Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Según el informe elaborado por el Observatorio Social del Transporte, 2019 registró una “histórica caída” del sistema de colectivos. Aún no había rastros de coronavirus pero sí de macrismo. Aseguran que el gobierno de Fernández triplicó los subsidios para el interior del país, pero la pandemia “reavivó la crisis”. Al respecto, el edil del Frente de Todos-PJ, Eduardo Toniolli, impulsa un Fondo Anticíclico para atenuar la crisis del servicio.

El concejal Toniolli presentó este martes el relevamiento del OST, en el que se exhibe la crisis del sistema de colectivos urbanos, incluso antes de que el coronavirus llegue a estas tierras. Claro, con la pandemia mediante, la cosa empeora aún más.

El estudio recuerda que la Secretaría de Movilidad de la Municipalidad elevó el 29 de junio al Concejo el estudio de costos del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), correspondiente al mes de febrero de 2020. “Este es el primero que se recibe de la administración municipal asumida en diciembre de 2019, y dado que el último enviado por la gestión anterior data de junio de 2019, transcurrieron doce meses durante los cuales el Ente de la Movilidad no suministró datos sobre el desenvolvimiento de una de las actividades con más impacto ciudadano”, denuncia el escrito.

“Las cifras que exhibe el Estudio son avasalladoras: 2019 fue el peor año del TUP de las últimas cinco décadas. Durante 2019 se registraron 96 millones de viajes pagos, una caída del 44 por ciento respecto de la media anual de 170 millones de viajes durante el lapso citado”, señala el relevamiento, y sigue: “Respecto del recorrido de las unidades, los 47 millones de kilómetros recorridos durante 2019 son inferiores en 25 por ciento a la media anual de 63 millones de kilómetros en el mismo período”.

En este sentido, desde el Observatorio local indican que “en ambos indicadores, las cifras de 2019 son peores que las registradas en 2002 (125 millones de viajes y 53 millones de kilómetros recorridos) como consecuencia de la crisis desatada durante el año anterior”.

Este gráfico ilustra la evolución de ambos indicadores

“El contraste es mucho mayor –continúa el informe– si se compara con los respectivos indicadores máximos. La cantidad de pasajeros pagos en el TUP durante 2019 es inferior en un 58 por ciento al máximo de 226 millones de viajes registrados en 1986. En cuanto al recorrido anual de las unidades del TUP, los 47 millones de kilómetros del año 2019 representan un 44 por ciento menos que el máximo de 84 millones de kilómetros registrados durante 1994”.

Desde la entidad analizan que “esto reviste especial significación dado que este indicador está directamente relacionado con la cantidad de servicios ofrecidos al Público, dejando claro que esto ha impactado gravemente en las frecuencias, siendo uno de los factores que notoriamente más desalienta el uso del TUP y que explica esta retracción de cantidad de usuarios que culmina con el desastroso resultado del año 2019”.

Además, el relevamiento hace hincapié en “la caída de las cifras entre 2016 y 2019 como consecuencia de la retracción económica y el recorte de subsidios nacionales durante la administración Macri, con impacto directo en el aumento desproporcionado de la tarifa del TUP y su correlato en la baja de pasajeros”. Y agregan: “Esto afectó al índice pasajero / kilómetro, indicador fundamental para el cálculo del costo del servicio del TUP.

Este gráfico muestra su evolución durante los últimos años según indicadores oficiales

Siguiendo con las consecuencias del macrismo, el trabajo impulsado por el concejal Toniolli remarca que “la evolución de la distribución de subsidios durante 2016-2019 muestra la baja del aporte de la Nación durante la administración Macri, el relativo mantenimiento de los aportes por parte de la Municipalidad, y el aumento extraordinario del aporte de la Provincia durante 2019 –que pese a todo no logró compensar la caída del subsidio nacional–; luego en febrero 2020 destaca la recuperación dispuesta por la nueva administración nacional desde diciembre de 2019, que aún no refleja su real impacto dados los apenas tres meses transcurridos desde su instrumentación.

El informe del Observatorio Social del Transporte reitera que “este panorama refleja la situación al mes de febrero de 2020, no incluyendo el impacto ulterior de la pandemia del virus Covid-19, que obligó al establecimiento de medidas de cuarentena que, con diversos grados de aplicación a lo largo de los últimos meses, han necesariamente reducido las actividades de la comunidad y lo que requerirá de un cuidadoso seguimiento para sostener al transporte público, compromiso al que estamos firmemente adheridos”.

Recursos para el TUP

“La pandemia destruyó los ingresos por corte de boletos del TUP, y licuó el Fondo Compensador Municipal, conformada con tributos de actividades que se han visto paralizadas o funcionan a medias”, afirmó el edil justicialista Eduardo Toniolli al impulsar el Fondo Anticíclico del Transporte, junto con sus compañeras de bloque Norma López y Alejandra Gómez Sáenz.

“La propuesta de creación de este Fondo recoge diversas iniciativas impulsadas en años anteriores”, explicó el concejal, y añadió: “No entendemos esto como un aporte «solidario» de algunos sectores, lo enmarcamos en la lógica que siempre hemos planteado para financiar el TUP”.

La iniciativa consiste en “aumentar de 29 a 36 por mil la alícuota del Drei a bancos y financieras, y de 6,83 a 15,75 por mil la de los puertos que operan en Rosario” con lo cual “se pueden obtener 162 y 20 millones de pesos anuales más respectivamente, es decir 182 millones de pesos extra de recaudación, que ascienden a un 32 por ciento del total del Fondo Compensador Municipal de los doce meses previos a la pandemia, que fue de 556 millones de pesos”.

“No entendemos esto como un aporte solidario, lo enmarcamos en la lógica que siempre hemos planteado para financiar el área: el transporte público no le sirve solo a los usuarios, es la columna vertebral del funcionamiento de la vida económica de una ciudad, por lo tanto es lógico que actividades económicas que se sirven de ese servicio, aporten a su funcionamiento, y más en una época de crisis”, señalaron los autores de la propuesta.

Por último, aclararon que “las actividades a las que se pretende aumentar el gravamen han sido cuidadosamente seleccionadas, en la medida que han seguido manteniendo sus facturaciones extraordinarias incluso durante la pandemia, y además –por sus características– no pueden trasladar esos aumentos a sus clientes”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto extendió el aislamiento y habrá Fase 1 para “zonas rojas”

El presidente Alberto Fernández anunció este viernes la prórroga del aislamiento social, p