Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La victoria popular que significó la aprobación de la despenalización del aborto en la Argentina revitalizó la lucha por ese derecho en el país trasandino, donde el proyecto (cajoneado desde 2018) va a empezar a ser discutido en el Congreso.

La onda verde, que implica un significativo avance en la ampliación de derechos y un paso fundamental para lograr una salud pública más igualitaria, avanza en la región y ya cruzó los Andes. La Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile inició este miércoles 13 de enero la discusión del proyecto que despenaliza el aborto hasta las catorce semanas de gestación, según informó el sitio de noticias chileno CHV Noticias.

El triunfo de la militancia en las calles argentinas, que logró que el clamor popular pasara de las plazas al palacio, atravesando sus muchas veces inexpugnables muros, alentó a las mujeres que luchan en Chile por obtener ese derecho.

“Con la aprobación de la interrupción del embarazo en Argentina, los movimientos feministas de nuestro país celebraron el avance de políticas progresistas en la región y lo consideraron un impulso para Chile”, señaló el sitio de noticias chileno T13.

“En el caso del país trasandino fue el gobierno de Alberto Fernández quien presentó el proyecto de ley para la despenalización del aborto, luego de varios intentos fallidos en el Congreso, y argumentando motivos de salud pública”, recordó el medio chileno.

El impulso cruzó la cordillera y este miércoles comenzó la discusión a nivel legislativo. “Me he puesto a disposición de las organizaciones feministas que han dedicado su vida a la pelea por un aborto libre y seguro para todas; junto a ellas y a las parlamentarias promocionantes de este proyecto, hemos decidido iniciar formalmente la tramitación del proyecto que presentamos hace algunos años y que busca despenalizar el aborto hasta las 14 semanas”, señaló Maite Orsini, del partido Revolución Democrática (RD). “Esperamos despacharlo lo antes posible a la Sala de la Cámara”, adelantó la parlamentaria en su cuenta de Twitter.

Según informó el sitio chileno, desde el organismo de derechos humanos Corporación Humanas valoraron la noticia, apuntando a la importancia de reanudar el debate sobre derechos sexuales y reproductivos. “Esta discusión debe darse de cara a la ciudadanía, que demanda cambios constitucionales y legales en materia de derechos de las mujeres y las niñas”, dijo la abogada Camila Maturana.

Corporación Humanas, una de las tantas organizaciones feministas que viene dando batalla se constituyó en el año 2004 “impulsada por un grupo de mujeres feministas, profesionales y defensoras de derechos humanos, con el fin de generar un espacio de acción, reflexión e incidencia en el desarrollo institucional del país de modo de aportar a la profundización de la democracia y a la inclusión de las mujeres”, señaló la página oficial de la organización.

Por su parte, la coordinadora de la Mesa Acción por el Aborto en Chile, Gloria Maira, consideró que “descriminalizar la decisión de las mujeres es fundamental en el respeto de nuestra dignidad y derechos. No hay avances sustantivos en la igualdad si el ejercicio de la autonomía reproductiva es objeto de sanción penal”.

“Esperamos que el debate dentro y fuera del parlamento que produzca la tramitación legislativa contribuya a visualizar la intrínseca relación entre el respeto de la libertad y autonomía personal y de los derechos humanos de las mujeres con el fortalecimiento de la democracia, mayor justicia y mejores vidas”, agregó Maira.

El texto del proyecto de despenalización del aborto lleva mucho tiempo cajoneado. Por eso se espera que, finalmente, salga de las sombras y comience a circular y a ser debatido, que no será fácil. Fue ingresado en agosto de 2018 por diputadas de la oposición y su objetivo es reformar los artículos del Código Penal que estipulan sanciones contra la interrupción del embarazo.

Según recuerda el sitio de noticias CHV Noticias, en 2017 fue aprobada la ley de aborto en tres causales en Chile. La iniciativa permite la interrupción voluntaria del embarazo en caso de riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto o violación. Sin embargo, en la última causal sólo se puede realizar hasta las 12 semanas de gestación, o hasta las 14 si se trata de menores de 14 años.

En tanto, según la encuesta Plaza Pública Cadem, realizada a fines de diciembre de 2020, un 56 por ciento de las chilenas y los chilenos está de acuerdo con la despenalización del aborto en algunas circunstancias, mientras que el 27 por ciento cree que se podría bajo cualquier motivo.

Participaron de la sesión del Congreso de Chile las diputadas Karol Cariola, Camila Vallejo, Natalia Castillo, Daniella Cicardini, Cristina Girardi, Claudia Mix, Emilia Nuyado, Maite Orsini, Camila Rojas y Gael Yeomans que son las autoras del proyecto y lo presentarán en la comisión, a la que también fue invitada la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett.
Además, fueron invitadas Gloria Maira, de la Mesa por el aborto, y Camila Maturana, encargada del Programa Seguimiento Legislativo de la Corporación Humanas.

En la nota titulada “La marea verde cruzó la cordillera: ¿Qué tan lejos estamos del aborto libre en Chile?”, firmada por Valentina Zambrano Ramírez y publicada en el sitio de noticias chileno El Ciudadano, la autora ofrece el derrotero del proyecto y la lucha de los movimiento sociales por lograr la ampliación de derechos.

“El proyecto por discutir pretende ampliar la despenalización en conjunto a la normativa vigente del Código sanitario respecto al Artículo 119, donde, mediando la voluntad de la mujer, se autoriza la interrupción de su embarazo por un médico cirujano, en los términos regulados por las tres causales: peligro de la vida de la mujer, inviabilidad de la vida extrauterina del feto y en caso de violación”, precisó Ramírez.

“La modificación a la ley de aborto se estuvo discutiendo desde 2018 debido a las trabas legales que la implementación de este artículo al añadir la objeción de conciencia, una medida de carácter excepcional y «única norma legal de nuestro ordenamiento jurídico que establece un procedimiento para objetar en conciencia y de cuyas disposiciones se desprende que implica el derecho de abstenerse de cumplir la obligación de atención que asiste al médico requerido para interrumpir el embarazo»”, agregó la autora.

“Con la objeción de conciencia aprobada y añadida a la ley de aborto en Chile, el lema «No bastan tres causales», hizo eco en la opinión pública en 2018, sin embargo, la discusión se detuvo con la llegada del estallido social y posterior pandemia”, señaló Ramírez.

Por su parte, la abogada de Corporación Humanas, Camila Maturana, consideró que con el plebiscito para el cambio de la Constitución, el mensaje de la búsqueda de hacer ley el aborto libre y gratuito volvió a despertar. “La discusión social sobre el aborto se intensificó. Y tuvieron mucha importancia los cabildos de mujeres en el camino de una Constitución feminista que reconociera los derechos sexuales y reproductivos”, aseguró Maturana.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Dudas y certezas

La reunión del Consejo Federal de la Hidrovía ratificó su continuidad en manos privadas. A