En declaraciones radiales efectuadas este martes, el secretario de Salud de la Municipalidad de Rosario, Leonardo Caruna, ratificó la decisión del gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, de retroceder de fase ante el aumento de la curva de contagios en varios departamentos del sur santafesino.

“Cuando meses atrás decíamos que la pandemia es una enfermedad que desafía el modo en que nos organizamos, es porque sabíamos que no había un final previsible. No era conveniente hablar de procesos, porque la habitualidad está conformada por las idas y venidas”, expresó el funcionario local y añadió: “Si los indicadores sanitarios no pueden acompañarse con el comportamiento social es necesario volver a una etapa de mayores restricciones, que tiene que darse por períodos, para permitir volver a etapas anteriores, que tuvieron tasa de letalidad baja y en las cuales se retomaron actividades”.

En ese contexto, Caruana recordó que el pasado viernes tuvo una reunión con Ginés Gonzáles García, ministro de Salud de la Nación en los que se analizó los indicadores de la ciudad y la región; es decir, la tasa de ocupación de camas críticas y el lapso de duplicación de casos positivos. “Con el ministro vimos que se hacían necesarias medidas de restricción transitorias para después volver a etapas de mayor flexibilización”, indico el secretario de Salud de la ciudad.

“Estamos en un país donde la evolución es en general desfavorable y lo es también alrededor de Rosario”, reflexionó Caruana y agregó: “Es muy importante retomar la no naturalización de los fenómenos de saturación de sistemas que se vieron en su momento en Europa, con esas imágenes de hospitales de campaña tan comunes en otros tiempos. Hay que valorar cómo llegamos hasta acá y profundizar con aislamiento más estricto, ya que la menor circulación de personas hace que, por ejemplo, baje la siniestralidad vial y eso nos permite aumentar la oferta de camas”.

Tras conocerse la noticia del fallecimiento del segundo médico en la provincia, esta vez en la ciudad de Esperanza, el funcionario municipal indicó que “hay que mirar este proceso desde su inicio: empezamos con miedo y dificultades para conseguir los elementos necesarios. Todo fue mejorando porque aumentó el conocimiento de la enfermedad y la chance de acceso a elementos de cuidado. Pero nadie sabe lo que significa el nivel de tensión y de agotamiento de nuestro personal. Cuanto más atendamos las necesidades de estos trabajadores más comprenderemos su situación”.

Por último, Leonardo Caruana llamó a poner énfasis en la prevención indicando que “cuanto más nos cuidemos en la etapa de restricción, menos tiempo durará la misma. Esto requiere consensos; no, posiciones antagónicas. Nadie se salva solo en este escenario: lo económico y el derecho a la salud se compatibilizan así”.

Fuente: LT8

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“La gestión seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente”

Después de que funcionarios pongan a disposición su renuncia, el presidente Alberto Fern