Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La meseta de casos siguió este lunes, con 24 fallecidos, 17 locales. En el país, 120 muertes y 4.625 positivos. En el mundo resurge la esperanza por la vacuna. Europa se prepara ante teceras olas y hay alerta por rebrotes en China.

La provincia de Santa Fe notificó este lunes 1.009 nuevos casos de coronavirus de los cuales 253 fueron en Rosario. La provincia acumula 138.887 casos desde el inicio de la pandemia y la ciudad ya suma 58.288.

Los decesos:

-17 pacientes (30 años, 48 años, 52 años, 56 años, 57 años, 2 de 60 años, 63 años, 66 años, 2 de 69 años, 75 años, 76 años, 78 años, 79 años, 80 años y 89 años) en ROSARIO.
-2 pacientes (74 años y 89 años) en SANTA FE.
-1 paciente (82 años) en TOSTADO.
-1 paciente (53 años) en CERES.
-1 paciente (42 años) en RAFAELA.
-1 paciente (73 años) en PIAMONTE.
-1 paciente (29 años) en VILLA CONSTITUCION.

Cifras nacionales

En el país otras 120 personas murieron y 4.625 fueron reportadas con coronavirus, con lo que suman 37.122 los fallecidos registrados oficialmente a nivel nacional y 1.374.631 los contagiados desde el inicio de la pandemia, informó el Ministerio de Salud de la nación.

La cartera sanitaria indicó que son 4.166 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 57,1 por ciento en el país y del 58,6 en la Área Metropolitana Buenos Aires (Amba).

Un 25,79 por ciento (1.193 personas) de los infectados (4.625) corresponden a la Ciudad y a la Provincia de Buenos Aires.

De los 1.374.631 contagiados, el 87,57 por ciento (1.203.800) recibió el alta.

El reporte vespertino consignó que murieron 74 hombres: 17 residentes en la provincia de Buenos Aires; 2 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Chaco; 1 en Chubut; 9 en Córdoba; 2 en Entre Ríos; 2 en Jujuy; 2 en La Pampa; 4 en Mendoza; 1 en Neuquén; 2 en Río Negro; 2 en San Luis; 6 en Santa Cruz; 15 en Santa Fe; 1 en Santiago del Estero y 7 en Tucumán.

También fallecieron 44 mujeres: 16 en la provincia de Buenos Aires; 1 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Chubut; 4 en Córdoba; 1 en Jujuy; 1 en Mendoza; 1 en Neuquén; 1 en Río Negro; 1 en Santa Cruz; 8 en Santa Fe; 1 en Santiago del Estero y 8 en Tucumán.

El Ministerio aclaró que dos personas notificadas como fallecidas, una en la provincia de Buenos Aires y otra en Santa Fe, no registran dato de sexo.

Se registraron en la provincia de Buenos Aires 954 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 239; en Catamarca, 4; en Chaco, 127; en Chubut, 104; en Corrientes, 121; en Córdoba, 365; en Entre Ríos, 22; en Formosa 9; en Jujuy, 3; en La Pampa, 38; en La Rioja, 43; en Mendoza, 113; en Misiones, 12; en Neuquén, 356; en Río Negro, 92; en Salta, 17; en San Juan, 48; en San Luis, 46; en Santa Cruz, 110; en Santa Fe, 1.021; en Santiago del Estero, 81; en Tierra del Fuego, 152 y en Tucumán 188.

En las últimas 24 fueron realizados 13.149 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 3.690.837 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 81.337 muestras por millón de habitantes.

El total de acumulados por distrito indica que la provincia de Buenos Aires suma 605.968 casos; la Ciudad de Buenos Aires, 156.653; Catamarca, 1.712; Chaco, 17.905; Chubut, 21.271; Córdoba 109.591; Corrientes, 4.917; Entre Ríos, 21.899; Formosa, 189; Jujuy, 18.297; La Pampa, 5.237; La Rioja, 8.554; Mendoza, 55.302; Misiones, 448; Neuquén, 30.019; Río Negro, 30.148; Salta, 20.771; San Juan, 5.778; San Luis, 13.209; Santa Cruz, 14.309; Santa Fe, 138.918; Santiago del Estero, 14.639; Tierra del Fuego, 15.415 y Tucumán, 63.482.

Además, se incluyen, en Tierra del Fuego, 13 casos en las Islas Malvinas, según información de prensa debido a que por la ocupación ilegal del Reino Unido, Gran Bretaña e Irlanda del Norte no es posible contar con información propia sobre el impacto de la Covid-19 en esa parte del territorio argentino.

