Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La localidad de Veles, en la República de Macedonia, supo ser la principal proveedora de porcelana de la ex Yugoslavia, país del que formó parte hasta 1991. Pero luego vino la desindustrialización y la desocupación (que llegó a superar el 26 por ciento en 2016). El salario anual promedio apenas alcanza los cinco mil dólares. Los jóvenes se cuentan entre los grupos más afectados, y les resulta muy difícil ganarse la vida.

En 2016, durante la campaña presidencial que en EEUU enfrentó a Donald Trump con Hillary Clinton, muchos de esos jóvenes encontraron un negocio muy lucrativo: crear portales de noticias falsas pro-Trump, destinadas al público estadounidense, y ganar dinero a través de las publicidades que conseguían para sus muy visitados sitios, que llegaron a ser más de mil en toda Macedonia y más de 150 en Veles, localidad de 45 mil habitantes situada al sur de la capital de ese país, Skopje.

El salario promedio en Macedonia no llega a la mitad de lo que se puede ganar en un día en la web publicando falsías. Muchos jóvenes, incluso, no dudaron en abandonar la escuela para dedicarse a tiempo completo a este trabajo.

Nadie los contrató. No formaban parte del equipo de campaña de ninguna agrupación, ni actuaban en forma coordinada.

Estos muchachos trabajaban por su cuenta. Cada click en alguno de sus sitios les representaba dinero: “el click se monetiza”, como se suele decir en el lenguaje de la publicidad on line.

A través de Google AdSense, por ejemplo, se puede convertir cada click en dinero. Según el propio gigante tecnológico “Google AdSense es, junto con Google Ads, uno de los productos de la red de publicidad en línea de Google. Básicamente, permite a los editores obtener ingresos mediante la colocación de anuncios en sus sitios web, ya sean de texto, gráficos o publicidad interactiva avanzada”.

“Google AdSense ofrece a los editores una forma de obtener ingresos con su contenido online. AdSense elige los mejores anuncios para su sitio web en función de su contenido y de los usuarios que lo visitan. Estos anuncios los crean y pagan anunciantes que quieren promocionar sus productos. Como ellos pagan un precio diferente por cada tipo de anuncio, la cantidad que usted gane será variable”, explica la empresa.

A los jóvenes de Macedonia les importaba poco y nada las elecciones de EEUU. Y no eran pro-Trump. Solo lo eligieron porque era más redituable. Los partidarios del magnate son más propensos a visitar sitios en los que se difunden mentiras, falsas conspiraciones e injurias. Y no les importa si son ciertas o no, mientras alimenten sus prejuicios, su racismo y su odio.

“La idea fue simple, se dieron cuenta de que a los votantes de Trump no les interesaba si una noticia era verdadera o no, solamente hacían click en los enlaces para leerla y compartirla. Esto generaba que por cada click en las páginas de los jóvenes de Macedonia, subiera el dinero en su cuenta bancaria”, explica el sitio Clapps! en la nota titulada “Macedonia, fábrica de fake news”.

La metodología que muchos utilizaron fue sencilla: elegían una noticia que era tendencia en EEUU y la hacían más sensacionalista, señala Clapps! Entre ellas el falso apoyo del papa Francisco a Trump, o la historia de que el actual presidente golpeó a una persona del público mientras daba un discurso de campaña por contradecirlo.

News Today, Usa Newsflash, USA Politics, TrumpVision, Usapoliticsonline, DonaldTrumpNews, y USADailyPolitics, por solo dar unos pocos ejemplos, hicieron las delicias de los estadounidenses pro-Trump que buscaban historias y conspiraciones para votar al magnate y, sobre todo, abonar su odio a Hillary Clinton, que aparecía demonizada hasta límites delirantes.

“Sí, la información en los blogs es mala, falsa y malinterpretable, pero la lógica es que «si hace que la gente clique en ella y se meta, la usamos»”, afirma un estudiante universitario en declaraciones al sitio estadounidense especializado en seguimiento de contenido viral BuzzFeed. “Pensé: ¿qué es lo que más puede interesar a los estadounidenses?, y era esto o el rugby”, explicó Teador Indov, un estudiante de informática e ingeniería de 22 años. “No sé si lo que traduzco de otras webs es verdad, solo lo hago por los Google Ads”, comentó al sitio Meta.mk, que se autodefine como “agencia de noticias independiente de Macedonia” y que publica en macedonio, inglés y albanés.

Es enorme la cantidad de material que existe en la red sobre este caso. Las principales cadenas informativas de EEUU viajaron a Veles y entrevistaron a los jóvenes fabricantes de noticias falsas. Pueden verse en YouTube, por ejemplo, el del canal estadounidense NBS News titulado “Cómo adolescentes macedonios excluidos ganaron miles de dólares publicando mentiras” (“How a Partying Macedonian Teens Earns Thousands Publishing Lies”), o el de la cadena, también de EEUU, MSNBC: “Adolescente de Macedonia ganó muchos dólares con las noticias falsas” (“Macedonian Teen Earns Big Bucks from fake news”).

