Yo no sé, no. Pedro acordaba escaparse con Josecito para hacer la heroica de colgarse de un tranvía, ya que por esos meses dejarían de funcionar. Y Pedro le había dicho a Gracielita, la hermana de Josecito, que era capaz de colgarse –aunque sea un par de metros– de ese gigante de madera y hierro que sacaba chispas por momentos. Y así lo hicieron para mostrar su valentía.

Eran los últimos meses en los que pasaría por un barrio de calles empedradas, donde algunas tardes lo heroico era salvar la pelo de las ruedas de algún vehículo. Se quedaría con las ganas de colarse en alguno de los cines cercanos, como lo hacían sus primas y su hermana.

En el mundo, el pueblo vietnamita comenzaba una lucha heroica, ahora con los Estados Unidos. Para el verano del 65, el hecho lleno de valentía era tirarse desde las barrancas al arroyo Saladillo, a la altura del Puente Gallego. Pedro recién lograría en el 72 cruzar el arroyo en su parte más brava. Ese año regresaba el General, después de una resistencia heroica que se plasmaba en un Luche y Vuelve.

Ese año salía campeón San Lorenzo, con dos jugadores con apodo de fábula infantil: el Oveja Telch y el Lobo Fischer. Tres años después, River salía campeón tras 18 años sin título alguno, un año más que el exilio del General. En ese 75, los patriotas seguidores de Ho Chi Minh derrotaban en una lucha heroica al Imperio Yanqui.

Veinte años pasan y el pueblo Canaya grita campeón de una copa internacional, después de la heroica remontada de un 0 a 4 en contra. Esa década terminaba con el uno a uno agonizando y diciembre de 2001 se teñía de sangre heroica, la de los que no aguantaron más y salieron.

En este enero de 2021 vemos que el año que pasamos podría –a pesar de los muertos– haber sido mucho peor, y que la cosa no se pudra mal se debió a la decisión política de elegir, por sobre todas las cosas, a la vida y al accionar casi heroico de nuestros jóvenes y no tanto, enfermeros , médicos , docentes, los encargados de comedores populares y otros. 

Con Pedro nos salimos de la vaina para ir a los encuentros, por los abrazos, como parte de la gran victoria. Pero sabemos que con valentía, con seguir con los cuidados y estar dispuestos a una heroica colectiva, ahora es extremar los cuidados personales y colectivos. Para que no esperemos 17 años o 18 para volver a abrazarnos victoriosos.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

  • Día de la lealtad

    El Día de la Madre peronista

    “¡Gracias Evita! por todo lo que me brindaste con tu reconocimiento a la dignidad del trab
  • Que no se Corte

    Traferri llevó al máximo tribunal a una jueza que intervino en la causa del juego clandest
  • Reforma agraria en Perú

    El presidente Pedro Castillo apuesta al desarrollo de la agricultura familiar, comunera y
Más notas relacionadas
  • La madre de todas las batallas

    Yo no sé, no. Pedro libraba una batalla interna: dejaría el barrio y eso lo angustiaba. Ya
  • Cabeza y corazón

    Yo no sé, no. Desde su triciclo, Pedro veía llegar al pibe de la bici con un canasto adela
  • Una sonrisa exactamente asi

    Yo no sé, no. Pedro, con 6 años, se acordaba cuando por la mañana en la esquina de Pellegr
Más por Hilo Negro
  • Día de la lealtad

    El Día de la Madre peronista

    “¡Gracias Evita! por todo lo que me brindaste con tu reconocimiento a la dignidad del trab
  • La madre de todas las batallas

    Yo no sé, no. Pedro libraba una batalla interna: dejaría el barrio y eso lo angustiaba. Ya
  • ¿Por qué no bailan?

    Volvió a editarse Soy Fiestera de Mercedes Gómez de la Cruz, publicado originalmente a pri
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

El Día de la Madre peronista

“¡Gracias Evita! por todo lo que me brindaste con tu reconocimiento a la dignidad del trab