Aulas

Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

A pesar que, por diversos motivos, para los gobiernos Provinciales, Municipales y un sector muy amplio de la población ya estamos en pos pandemia, las cifras de infectados y fallecidos diarios, así como las tasas de mortalidad y letalidad, demuestran que estamos transitando aún la epidemia de Covid19 con alto nivel de circulación viral.

Si observamos con detenimiento la evolución de la infección y sus tendencias, vemos que ambas continúan en aumento en toda la Provincia de Santa Fe.

Nota Kohen

Del primero al veintiséis de noviembre 2020, se han infectado 35 mil personas y otras 2.186 han fallecido en Santa Fe. Las tasas de mortalidad y letalidad continúan en aumento.

Sólo en la ciudad de Rosario han fallecido 430 personas en lo que va del mes de noviembre y la tasa de letalidad se incrementó de 1,64 a 1,98 por cada 100 infectados.

Nota Kohen

Ya se han registrado en Rosario 1.124 fallecimientos. De esta cifra, más de 300 muertes habrían sido evitables, si se hubiera aplicado el Botón Rojo y el cambio de estrategia, pasando al Aislamiento Selectivo Programado Intermitente que propusimos oportunamente. Cabe mencionar que, mientras escribimos esta nota, lamentamos la muerte de tres destacados profesionales de la salud, víctimas del Covid 19.

En el documento del Investigador del Conicet Ernesto Kofman se presentaban diversos escenarios de la evolución del Covid 19 en el Departamento Rosario de acuerdo a los niveles de circulación o restricción de circulación de personas.

En el cuadro siguiente puede observarse la evolución calculada de la mortalidad hasta fin de este año.

Nota Kohen

A la fecha la mortalidad en Rosario supera el peor de los escenarios que preveía el científico Ernesto Kofman (1).

Quedan aún 10.775 de casos activos en toda la Provincia y en la ciudad de Rosario 3.054 de ellos, existiendo aún un altísimo nivel de circulación comunitaria de virus. En Rosario se verifica un incremento del Rt. (Riesgo de Contagio) en la última semana, según puede observarse en la lectura secuencial de los tableros diarios que publican la Municipalidad Rosario y la Provincia de Santa Fe.

La ministra de Educación Adriana Cantero sostuvo en declaraciones recientes: “Si estamos bien con la curva epidemiológica intentaremos convocar a la presencialidad también a los niños de primer grado que no tuvieron contacto con las aulas y a los alumnos de primer año de la secundaria”.

Pero como queda demostrado en esta nota, lejos estamos de estar bien con la curva epidemiológica. La experiencia, además, en Santa Fe ya fue hecha: allí donde se abrieron escuelas en los departamentos y localidades donde no había circulación comunitaria de Sarcs – Vir2, se produjeron contagios y hubo que dar marcha atrás y cerrar las escuelas.

Asimismo, resulta pertinente mencionar que durante la pandemia las y los docentes multiplicaron su trabajo; pasaron rápidamente al trabajo virtual y aprendieron de tecnologías que no estaban dentro de sus herramientas de trabajo habituales; el trabajo invadió la intimidad de sus hogares, generando fatiga, desgaste mental y psicológico, que se manifestó de muy diversas maneras.

Los altos niveles de desgaste que ocasionó el pasaje a la virtualidad para docentes y alumnos se manifiesta en un conjunto complejo de síntomas y malestares que van desde fatiga crónica, padecimientos psicosociales, diversos grados de angustia y estrés hasta diversas manifestaciones de Síndrome de Burnout.

La Encuesta Nacional de la Ctera recientemente publicada cuantifica estos padecimientos de la siguiente manera:

«El 70% de los docentes manifestó haber tenido malestares vinculados a la fatiga visual, el 68% sufre de contracturas cervicales, más de la mitad indicó molestias articulares musculares y cefaleas persistentes. El 67% se sintió más sobrecargado laboralmente en este período. Tanto el estrés como la sobrecarga muscular o laboral muestran asociación con la demanda que han tenido las y los docentes, dado que las familias recurren a ellas/os por problemáticas económicas, familiares y personales”. (2)

La encuesta de Ctera también señala que el 88% de las y los docentes han mantenido contacto virtual con sus alumnos, y el 12% restante se mantuvo en contacto a través de la ayuda alimentaria brindada desde la escuela y de la entrega del material impreso por el Ministerio de Educación.

Las y los docentes, al igual que lxs trabajadorxs de la salud, han sido los dos sectores de trabajadores que han trabajado en condiciones pandémicas en toda la provincia de Santa Fe, garantizando, a los sectores más vulnerables de la sociedad, asistencia sanitaria, alimentaria y la contención afectiva, con un muy bajo o escaso nivel de reconocimiento por parte de las autoridades provinciales y municipales.

