Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Este año se cumple el centenario de las huelgas que plantearon un antes y un después para las demandas obreras en La Forestal. La proteta terminó en la masacre de más de mil trabajadores que reclamaban mejoras salariales y de vida.

“Más que recordar, yo diría que hay que revalorizar y reflexionar sobre las revueltas obreras en La Forestal. Celebrar la memoria de que a cien años sigue demostrando la importancia que tiene la historia y la transformación de los pueblos. Para mí, la importancia del hecho radica en que fue impulsada por personas del lugar, gente que estaba radicada en esos pueblos, que decidieron jugársela, desde sus propias convicciones y limitaciones para poder vivir mejor. Eso, traído a estos años, implica un baúl de aprendizajes que muestra el camino de que los pueblos forestales pueden construir su propio destino. Eso es lo principal para poder reflexionar”, afirmó Luciano Sánchez, docente e historiador de Villa Ana.

“Recordar la revuelta para mi es darle valor al coraje, dado que nuestros abuelos y bisabuelos encontraron en ellas la forma de decir no a un sistema que les parecía injusto, aún a pesar de las reprimendas que luego vendrían”, señaló Valeria Villalba, docente y vicepresidenta comunal de Tartagal. Este año se cumple el centenario de las huelgas de La Forestal que implicaron una revuelta obrera que terminó en la masacre de más de mil trabajadores que reclamaban mejoras salariales y de vida. A modo de recuerdo, se formó el Encuentro por la Memoria, la Identidad y la Reivindicación de los Pueblos Forestales que reúne a habitantes y autoridades de los pueblos forestales del norte santafesino. La intención es rememorar los acontecimientos para debatir sobre el futuro de esos pueblos, sobre las condiciones de trabajo y sobre los recursos ambientales. En ese sentido, en un primer acto el próximo 29 de enero se instalará un monumento a Teófilo Lafuente, dirigente obrero, en Villa Guillermina, además de un recordatorio en los antiguos predios de la empresa, entre otras actividades.

La Forestal, empresa de origen británico, se había instalado a principios de siglo XX en nuestro país y sometió a miles de trabajadores y trabajadoras argentinas y extranjeros. Sin embargo, tras el asesinato de obreros a manos de la Gendarmería volante, la fuerza de seguridad pagada por la firma, ésta desplegó una historia de benefactora, de portadora de progreso en los pueblos del norte.

A contrapelo de este recuerdo, muchos historiadores y docentes se dieron la tarea de poner en debate lo que sucedió allí.

“En esa lucha de los trabajadores forestales se pusieron en juego muchas cosas, problemas. Las mismas que en estos pueblos seguimos padeciendo y luchando para cambiar y mejorar. Tanto como zona forestal y como país. Esos hechos implican reflexionar sobre la explotación de los recursos naturales y sobre ecocidio, que es la palabra utilizada en estos días. Permite reflexionar sobre las relaciones productivas, los latifundios y la falta de acceso a la tierra que es un drama en el norte”, afirmó Sánchez.

Un ecocidio con consecuencias

En la década de 1960, la empresa inglesa que se dedicaba a talar quebracho colorado para producir tanino que era utilizado para curtir cueros, decidió irse del país. Mientras estuvo en el norte santafesino eliminó un milenario bosque nativo y dejó con menos recursos o posibilidades de vida a quienes habían nacido en el chaco santafesino.

Por esto, también entre quienes impulsan las mesas de diálogo, surge la necesidad de discutir el presente, en el sentido de analizar condiciones de trabajo, el sustento del medio ambiente y, un drama que tanto ayer como hoy aqueja a sus habitantes y es la migración por falta de oportunidades de vida.

“Sobre las responsabilidades estatales que tuvieron en el pasado pero también en el presente el Estado nacional y el provincial. Sobre la opresión empresarial y la violencia de género. Sobre el éxodo y la esperanza de permanecer en su pueblo, algo que es una ilusión de los pobladores de estos pueblos. Sobre la autonomía y la iniciativa de esos pueblos para liberarse. Implica pensar en qué país estamos construyendo, hacia dónde queremos ir”, afirmó el historiador de Villa Guillermina.

“A futuro, como pueblo nos queda reaprender, conocer, sanar e involucrarnos con nuestro pasado, para así luego entender cuál es el legado que nos dejaron aquellos centenares de obreros que murieron o sufrieron penurias manifestándose por mejores condiciones de trabajo y, en consecuencia, de vida. Para ellos, pero principalmente para las generaciones futuras”, opinó por su parte Villalba.

Un encuentro con mucha memoria

Este barajar para dar de nuevo, analizar la historia de cara al presente tiene una clara importancia para los pobladores del norte santafesino.

“Los que conformamos Encuentro por la Memoria, Identidad y Reivindicación de los Pueblos Forestales queremos seguir trabajando en la revalorización y fortalecimiento de los pueblos del norte. Ese también es un proyecto a futuro que de alguna manera ya estamos realizando”, expresó Sánchez y agregó: “Creo que la conmemoración de los cien años de la revuelta de La Forestal es como una especie de combustible que llegó en un momento de mucho quehacer en los pueblos forestales. Por eso insisto que no es solo una recordación sino también una continuación de las luchas del pasado, de retomar la bandera del derecho legítimo de vivir en el lugar donde se nace y pelearle desde ahí. Ese, desde mi punto de vista, es una de las identidades más fuertes de lo que pasó en La Forestal.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tu correo electrónico y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Paulo Menotti
  • Soy de la orilla brava

    Yo no sé, no. Pedro se acuerda de aquellas lluvias de aquellos otoños en que las hojas ama
  • En la ruta del tentempié

    “Miré el cielo, después las terrazas abandonadas. Sentí el fin de algo, y no podía entende
  • Libres o dominades

    Soberanía es la posibilidad que tiene un pueblo de ejercer autoridad sobre sus territorios
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario registró 707 nuevos casos de coronavirus

El Ministerio de Salud santafesino informó, además, que este jueves hubo 2.193 contagios d