Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El presidente Alberto Fernández brindó este martes un discurso ante la inauguración de la 75° Asamblea General de las Naciones Unidas donde propuso un “cambio estructural de las economías” para “globalizar la solidaridad” en el mundo, un acuerdo colectivo hacia el crecimiento inclusivo de las naciones y un compromiso de que la vacuna contra el coronavirus sea “un bien público global, accesible en forma equitativa” para todos los países.

“No es tiempo de globalizar la indiferencia sino de globalizar la solidaridad en múltiples dimensiones”, frente a la pandemia de coronavirus, enfatizó Alberto Fernández, en un discurso que pronunció ante la 75 Asamblea General de las Naciones Unidas, que se desarrolla en forma virtual por las restricciones sanitarias por el Covid-19.

Alberto Fernández convocó a los países del mundo a ser “arquitectos de una nueva casa común”, tras resaltar la prédica del papa Francisco para recrear un multilateralismo en base a la solidaridad.

En su primer discurso ante la Asamblea General, Fernández llamó al mundo a “aprovechar la oportunidad histórica de unirse como sociedad para hacer frente a una crisis sin precedentes”, en un mensaje en el que orientó hacia la necesidad de revertir globalmente la “injusticia social”.

En un mensaje de unos 15 minutos –el tiempo otorgado a las intervenciones de cada uno de los jefes de Estado y de Gobierno– el Presidente agradeció el apoyo de la comunidad internacional en la renegociación de la deuda, adelantó que las conversaciones con el FMI se encararán responsablemente, en un marco de respeto de la Argentina por los compromisos contraídos, y reiteró el reclamo nacional de soberanía sobre las Islas Malvinas.

En el discurso grabado y difundido esta tarde en la Sala de la Asamblea de la ONU, en la ciudad de Nueva York, el mandatario destacó además las medidas centrales implementadas en la Argentina para mitigar las consecuencias de la pandemia y marcó la importancia de defender una agenda ambiental y de derechos humanos en el mundo.

“Nadie se salva solo en un planeta que se incendia, se inunda o se envenena”, dijo y añadió: “Nuestro país está comprometido con una agenda de transición justa hacia el desarrollo integral y sostenible” que contemple “el refuerzo de la productividad y competitividad de la economía y la creación de empleos”.

En un contexto económico, que definió como “tormentoso endeudamiento global”, el Presidente aseguró que “el verdadero progreso se construye con todos adentro” y sugirió recrear el multilateralismo basado en la solidaridad y globalizarla.

El jefe de Estado, dejó en claro que las negociaciones con el FMI se encararán “de forma responsable, siendo respetuosos de los compromisos contraídos y evitando al mismo tiempo poner en riesgo las condiciones que permitan la reactivación económica y la construcción de un sendero de desarrollo inclusivo y sostenible”.

“Ningún país puede pagar su deuda a costa de que su pueblo quede sin salud, sin educación, sin seguridad o sin capacidad de crecer”, señaló.

En otro tramo de su discurso, el mandatario expresó que “las banderas de memoria, verdad y justicia guían las instituciones” de la democracia argentina, al igual que el “respeto a la diversidad y la inclusión”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario en tus dispositivos por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Videos

Dejá un comentario

Sugerencia

Fernández: “Devaluar es una máquina de generar pobreza”

El presidente entregó viviendas para familias de las provincias de Buenos Aires y Río Negr