Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Un trabajador que se encontraba en condiciones de semiesclavitud fue rescatado este lunes en la vecina localidad de Rufino, donde, a través de un operativo conjunto llevado adelante por Gendarmería Nacional, el Registro de Nacional de Trabajadores Rurales (Renatre) de Venado y el ministerio de Trabajo, se logró auxiliar a Oscar Gamboa, el muchacho de 32 años que, según detalló Juan López de Uatre Rufino a un medio local, estaba en condiciones inhumanas, sin heladera, no le pagaban lo que correspondía y hasta le descontaban la luz y las vacas que se morían… no tenía ni para comer, lo encontramos comiendo fideos con leche.

Este martes, el portal rufinense La Tribuna del Sur dialogó con Oscar, el trabajador rural de un campo ubicado en la zona norte de la ciudad, que recurrió a UATRE para denunciar su situación laboral. Luego de la intervención, Gamboa fue trasladado a Venado Tuerto y alojado en un hotel, donde espera el resultado de un hisopado para Covid 19, ya que el propietario del establecimiento donde trabajaba, Fernando Rossi, tiene coronavirus.

Le pedimos Gamboa que contara su historia, y el muchacho comenzó relatando que yo estoy ahí desde que tenía 12 años, fuimos a trabajar con mi papá, mi mamá y mis hermanos…, después se fueron todos y quedamos mi papá y yo…, mi papá murió hace un año y quedé yo solo.

Le preguntamos sobre el contrato, que los propietarios del campo aseguran que él firmó. Sí, yo firmé eso que él dice, pero yo no sé leer ni escribir, apenas escribo algo…, yo firmé y eso es lo que me caga… pero no sé bien qué era porque ya le digo, no sé leer, respondió el muchacho.
Y prosiguió: A mí me tenían que pagar como decía ese contrato, pero yo no sé sacar cuentas y agarraba la plata que él me daba…, no me alcanzaba para nada.

Pero yo me calenté porque hace 3 meses que no me dejaba salir del campo, yo le pedía y él me decía que no le escribiera, que me iban a agarrar los milicos y él no me iba a sacar…, pero yo me le iba igual a Rufino a comprar cosas, porque le pedía a él y no me traía, agregó Gamboa.

También me calenté porque él me decía que me iba a hacer meter preso por 5 vacas que faltaban, y yo le decía qué iba a hacer yo con las vacas, si no podía salir del campo…, los animales se morían…; por eso hablé con López (de Uatre Rufino) y ellos me defendieron, continuó.

En cuanto a su situación en el campo, afirmó que no tenía casi nada, ni heladera ni nada… una camita así nomás y una cocina vieja.

Gamboa agregó que yo venía mal con él desde hace un año, cuando murió mi papá que lo hicieron trabajar hasta que se murió, tres meses lo atendieron y le decían que no era nada, cuando lo llevaron a Rosario le dijeron que ya era tarde, se murió de cáncer…, andaba con esa bolsita porque no podía orinar (de colostomía) y trabajaba igual… yo quiero que haya justicia por mi papá.

Ahora él me dijo que si yo seguía con esto le quitaban la casa a  mi mamá, porque ellos le dieron una casa a mi mamá, pero ¿por qué se tienen que meter con ella si el tema es conmigo?, afirmó Oscar Gamboa.

El muchacho finalizó diciendo que piensa quedarse en Venado, si consigo un trabajo me quedo acá, a mí me gusta trabajar, no que me mantengan. Y contó que está esperando el resultado de su análisis de coronavirus, creo que me lo van a dar esta tarde.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Hugo Basso
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

La vidriera escabrosa

Diez asesinatos en 5 días, entre ellos el de una víctima “inocente”, vuelven a exponer a R