La Lepra venía jugando bien, pero un error individual le facilitó la apertura del marcador a Boca, que lo liquidó más tarde con un cabezazo que parecía inofensivo. Fue victoria boquense 2 a 0 ante un rojinegro que aún no suma puntos en la Zona 4 de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol.

Con goles de Carlos Tévez y Lisandro López, uno en cada tiempo, Boca derrotó al equipo del Parque Independencia, por la segunda fecha del certamen local. Así, el local complicó sus chances en el considerado grupo de la muerte, con dos caídas en dos juegos. 

Newell’s fue el protagonista de esa primera parte, y fue más que Boca, salvo en el marcador. Siempre merodeó con peligro las cercanías de Esteban Andrada, aunque sin concretar. De manera más aislada, la visita también causó riesgo: la más clara fue un cabezazo de Carlos Tévez, que recibió una tremenda reacción de Alan Aguerre.

Pero Pablo Pérez se equivocó en un pase, y la Lepra lo pagó con el grito de Carlitos a los 40’. El experimentado volante le regaló la pelota a Eduardo Salvio, quien con precisión milimétrica habilitó al delantero, quien luego eludió al arquero para definir sin oposición.

Otro error individual, en este caso de Manuel Guanini, casi le costó la segunda caída en su valla. El defensor falló un pase, Tévez volvió a quedar mano a mano, pero ahora Aguerre salió a tiempo para evitar el gol. Lo que no pudo evitar fue su reemplazo, ya que en esa rápida salida se lesionó el codo, y debió ser suplantado por el juvenil Ramiro Macagno.

Antes, cuando el marcador aún permanecía sin alteraciones, el árbitro Mauro Vigliano juzgó sin intención una mano dentro del área de Jorman Campuzano, que protestó todo el mundo rojinegro. 

Newell’s perdió precisión a la salida de los vestuarios, y con eso, la tenencia de pelota. El conjunto de Miguel Russo comenzó a hacer valer sus dotes individuales y empezó a anticipar el segundo. Avisó Sebastián Villa en un mano a mano que tapó Macagno, y luego el Toto la tiró apenas afuera.

A los 30’ de ese segundo tiempo, apareció –¡cuándo no!– la cabeza de Lisandro López para estirar la ventaja. El zaguero cabeceó incómodo tras un córner, y la pelota viajó débil al arco, pero la presencia de Tévez dentro del área chica confundió a su marca, Ángelo Gabrieli, y al joven arquero, y el balón entró manso hacia el fondo de la red.

El equipo comandado por Frank Kudelka pareció entregarse, ya sin respuestas, y los de la Ribera se soltaron. El tanteador no aumentó por una nueva tapada del ingresado arquero ante Villa, y porque el disparo de Tévez se estrelló en el palo.

La derrota en el Coloso Marcelo Bielsa deja mal parado a Newell’s de cara a lo que viene en la Copa de la Liga Profesional. Al grupo bravísimo que le tocó, se le suma que aún no ha sumado en las dos fechas disputadas hasta el momento. Igual, esto recién empieza. Aún falta.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Otros actores posibles

Ante la incidencia de los monopolios en la puja por los precios, la experiencia del cooper