Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Yo soy Pilar Roldán González, tengo 18 años y soy alumna de le Escuela de Educación Secundaria Orientada N° 332 Domingo Faustino Sarmiento, de la ciudad Tostado, Santa Fe. Mi educación a lo largo de mis quince años en ella fue muy linda, en la cual aprendí muchas cosas interesantes y otras que no me interesaban tanto, pero sabía que en algún momento me iban hacer de mucha ayuda.

Desde que ingresé a la secundaria mirábamos a los chicos de quinto año como si fuera un ideal, con muchas ganas de llegar rápido donde estaban ellos y vivir todas esas cosas tan lindas que nosotros veíamos desde fuera. Así fueron pasando los años y hoy me encuentro acá, al fin en quinto, en ese ideal que hace unos años anhelaba, pero hoy, hoy no lo disfruto.

La pandemia, la Covid-19 llegó sin avisar y sin dejarme disfrutar al menos unos meses de este año tan especial, por eso me cuesta mucho entender ¿Por qué a nosotros? ¿Por qué este año? Y por más de que no haya una explicación la bronca queda. Una bronca que aparece en mí como una barrera frente a la angustia, tristeza e incertidumbre que tengo ante todo lo que representaba quinto año para mí junto a mis compañeros. Todo lo que esperaba, las fiestas hechas entre amigos, los viajes a encuentros entre las demás promociones de los distintos departamentos cercanos, estrenar los conjuntos que cada curso se había hecho, las actividades de deporte, cultura y farándula de las Inter Tribus 2020, el Día de la Primavera y el Estudiante donde íbamos a tener muchos juegos y tiempo para compartir con toda la promo; pero particularmente lo más lindo, a fin de año el baile de egresados y el viaje a Bariloche, cosas tan especiales que tengo la esperanza de poder llegar a realizarlas.

Al final lo único que nos queda es la esperanza, y deseo tanto poder estar compartiendo mates en el curso con compañeros, profes y no sentirme tan sola. Sin embargo, no podía quedarme sin hacer nada y dar como perdido el año, así que empecé a mirar hacia el futuro, qué es lo que me espera, qué quiero ser el día de mañana. Esta perspectiva me ayudó mucho a ponerle sentido al año descubriendo en mi otra cualidad y así seguir formando mi identidad.

Después de mucho pensar entendí que solo me queda cuidarme, cuidar a los demás, buscar metas nuevas, hacer las diferentes tareas que los profes nos mandan y aplacar toda esta angustia de no tener todo lo que me había imaginado.

Hoy estoy en un año particular, diferente pero no por eso, un año perdido.

*Tiene 18 años y es alumna de 5to. año de la Escuela Secundaria N° 332 de Tostado

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Pilar Roldán González*
  • Invenciones que conmueven al hospital

    Según lo establece la ley de salud mental, cualquier persona que necesite una hospitalizac
  • La agenda ad hoc

    La pandemia reformula la preocupación de los ediles. Las iniciativas incluyen balcones que
  • Recuperar las llaves

    Yo no sé, no. Pedro se acordaba cuando lo mandaban a comprar a la granja, entre otras cosa
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Se puso en marcha un relevamiento sobre paridad de género en la ciudad

Como parte del trabajo del Observatorio de la Dirección de Mujeres e Igualdad, comenzó una