Los reiterados mensajes contradictorios, con llamados al cuidado individual y a convivir con el virus, en simultáneo con aperturas de todo tipo de actividades, tanto productivas, económicas como recreativas, han generado una sensación de que la epidemia de Covid terminó y han aumentado el descuido y el no cumplimiento de las necesarias medidas de distanciamiento social y prevención de contagios. Todo esto ocurre con un alto nivel de circulación comunitaria del Sarcs -Vir2 en todo el territorio Provincial.

El comunicado del Plenario de Delegados de Amsafé es contundente en cuanto a las razones por las cuales se considera no están dadas las condiciones para retornar este 1° de diciembre a la presencialidad:

.El derecho a la educación se garantiza comenzado por cuidar la salud y la vida de los y las que enseñan y aprenden.

.No están dadas las condiciones epidemiológicas, sanitarias ya que sigue habiendo circulación comunitaria de Covid-19.

.No fueron analizadas las situaciones de las localidades.

.No están garantizadas las condiciones básicas de infraestructura escolar, 12 puntos de acuerdo paritario del año 2011, con adaptación a la situación de pandemia, para el cumplimiento de las normas generales que evitan el contagio de Covid-19.

.No está garantizados ni el transporte ni las licencias con reemplazantes para las y los trabajadores pertenecientes a los grupos de riesgo o con niños y niñas a cargo.

Coincidimos plenamente con el comunicado del Plenario de Delegados de Amsafé cuando señala que no están dadas las condiciones epidemiológicas para la presencialidad en ninguna modalidad.

Es necesario agregar que una correcta política de salud laboral de las y los docentes indicaría que es necesario constatar el estado de salud de lxs docentxs previo al comienzo de la presencialidad y contar con un Servicio de Salud Laboral centrado en la salud de lxs trabajadores de la educación de carácter preventivo y un programa de Monitoreo Epidemiológico en Salud y Trabajo Docente.

No se pueden retomar las clases presenciales sin contar con un funcionamiento a pleno de los Comités Mixtos de Salud y Seguridad en el Trabajo en cada departamento y distrito, como establece la ley 12913/08.

Sin Comités Mixtos funcionando no hay garantía de cumplimiento de los “protocolos” que aseguren, además del distanciamiento social necesario, las condiciones elementales de higiene y seguridad que eviten los contagios de Covid 19.

Hasta el 30 de noviembre del 2020 hemos evitado el contagio de las y los docentes y estudiantes, manteniendo el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, sosteniendo la actividad escolar de manera virtual.

Abrir las actividades escolares públicas y privadas en el ámbito de la provincia de Santa Fe significa movilizar y poner en circulación a más de un millón de personas entre alumnos, docentes, no docentes y familiares que, hasta el presente, no estuvieron expuestos al virus, y esto, sin dudas, constituye una invitación al contagio de este sector de la población que hasta el momento, con mucho esfuerzo, se mantuvo sin infectarse.

Consideramos que no existen razones, ni epidemiológicas ni pedagógicas ni sociales, para abrir por diez días las escuelas, cuando tenemos ya en planificación la campaña de vacunación a nivel Nacional y Provincial.

Lo que necesitamos desde el punto de vista de la salud laboral es organizar la campaña de vacunación para que, durante enero y febrero, las y los docentes estén dentro de los grupos de trabajadores que por la labor que realizan sean vacunadxs, y abordar, desde el punto de vista individual y colectivo, los problemas de la fatiga crónica y el desgaste mental en todas sus manifestaciones que la pandemia les ha provocado.

Recién cuando no exista circulación comunitaria del Virus Sarcs – Vir2 y los docentes estén prevenidos con las vacunas será el momento de la vuelta en condiciones seguras y saludable a las escuelas.

(*) Docente investigador Consejo Investigaciones UNR, especialista médico del trabajo y docente en la carrera de especialización Medicina del Trabajo UNR.

Notas:

Se adjunta Tabla Evolución Covid19, del  5 de octubre 26 noviembre 2020.

Nota Kohen

Dos formas de evaluar Tasa letalidad: 1) Columna B: Casos Recuperados más Fallecidos por 100 dividido la Totalidad de Infectados y 2) Como lo calcula la Secretaría de Salud Municipalidad de Rosario, Columna F Total de Fallecidos por 100 dividido la cantidad de Infectados.

(1) Covid 19 en Rosario. Proyecciones ante posibles escenarios. 28 de Octubre de 2020; Dr. Ernesto Kofman. Investigador Principal Conicet. Profesor Asociado FCEIA, UNR.

(2) Encuesta Nacional CTERA. Salud y condiciones de trabajo docente en tiempo de pandemia Covid; 2020; página 16.

 

Más notas relacionadas
Más por Jorge Kohen (*)
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Supermercadistas Unidos celebran el acuerdo de precios de carne

En un comunicado, la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), aseguró que es un esfuerzo