Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

“…Es lunes o miércoles o viernes, el llamado está acordado, algo se mueve en las tripas esperándolo. Es un llamado ansiado. Suena el celular, él, sus manos lo toman, intentan atender pero cortan… ¿Qué pasó? Después de unos segundos el aparato suena otra vez. ¿Hola cómo le va a usted? Y comienza la magia, el misterio que se produce cuando las voces se entrelazan en diálogos, en charlas sobre sus vidas, en números y letras, la huerta, la cocina…”

El texto anterior es parte de lo que escribió Hernán Giampani, maestro de una escuela primaria de Granadero Baigorria y de otra para adultos de Ibarlucea. Su relato tiene que ver con la historia de Bernarda y Juvencio, sobre cómo “de grandes” se alfabetizaron a la distancia. Una más de las tantas y ricas experiencias de enseñanza y aprendizajes que transcurrieron en la pandemia.

Un trabajo colectivo impulsado por Amsafé Provincial se dio la tarea de reunir trayectorias pedagógicas como la que cuenta este maestro. Lo hace en el libro virtual Postales maestras. Relatos de este tiempo –el primero que Amsafé edita en este formato– y que se presenta este sábado 19, a las 10, por zoom.

Como anticipa el título, el libro reúne imágenes y escritos que sintetizan lo vivido por docentes de la provincia de Santa Fe en el ciclo lectivo 2020. Son unas 40 postales. Cada una tiene su impronta de enseñanzas y aprendizajes, la que cada educadora, educador quiso darle.

Postales Maestras
Escribiendo sobre el camino de tierra. Otra de las postales que inspira al libro virtual.

La profesora Alejandra Bianciotti repasa cómo surgió esta iniciativa de Amsafé Provincial, sindicato donde es secretaria de la Modalidad Especial. En noviembre pasado organizaron dos encuentros alrededor de esta idea de las postales y relatos. Uno y otro estuvieron coordinados por la profesora Adriana Falchini y se diseñaron con la invitación a participar a docentes de todos los niveles y modalidades que quisieran sumarse. “La propuesta es encontrarnos desde el placer de la escritura y las artes visuales a delinear imágenes breves que den testimonio de este tiempo”, decía la convocatoria de entonces.

Y un sábado por la mañana allí estuvieron, durante tres horas, intercambiando estrategias para escribir y dibujar cómo fue enseñar en estos meses. En el segundo encuentro, también un sábado y por tres horas, se dieron el tiempo para leer, escucharse y apreciar las postales en marcha. Ahora se preparan para presentar ese gran “relato colectivo”, como lo define Alejandra Bianciotti.

Ser escuela

La propuesta –repasa– surgió en el debate entre compañeras y compañeros de nivel inicial, primaria y educación especial, buscando poner el acento en el lugar relevante que tiene siempre lo pedagógico para el sindicato. Una iniciativa motorizada también desde la Secretaría de Cultura de Amsafé, a cargo de Gabriela Qüesta.

“Sin hablar del Covid, ni el aislamiento, ni la pandemia buscamos cómo poner en palabras lo que fue educar en estos tiempos”, explica Alejandra del desafío de poder dejar testimonio de cómo siguieron “siendo escuela”.

Para esa tarea, Adriana Falchini las invitó a escribir “aguafuertes” o “sentipensares” para contar qué es educar sin la presencialidad física del aula. “En estos encuentros invitamos a profesoras y profesores de plástica, y mientras íbamos armando estos relatos colectivos, iban dibujando. Todo siempre por zoom”, valora Alejandra de este proceso que derivó en el libro virtual.

Además de contar el hacer docente a la distancia, también invitaron “a delegadas y delegados a escribir sobre qué fue militar en estos días, como maestras y maestros que conducen”.

El libro incluye todos esos testimonios, reunidos en textos e imágenes. “No faltan las voces de las y los estudiantes, porque este proceso no lo hicimos solo los maestros, sino con niños, jóvenes y adultos”, agrega Alejandra.

Postales Maestras
Cada maestra y maestro que se sumó a la idea de las postales “trajo lo que quiso” de su tarea.

Para hacer el libro no hubo un reparto de temas sobre los que escribir. Cada maestra y maestro que se sumó “trajo lo que quiso” de su tarea. “Lo que hicimos todas las maestras y maestros, profesoras y profesores fue hacer escuela, con otro formato y en una desigualdad terrible. Aun así casi todos llegaron, porque iban a la casa de sus alumnos o lo hacían desde una radio o por videollamadas”, enumera la secretaria de Especial.

Subraya que la meta de este libro virtual es compartirse “como un gran relato colectivo”. Para el año que viene, los planes apuntan a imprimir las postales de esos relatos, con las imágenes y los textos docentes. Quedarán como testimonio de cómo –manifiesta Alejandra– se hizo escuela pública de otra manera: “Porque hacer escuela no es del orden de lo instrumental o de dispositivos sino algo enlazado a la filiación, a una trama de vínculos pedagógicos que sostuvimos y sostenemos siempre”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Dudas y certezas

La reunión del Consejo Federal de la Hidrovía ratificó su continuidad en manos privadas. A