Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Los arroyos Ludueña y Saladillo caracterizaron la geografía de la ciudad desde su origen como tal: Pago de los Arroyos. Ambos desembocan en el Paraná, el gran río que nace en el corazón de Brasil y en esta zona le da a Rosario kilómetros de barracas y orillas, pintando de marrón el paisaje. No es necesario remarcar la importancia de los recurso estratégico que representa, como acuífero, como hidrovía, como biodiversidad, pero sí urge discutir qué entendemos por una accesibilidad democrática, popular y abierta.

Desde que comencé mi mandato como concejala ingresé una serie de proyectos que apuntan en la dirección de dar este debate, en conjunto con organizaciones y colectivos de ciudadanxs y trabajadorxs que están involucrados en los servicios ecosistémicos que se desprenden del Paraná, los arroyos Ludeña y Saladillo y la comunidad isleña del Delta. Por un lado consultado al Poder Ejecutivo sobre el estado de determinadas concesiones, y por el otro estudiando la factibilidad de emprender acciones concretas de apropiación de los espacios cercanos al río y los arroyos.

Por ejemplo, en el año 2011 la Municipalidad adjudicó a una empresa la obra para construir el “Parque Náutico Recreativo Ludueña”. Dicho proyecto tenía como objetivo la recuperación y mantenimiento del espacio público que se ubica en la zona del Parque Alem, a la vera del Arroyo Ludueña y en la parte de su desembocadura al Paraná. Un ambicioso proyecto, pero al día de hoy se observa que la gran mayoría de las obras proyectadas brillan por su ausencia y que los único avances se observan en la guardería náutica privada, que cuenta con capacidad para cientos de lanchas, veleros y yates. Los paseos públicos y la liberación de espacios verdes, así como el camino comercial gastronómico y demás proyectos, todavía esperan. Por eso, presentamos un pedido de informe para saber qué sucedió con las obras y en caso de incumplimiento, cuáles serán los plazos para su realización.

También atendimos la necesidad de la comunidad isleña en el Delta del Paraná que corresponde a Santa Fe con dos iniciativas: la posibilidad que el Transporte Urbano de Pasajerxs llegue con una línea hasta el peaje del puente Rosario-Victoria, una conexión más fluida y que no les haga depender de la contratación privada de una lancha, y la evaluación de un puesto sanitario permanente que garantice la atención primaria.

Por último, aprobado en la última sesión del Concejo Municipal, pensamos en la posibilidad de acondicionar los terrenos debajo de la Avenida Circunvalación entre las calles Chapo y el arroyo Saladillo para construir una bajada náutica. En conjunto con la Fundación Sol Naciente y otras organizaciones de la zona, proyectamos la utilización del espacio para prácticas y entrenamientos de remo para personas con discapacidad.

Cada uno de estos proyectos forman parte de una mirada integral que nos debemos como rosarinos y rosarinas para garantizar el verdadero aprovechamiento y accesibilidad del río y afluentes. Durante muchos años Rosario vivió de espaldas al río y es cierto que desde hace dos décadas eso se fue modificando, pero no queremos que las desigualdades que ya contiene la ciudad se proyecten sobre la utilización de los recursos naturales.

(*) Concejala de la ciudad de Rosario

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario en tus dispositivos por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Alejandra Gómez Sáenz (*)
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Bielsa: “Cuando se invierte un peso en construcción, dispara el trabajo”

La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, habló del tercer so