Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El presidente Alberto Fernández encabezó en el mediodía de este martes en el Centro Cultural Kirchner (CCK) un acto de homenaje al exmandatario, Néstor Kirchner, al cumplirse 10 años de su fallecimiento y en coincidencia con el aniversario del triunfo electoral del año pasado.

“Cada vez que tengo que tomar una decisión, en algún lugar mío me pregunto cómo lo haría Néstor y trato de encontrar la respuesta. Lo único que le pido a la vida es que me acompañe siempre. Gracias Néstor, de corazón”, sostuvo el Presidente, entre lágrimas, al cerrar el homenaje del que participaron dirigentes políticos y sociales.

El mandatario llegó caminando al CCK desde la Casa Rosada, acompañado por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para encabezar el acto de instalación de la estatua de Kirchner, retirada de la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Quito.

“Hoy es el discurso más difícil que me ha tocado porque se cumplan 10 años de que Néstor Kirchner nos dejó y, también, un año desde que el Frente de Todos ganó las elecciones y volvió a poner en Casa de Gobierno un Presidente y una Vicepresidenta preocupados por los que peor están”, dijo el Presidente.

En ese marco, el jefe de Estado destacó que Kirchner fue “capaz de devolverle a una generación de argentinos la idea de que la política tenía sentido y era el camino, y hoy lo volvemos a poner en su lugar”.

Fernández señaló que Néstor Kirchner fue un Presidente «que se animó a hacer lo que las entrañas de la tierra declaraban, lo que la política consideraba difícil de hacer» y que «tuvo el coraje de hacerlo» alcanzando «logros» que son «como infinitos» para la historia argentina.

Fernández señaló que Néstor Kirchner fue un Presidente “que se animó a hacer lo que las entrañas de la tierra declaraban, lo que la política consideraba difícil de hacer” y que “tuvo el coraje de hacerlo” alcanzando “logros” que son “como infinitos” para la historia argentina

Enumeró como conquistas, desde “poner una Corte Suprema de Justicia digna” hasta “terminar con la libertad de los genocidas” y “trabajar por los derechos de los hijos de desaparecidos”, además de “abrazar” a Estela de Carlotto, Hebe de Bonafini y Taty Almeida, “luchadoras eternas de los derechos humanos en las peores épocas de la Argentina” y “darles el lugar que ellas merecían” con las políticas de memoria, verdad y justicia.

“Se los digo cada vez que las veo: la Casa de Gobierno es de ustedes y ustedes entran cuando tienen que entrar porque ellas nos enseñaron lo que es el coraje cuando el miedo te hace presa. Y Néstor las abrazó y les abrió las puertas y después Cristina”, sostuvo el mandatario, para luego destacar que hoy los “hijos de la generación de Néstor” como Eduardo “Wado” de Pedro, Fernanda Raverta, Juan Cabandié, Horacio Pietragalla y Victoria Donda, ocupan cargos en el Gobierno.

Al referirse a la estatua del exmandatario, rescatada desde un depósito en la ciudad de Quito, en Ecuador, tras haber sido desplazada de la exsede de la Unasur, Fernández reveló que al enterarse por el expresidente colombiano Ernesto Samper sobre su estado, instruyó inmediatamente a su secretario general, Julio Vitobello, para que comenzara con las gestiones para su regreso al país.

“Ocupate de que vuelva Néstor al lugar que se merece y después empezamos a pensar cuál era el mejor lugar para Néstor y le preguntamos a Cristina”, sostuvo Fernández, durante un acto en el que se leyeron algunos pasajes de la carta difundida ayer por la Vicepresidenta, en la que expresaba su alegría por el destino en el que iba a ser emplazada la estatua de su esposo, por ser la ex sede del Correo Argentino, un sitio que le evocaba a Kirchner recuerdos de su niñez junto a su padre, quien llegara a desempeñarse como tesorero de esa empresa en la ciudad de Río Gallegos.

Fernández definió que el comienzo de su etapa con el entonces gobernador de Santa Cruz, antes del triunfo electoral del 2003, se sentía como estar “virtualmente en Siberia” y reivindicó a las figuras de Carlos Zannini y Oscar Parrilli, como miembros de ese grupo, ambos invitados y presentes en el acto.

También estuvieron presentes miembros del actual gabinete, autoridades parlamentarias, intendentes bonaerenses como Mayra Mendoza (Quilmes) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), referentes de la cultura y líderes del sindicalismo.

Otros invitados fueron el titular del PJ Nacional, José Luis Gioja, y las referentes de los derechos humanos Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo) y Taty Almeida (Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora), que acompañaron el acto de manera virtual.

También estuvieron conectados los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (Río Negro), Sergio Uñac (San Juan), Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Omar Perotti (Santa Fe).

En tanto, participaron con saludos recordando a Kirchner en un video exhibido en el acto los expresidentes Evo Morales (Bolivia) y Rafael Correa (Ecuador), Carlotto, Bonafini y el dirigente sindical Hugo Moyano, entre otros.

La ley de aborto: “Es un compromiso que he tomado”

El presidente Alberto Fernández ratificó también este martes que el envío de un proyecto al Congreso para legalizar el aborto “es un compromiso” que asumió en campaña y reafirmó que los compromisos los cumple, pero advirtió que no busca “generar un nuevo debate entre los argentinos”.

“Estamos terminando de trabajar” sobre el tema, dijo Fernández esta mañana en declaraciones a radio Metro, en las que señaló que no quiere que la iniciativa “se convierta en una nueva disputa entre los argentinos” y que desearía que se respetara “el debate y a todos”.

En ese marco, el mandatario dijo que, “mientras todo esto pasa (en alusión a la pandemia), los abortos siguen existiendo y muchas mujeres terminan siendo lastimadas o terminan muriendo en abortos clandestinos”.

Luego, el jefe del Estado recordó que en la campaña electoral del año pasado “nunca” ocultó “lo que había que hacer en este tema”, así que consideró que “nadie se puede sentir sorprendido”, luego de las críticas que pronunció en ese sentido la Conferencia Episcopal Argentina. Además, criticó acciones de un sector antiabortista que el sábado protagonizó una ruidosa protesta frente a la residencia de Olivos: “Vinieron con un bebé grandote en un camión, y tiraron petardos; ese no es el modo”, indicó.

En tanto, ratificó que “el día que llegue la ley que va a permitir a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar”, también se promoverá la iniciativa del Plan de los 1000 días, que establece la asistencia del Estado a mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad.

“Se trata de un plan de los 1000 días, para garantizar la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos o hijas en los primeros tres años de vida”, detalló el mandatario.

Fuente: Télam

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

El país despide a Diego en las calles

En uno de los días más tristes para el pueblo argentino, en cada rincón de la Argentina co