Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

En medio de la ola de contagios de Covid-19 que avanza en  todo el país, cientos de personas se movilizaron en distintos puntos para oponerse al gobierno y protestaron sobre el manejo que se está realizando de la pandemia. A raíz de estos hechos, el ministro de Salud, Ginés González García, criticó el banderazo que se realizó este sábado y lamentó el peligro epidemiológico que representan.

“Lo que están haciendo no es muy solidario”, resumió el titular de la cartera, después de las movilizaciones que se realizaron en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, Rosario y otros puntos como La Plata, Salta, Tucumán y Bariloche.

“Cualquier expresión que quieran hacer me parece absolutamente razonable, lo que me vuelve loco es que la convocatoria sea a contagiarse”, afirmó en diálogo con la señal de noticias C5N.

El gobierno viene de anunciar la continuación de las medidas restrictivas a la circulación hasta el domingo 11 de octubre. En el mensaje oficial, las autoridades recomendaron que las provincias eleven el grado de encierro para evitar un mayor número de positivos. Actualmente, los casos registrados en las regiones por fuera el Área Metropolitana representan casi el 50 pro ciento de los casos totales.

Fuente: El Destape

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tu correo electrónico y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

3 Lectores

  1. Avatar

    Edgar Russo

    15/10/2020 en 0:05

    Al ritmo que llevamos, en dos semanas, a fin de mes, Argentina habrá superado a Suecia y a Brasil, en muertos por millón de habitantes, según las dudosas estadísticas oficiales de Covid-19, y tendrá unas 45 veces más muertos por millón de habitantes que Uruguay, y unas 180 veces más que China.
    Y todos esos son países que tienen 5G y o no hicieron cuarentena, o la hicieron más suave o más corta.
    Con el Covid-19, en 7 meses, Alberto Fernández habrá matado más gente y causado más daño que la última dictadura militar en 7 años.
    Fernández demostró que 7 meses de cuarentena, barbijo y alcohol en gel equivalen a tener 5G.

    Responder

  2. Avatar

    Edgar

    18/10/2020 en 1:27

    Covid-19 no es contagioso, no es causado por un virus, sino por contaminación química y electromagnética. Todas las medidas contra él (barbijo, alcohol en gel, cuarentena, etc.) lo causan y/o lo agravan. El test defectuoso da positivo al azar. El 80% de positivos asintomáticos son falsos positivos.

    Responder

  3. Avatar

    Edgar

    23/10/2020 en 0:44

    No es un virus, no es contagioso, y las medidas contra él están enfermando y matando a la gente, deliberadamente. El virus sólo existe en el test.
    Para parar la pandemia sólo hay que dejar de testear, dejar de falsificar certificados de defunción, y dejar de enfermar a la gente con barbijo, desinfectantes tóxicos, propaganda estresante y restricciones.
    Esta información no saldrá por los medios de comunicación, sólo nosotros podemos difundirla, boca a boca.
    Ni un segundo más de atención a los medios masivos, que tratan de matarnos. Ni un centavo más al criminal sistema de salud ni a la medicina alopática convencional. Ni tampoco al gobierno. Es suicida sostener pagando impuestos a un gobierno que no responde al pueblo, sino a un poder tecnocrático global eugenista y genocida, que por lo que al principio era sólo una gripe más canceló todos nuestros derechos constitucionales básicos, a la vida, a la salud, a la libertad, a trabajar, a estudiar, a viajar, a reunirse, a profesar una religión, etcétera, y luego la agravó hasta convertirla en un desastre sanitario y económico.
    Sin derechos no hay deberes. El gobierno rescindió unilateralmente la Constitución, así que cualquier autoridad que de ella emanaba es ahora nula. Esta Infectadura es una tiranía, una dictadura global, y es ilegítima. Nadie votó a Pedro Cahn y sus infectólogos, que son los únicos con los que nuestro dialoguista presidente Alberto Fernández realmente dialoga.
    Nunca más un gobierno. O por lo menos no uno que no trabaja para nosotros, pero sí contra nosotros. No nos deja vivir, ni cumple cabalmente con sus funciones básicas. Educación, salud, justicia y seguridad funcionan a media máquina, si acaso tanto, pero la máquina asesina del covid-19 funciona a full. Trata de arruinarnos, enfermarnos y matarnos. No sigamos financiando nuestra propia destrucción pagando impuestos y multas.
    Nunca más escuchar medios de comunicación al servicio de la mentira y de la muerte que constantemente nos adoctrinan en esta secta satánica suicida y genocida del covid-19.
    Medios, médicos y funcionarios que dicen que hay una pandemia, causada por un peligroso virus, tratan de matarnos, a sabiendas o no. Hacerles caso no sólo es suicida, también es colaborar con este genocidio que trata de eliminar al 95% de la población mundial, con la vacuna y la 5G.
    “El esfuerzo valió la pena”, nos dicen. Sí, para ellos, porque enfermaron tanto a la gente que la curva no para de crecer. “Vamos a salir”, nos dicen. Sí, por la chimenea, como en Auschwitz.
    Creer en la existencia del virus es pertenecer a esta secta Covidiana, y la élite globalista detrás de ella es la misma detrás de los Nazis, del Sionismo y de la secta de los Estranguladores (o Thugs), adoradores de la diosa hindú de la muerte, Kali, que matan por asfixia (con 5G ahora) para no derramar la sangre (y su prana, o energía), consagrada a su diosa.
    Si a esto no lo paramos nosotros ahora, dejando de acatar órdenes autodestructivas, va a empeorar.
    Luego de la segunda ola, mucho más grave, a mediados de 2021 vendrán los campos de concentración y exterminio, y las fuerzas armadas desplegadas en las calles. Luego, en el segundo semestre de 2021 vendrá el Gran Reinicio (o Great Reset). Todas nuestras deudas serán perdonadas, pero a cambio perderemos todas nuestras posesiones (se abolirá la propiedad privada, todos dependerán del Estado), y se nos exigirá ponernos la vacuna. Los sobrevivientes vivirán en una sociedad como la de Los Juegos del Hambre, y como la de 1984, de George Orwell, todos vigilados, todos restringidos.
    No contraigan deudas de ningún tipo. No reconozco ninguna deuda contraída a mi nombre por ningún gobierno, ya que todas las elecciones desde 1983 han sido manipuladas y fraudulentas, y/o el poder delegado por el pueblo ha sido inconsultamente transferido a tecnócratas no electos.

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Licitar hasta vencer

El gobierno busca fondos para enfrentar el asedio financiero al que viene siendo sometido.