En ambos informes se entrevista a un joven de 18 años que se dio a conocer con el nombre ficticio de Dimitri y no mostró su rostro ante las cámaras. Según declaró a la NBS, el joven llegó a ganar 60 mil dólares en los últimos meses de la campaña. “Les damos a la gente lo que la gente quiere”, señaló. Su sitio de noticias faltas sumó más de 40 millones de visitas.

La ignorancia del pueblo yanqui

Dimitri mostró que no tenía en muy alta consideración el compromiso político, la participación y el espíritu crítico de los estadounidenses: “El responsable de los resultados de la elección es el pueblo estadounidense. Porque los estadounidenses no se toman la política en serio, como se hace en otros países. Sin ánimo de ofender, pero se creen cosas que nosotros jamás nos creeríamos”, señaló ante el periodista de la NBS.

Se cree que el pionero de la idea fue un joven, identificado por el diario británico The Guardian bajo el nombre ficticio de Alex. “Somos un medio independiente y nuestro objetivo principal es influir en las políticas de EEUU, especialmente en lo relativo al juego entre los partidos políticos”, explicó al diario británico.

“Se fijaron en mi proyecto y lo copiaron. Lo único que quieren es ganar dinero procedente de la publicidad», agregó Alex, que afirmó tener más de un millón de visitas mensuales, la mitad de las cuales llegan desde su página de Facebook.

El joven explicó que al principio se limitaba a copiar y pegar contenidos que encontraba en páginas estadounidenses pro-Trump, que iban desde las relativamente serias a auténticos foros de teóricos de las conspiraciones más grotescas. Pero luego Alex contrató a seis personas en EEUU para que escriban textos originales.

Por aquellos días de 2016, tras el triunfo de Trump, una parte del pueblo estadounidense (sobre todo demócratas que posan como “progresistas”) se mostraron azorados, como si el magnate hubiese bajado de una nave espacial y nada tuviera que ver con el contexto social y político de ese país. Se mantenían en shock, en una sobreactuada actitud que podría resumirse en la expresión “Cómo pudo pasarnos esto a nosotros”. Apenas una máscara y una respuesta “fake” (que significa “simular”, “fingir”). Con mucha hipocresía, intentaban ver el triunfo de Trump como un hecho aberrante, algo separado de las históricas miserias, injusticias y violencias de la sociedad que lo creó, crió y convirtió en presidente.

Por eso los grandes medios de EEUU se ocuparon tanto de los jovencitos de Veles, intentando hacerlos responsables del resultado de la votación. Y algunos fabricantes de mentiras, no macedonios sino estadounidenses, intentaron la repetida y gastada treta de meter a los rusos en medio, como los sospechosos de siempre.

Pero los propios pibes macedonios, no sin cierta sorna, se ocuparon de ponerlos en su lugar. Los creadores de mentiras no son fáciles de engañar.

 

Pizza con fake news

 

Fuente: El Eslabón

 

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario en tus dispositivos por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
  • Bolsonaro en baja

    No le fue bien al ultraderechista en las elecciones municipales. Pero en muchos casos fue
  • En Perú también quieren nueva Constitución

    Francisco Sagasti asumió tras la renuncia de Manuel Merino, exigida por el pueblo peruano
  • Guatepeor o Guatepeor

    Injerencista, guerrerista, neoliberal y enemigo de la región. En la Guerra de Malvinas, Jo
Más por Pablo Bilsky
  • Algo de justicia

    Alberto Perassi regresó a Tribunales ante una nueva instancia del fallo que condenó a un m
  • Bolsonaro en baja

    No le fue bien al ultraderechista en las elecciones municipales. Pero en muchos casos fue
  • En Perú también quieren nueva Constitución

    Francisco Sagasti asumió tras la renuncia de Manuel Merino, exigida por el pueblo peruano
Más en El Eslabón

Un comentario

  1. Avatar

    Miguel Tardewski

    02/09/2020 en 6:43

    Buenos días.
    Otra joya salida de la pluma ácida del genial Pablo.
    Cuatro al hilo en tan poco tiempo: Los usos de la mentira, Mundo Fake, Pizza con fake news y Fábrica de mentiras.
    Para mí, como humilde lector, son capítulos de una misma obra.
    En breve, trataré de mostrar la otra cara de esta prédica.
    Será solo una impresión, no me siento dueño de la verdad ni un dios.
    Soy un mísero y transitorio individuo.
    Cordiales saludos.

    Responder

Responder a Miguel Tardewski Cancelar respuesta

Sugerencia

Convocan a una caravana para manifestarse en contra de las violencias machistas

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Co