El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recobró el control de la Asamblea Nacional cinco años después de perderlo, luego de que el chavismo se impusiera este domingo en unas elecciones legislativas boicoteadas por sectores de la oposición.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados concentraron el 67,6% de los 5.264.104 votos contabilizados en un primer boletín con 82,35% de los sufragios transmitidos, anunció Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Alfonzo no precisó, sin embargo, cuántos de los 277 escaños en juego quedarán en manos del llamado Gran Polo Patriótico.

El uso del tapabocas fue obligatorio, con marcas en el piso para mantener el distanciamiento físico por la pandemia de Covid-19.

«¡Felices madrugadas de victoria!», celebró Maduro.»Tenemos una nueva Asamblea Nacional, hemos tenido una tremenda y gigantesca victoria», agregó. «Tuvimos paciencia» para «sacarnos de encima a esta Asamblea Nacional nefasta (…), que trajo la plaga de las sanciones», dijo más temprano Maduro tras sufragar en la principal instalación militar de Caracas, Fuerte Tiuna.

Según informó este lunes la agencia de noticias Télam, la abstención alcanzó el 69% en unas elecciones a las que estaban convocados más de 20 de los 30 millones de habitantes de este país.

«El fraude ha sido consumado», expresó por su parte el opositor Juan Guaidó, en referencia a la abstención, en un video que divulgó en redes sociales.

Previamente, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, había tachado en Twitter de «farsa» estas elecciones.Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica y Panamá desconocieron los comicios dominicales. La Unión Europea desestimó que sean «creíbles». Ya la Organización de los Estados Americanos (OEA) había expresado su rechazo al proceso.

«Deseo que la Unión Europea haga una reflexión», dijo por su parte el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, que lideró fallidos procesos de diálogo en Venezuela y actuó esta vez como observador electoral. «¿No reconocer es desentenderse? Hay que comprometerse», agregó.

Los expresidentes de Bolivia Evo Morales, de Ecuador Rafael Correa y de Paraguay Fernando Lugo, junto a la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, estuvieron entre los invitados por el Gobierno chavista.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Otros actores posibles

Ante la incidencia de los monopolios en la puja por los precios, la experiencia del cooper