Pizza con fake news

En 2016, Edgar Welch tomó su fusil de asalto, entró a una pizzería de Washington y comenzó a disparar. Admirador de Trump e intoxicado por los medios de derecha, iba a buscar una red de pedofilia comandada por Hillary Clinton.