Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

“Por ahora lo único que hay son imputaciones por manejos de encubrimientos de la policía”, lamentó la titular de la Comisión de investigación de la Cámara de Diputados provincial, Matilde Bruera, al convocar a una rueda de prensa para este jueves, a las 10, en la delegación local de la Cámara baja, tras conocer el informe de forenses de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que indica que Carlos Orellano murió por asfixia por ahorcamiento.

El Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, mediante análisis complementario de la autopsia, aportó un dato relevante en las últimas horas sobre lo ocurrido con el joven de 23 años, que en febrero pasado salió a bailar con sus amigos al boliche Ming, de la Fluvial, y apareció muerto en el río Paraná tres días después.

Este informe complementario establece que hubo golpes previo a la muerte, con hematomas y lesiones en el cuello de Carlos Bocacha Orellano, siendo la posible causa de muerte una asfixia antebraquial. “Es un avance muy importante en la investigación”, deslizó la diputada provincial Matilde Bruera, y agregó: “No hay dudas que en este momento corresponde hacer imputaciones por la muerte de Bochaca”.

De esta manera, la legisladora y presidenta de la Comisión que sigue el caso en la legislatura santafesina, convocó para este jueves 14, a las 10, a una conferencia de prensa que se realizará en Santa Fe 825, donde funciona la delegación rosarina de la Cámara de Diputados provincial. “El fiscal que tiene la causa –Patricio Saldutti, de la Unidad de Homicidios Dolosos– debe convocar a una audiencia imputativa”, reclamó Bruera.

Carlos Orellano tenía 23 años, era trabajador metalúrgico e hincha de Rosario Central, y el domingo 23 de febrero por la noche salió con sus amigos al boliche Ming House River de la Fluvial y hasta cerca de las 4.30 estuvo bailando, según se supo por los registros que quedaron en las redes sociales. Lo que se supo por testigos es que en algún momento Carlos quiso entrar al VIP del boliche y no tenía pulsera que se lo permitiera. La intención valió que los de seguridad lo saquen a los golpes y que no se sepa nada más de él hasta el miércoles 26 por la tarde, cuando su cuerpo apareció flotando en el río, a pocos metros del boliche.

La legisladora justicialista justicialista recordó que el avance en la causa solo dejó imputaciones a cuatro policías por distintos delitos: Karina G. y Gabriel N., que hicieron adicionales la noche del hecho, y a Pablo B. y Brenda L., ex jefe de la Comisaría 2ª y sumariante respectivamente, por incumplimiento de deberes de funcionario público al considerar que en los días de búsqueda de Carlos omitieron el pedido de la fiscal de turno de secuestrar las cámaras de seguridad del boliche y de la zona. En tanto, sólo Gabriel N. quedó con prisión preventiva.

“Por ahora lo único que hay son imputaciones por manejos de encubrimientos de la policía”, reprochó la también abogada penalista. Y reclamó: “Corresponde imputar bajo figura de homicidio. No hay dudas que no fue accidental la muerte si no causada”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“¿En qué condiciones de infraestructura dejó el sistema escolar Lifschitz?”

La pregunta la hizo pública el delegado de la Región VI de Educación, Osvaldo Biaggiotti.