se realizaron las primeras diligencias en el domicilio del empresario, quien vivía solo en una casa de la calle Perkins y padre Alberto D´Agostini de la villa turística, la cual se hallaba totalmente revuelta.

A su vez, en ese lugar fue hallada una campera con sangre, precintos plásticos y manchas de sangre en distintos sectores de la casa. Los pesquisas de la Policía de Santa Cruz determinaron luego que, durante la noche previa (es decir del jueves), Gutiérrez había sido visto con un joven de unos 20 años que era conocido suyo, por lo que los investigadores se dirigieron a su domicilio.

Ese joven, identificado por los investigadores judiciales y policiales como Facundo Zaeta, quedó demorado y es uno de los principales sospechosos del crimen, dijeron las fuentes.

Tras esta detención, el juez ordenó de urgencia otros tres allanamientos durante la madrugada del sábado, en los que fueron apresados otros tres sospechosos, identificados como Agustín Zaeta –hermano del anterior–, Pedro Nicolás Monzón y Facundo Gómez, todos de entre 20 y 25 años.

Uno de los cuatro detenidos fue quien declaró durante una indagatoria ante el juez Narvarte y aportó los datos fundamentales para el hallazgo del cadáver de Gutiérrez.

Por su parte, el sábado por la tarde fueron indagados por Narvarte los restantes tres sospechosos detenidos, quienes se negaron a declarar.

Los orígenes políticos de Gutierrez

El empresario Víctor Fabián Gutiérrez era miembro de una reconocida familia peronista de Río Gallegos, donde conoció al ex presidente Néstor Kirchner y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y llegó a ser secretario de ambos, sintetizó Télam.

El año pasado, había sido procesado por ser el supuesto coautor del delito de lavado de dinero en el marco de un expediente vinculado con la causa de los Cuadernos, luego de que se convirtiera en «arrepentido», aunque nunca aportó hechos significativos en la causa.

Gutiérrez militó de adolescente en las filas del peronismo de Río Gallegos donde su madre, Teresa García, fue durante muchos años la interventora de la Caja de Servicios Sociales de Santa Cruz.

En 1995 comenzó a trabajar junto a Néstor Kirchner en su segundo mandato como gobernador de Santa Cruz y con el correr de los años se convirtió en uno de los hombres de confianza del mandatario patagónico, por lo que trabajó en la campaña presidencial de 2003 y así llegó a ocupar un cargo en la Rosada.

Gutiérrez, quien siempre mantuvo negocios empresariales paralelos a su actividad pública, se desempeñó mayo de 2003 y 2005 como secretario de la Presidencia de la Nación y fue secretario adjunto de la Presidencia entre diciembre de 2007 y enero de 2010.

También en algunos periodos acompañó a la vicepresidenta Cristina Kirchner cuando fue senadora y diputada nacional.

Luego de distanciarse del entorno de la expresidenta, el exsecretario privado tuvo varios emprendimientos en Santa Cruz y también en la provincia de Buenos Aires, donde instaló una concesionaria de autos de alta gama en el municipio de San Isidro.

El nombre de Fabián Gutiérrez llegó a Comodoro Py por primera vez en la declaración del exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, quien había señalado a Gutiérrez como quien le dio las órdenes de movilizar el dinero con el que fue detenido en un convento bonaerense en 2016, pero luego el exsecretario presidencial lo desmintió.

En noviembre del año pasado, el juez federal Claudio Bonadio había procesado a Gutiérrez como supuesto coautor del delito de lavado de dinero en el marco de un expediente vinculado con la llamada causa de los Cuadernos.

Gutiérrez, a quien el fallecido juez le trabó un embargo por 900 millones de pesos, fue procesado junto a una decena de empresarios, en su mayoría de Santa Cruz.

Un año antes, Gutiérrez había decidido convertirse en uno de los arrepentidos ante el fiscal Carlos Stornelli, en la causa que se puso en marcha con las fotocopias de las supuestas anotaciones de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta que describió en sus escritos el presunto funcionamiento de una red para cobrar coimas vinculadas con la obra pública

Fuente: Télam

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Proponen fondo de fomento para medios comunitarios, cooperativos y populares

Representantes de diversos medios populares de la provincia junto al diputado Carlos Del F