Panorama mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS), Estados Unidos, Reino Unido e Italia acapararon este lunes la mayor atención en torno de la pandemia de coronavirus que, pese a lógicas situaciones de tirantez política y abatimiento social, logró potenciar la esperanza de una no muy lejana cura mediante la eficacia que están mostrando las pruebas de varias vacunas.

Si bien el horizonte ya se percibe más alentador, la OMS advirtió que “los más pobres del planeta no deben ser pisoteados por los más ricos en la estampida” por conseguir el tan anhelado antídoto.

Con los últimos resultados prometedores de los ensayos en fase final de vacunas candidatas, “la luz al final del túnel brilla ahora más fuerte”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

De todos modos, insistió en que el mundo debe asegurar que serán distribuidas en todas partes “de manera justa” al vislumbrar la existencia de “riesgo real de que los más pobres y vulnerables” sean una vez más marginados.

Para evitar que los países más ricos compren todas las dosis de las vacunas, que en los primeros meses estarán disponibles en cantidades limitadas, la OMS puso en marcha un mecanismo llamado ACT-Accelerator, que debe permitir distribuir de manera justa los inmunizantes y otros posibles tratamientos.

“Para ello se necesitan 4.300 millones de dólares inmediatamente”, avisó Tedros, quien pronosticó que el año que viene se necesitarán 23.800 millones más.

La asociación británica AstraZeneca/Oxford publicó este lunes resultados preliminares de su vacuna, que está en fase 3 de ensayos en humanos y mostró una eficacia comprendida entre un 70 por ciento y un 90, en función de la manera en la que sea administrada.

Antes, la unión estadounidense-alemana Pfizer/BioNTech y la norteamericanca Moderna, anunciaron que sus vacunas tienen una eficacia del 95 por ciento, igualmente según ensayos preliminares.

La ventaja de la vacuna AstraZeneca/Oxford es que se conserva a temperaturas de solo unos grados, mientras que las otras dos necesitan mantenerse a temperaturas muy bajas.

Rusia y China también están realizando ensayos con cada una de las vacunas desarrolladas nacionalmente.

Los dirigentes de la cumbre G20 realizada en Arabia Saudita prometieron el domingo «no retroceder ante ningún esfuerzo» para garantizar un acceso igualitario a las inyecciones, una voluntad que puso en duda la canciller alemana, Angela Merkel, «preocupada» por la lentitud en los avances en la materia.

En paralelo, la OMS pidió tanto a los Gobiernos como a los ciudadanos ser responsables a la hora de permitir o asistir a reuniones familiares de cara a las festividades de Navidad y Año Nuevo.

El próximo jueves 26 será un día crucial en Estados Unidos para determinar el comportamiento de la población más afectada por el patógeno, ya que se celebrará el emblemático Día de Acción de Gracias, que suele convocar reuniones masivas, familiares y de todo tipo.

Pese al llamado de las autoridades a quedarse en casa, muchos estadounidenses atestaron aeropuertos y se hicieron masivos testeos, a riesgo de agravar el dramático cuadro que azota a la primera potencia mundial sin miras por ahora de detenerse.

Los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) llamaron por primera vez a los norteamericanos a no viajar para esta gran fiesta, mientras el país registra el mayor índice de muertes con más de 256.000 decesos y desde hace varios días suman a diario 150.000 nuevos casos.

Entretanto, el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció su plan para desmantelar el segundo confinamiento, cuyo epílogo esta previsto para el 2 de diciembre, pero al mismo tiempo anunció otra batería de restricciones regionales y un programa masivo de testeos en otro intento para frenar la expansión del desconcertante virus.

Los estadios de futbol podrán volver a recibir hasta un máximo de 4.000 espectadores y pubs, bares y restaurantes tendrán una hora más de actividad, hasta las 23.

Todo esto tiene como objetivo primordial permitir que durante unos días en torno a las navidades y al Año Nuevo las restricciones puedan relajarse para que las familias se vean, aunque con prudencia.

Las cuatro naciones que forman el país -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- buscan coordinar sus políticas para que las familias puedan viajar en ese periodo festivo.

El desconfinamiento irá además acompañado de un programa de detección rápida y masiva de la población en las zonas de alerta muy alta, siguiendo el ejemplo de un experimento llevado a cabo en Liverpool, en el noroeste de Inglaterra.

En tanto, Italia superó este lunes los 50.000 decesos y el Gobierno estudia cerrar los centros de esquí durante la próxima temporada de invierno para impedir la propagación de la enfermedad, como hicieron las discotecas en verano y evitar así una tercera ola a inicios de 2021.

La iniciativa podría mantener cerrados los centros de nieve y esquí hasta enero, cuando se espera que lleguen las primeras dosis de la vacuna Pfizer.

Sin embargo, gobernadores de las distintas regiones del país pidieron que “no se comprometa la temporada de esquí”.

El Ministerio de Salud informó este lunes de 22.930 casos, el dato más bajo desde el 2 de noviembre, con una tasa de positividad que mide la cantidad de casos cada 100 prebas del 15 por ciento, en línea con los números del fin de semana.

El 41 por ciento de los fallecimientos se concentra en la región norteña de Lombardía, principal motor económico del país, que aporta casi un cuarto del Producto Bruto Interno.

Durante el verano, las reaperturas de centros de ocio y fronteras internas y externas tras tres meses de cuarentena sentaron las bases para un rebrote, por el que los contagios diarios se multiplicaron por diez entre el inicio y el final de octubre.

Rebrote en China

China testea a millones de personas por reaparición del coronavirus en tres ciudades. El gigante asiatico acumula hasta ahora 86.442 contagios y 4.634 muertes desde que el virus fue detectado por primera vez en su ciudad central de Wuhan.

China realizaba test de coronavirus a millones de personas tras imponer confinamientos y cerrar escuelas luego de detectar múltiples casos de transmisión local en tres ciudades la semana pasada.

Con la llegada del frío, restricciones a gran escala han sido adoptadas en las ciudades de Tianjin, Shanghái y Manzhouli, pese al bajo número de casos comparado con Estados Unidos u otros países que lidian con fuertes picos o nuevas olas de coronavirus.

Expertos y Gobiernos de todo el mundo han advertido que las posibilidades de que el virus se propague serán mayores durante el invierno por la necesidad de la gente de permanecer en lugares cerrados.

Recientes rebrotes demostraron que aún existe un riesgo de un retorno del virus, pese a que ha sido mayormente controlado en China, el país donde se detectaron los primeros casos conocidos, en diciembre de 2019.

La Comisión Nacional de Salud de China informó este lunes de dos nuevos casos de transmisión local en Shanghái en las últimas 24 horas, lo que eleva el total de siete desde el viernes pasado, informó la agencia de noticias china Xinhua.

Los dos últimos casos confirmados en Shanghái eran contactos estrechos de un trabajador aeroportuario que dio positivo días atrás.

El Aeropuerto Internacional de Pudong, de Shanghái, decidió testear a sus empleados, y para las primeras horas de este lunes ya había recolectado 17.719 muestras, informaron autoridades.

Videos subidos a redes sociales por trabajadores mostraban lo que parecían ser escenas de caos en el aeropuerto debido a la inesperada orden de hacerse los test.

En los videos, podían verse a numerosos empleados agrupándose de manera desordenada frente a personal médico con atuendos de protección integral en un estacionamiento donde se efectuaban las pruebas de detección del coronavirus.

En Shanghái los test eran más selectivos, para las personas asociados a un lugar en particular, como el aeropuerto o los hospitales donde trabajaban personas que dieron positivo, en vez de hacer las pruebas en todo un barrio.

En Tianjin, trabajadores sanitarios ya recolectaron más de 2,2 millones de muestras de residentes en el barrio de Binhai, luego del descubrimiento de cinco casos de transmisión comunitaria la semana pasada.

En Manzhouli, una ciudad de más de 200.000 habitantes, autoridades locales estaban haciendo pruebas a todos los residentes luego de que se anunciaran dos casos el sábado pasado.

Las escuelas y lugares públicos de la ciudad fueron cerrados y se prohibieron las reuniones en público.

Cada vez que descubrió casos de transmisión local, China lanzó programas de pruebas masivas, además de cerrar escuelas y hospitales y aislar complejos residenciales o barrios enteros.

Las autoridades de Tianjin cerraron un jardín de infantes y trasladaron a todos sus docentes, alumnos y familiares a un centro de cuarentena. También confinaron un complejo residencial donde se descubrieron cinco contagios de coronavirus.

Oxford y AstraZeneca

Por otro lado, la universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca anunciaron que su vacuna contra el Covid-19 tiene un alto nivel de eficacia en los ensayos clínicos realizados en Reino Unido y Brasil y se prepararan para fabricar, una vez conseguida la aprobación, 3 mil millones de dosis.

Además, en un informe dado a conocer este lunes remarcaron que vacuna “se puede almacenar, transportar y manipular en condiciones normales de refrigeración (2-8 grados Celsius / 36-46 grados Fahrenheit) durante al menos seis meses y administrarse dentro de los entornos de atención médica existentes”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“¿En qué condiciones de infraestructura dejó el sistema escolar Lifschitz?”

La pregunta la hizo pública el delegado de la Región VI de Educación, Osvaldo Biaggiotti.