La CGT Rosario volvió a abrir sus puertas este viernes para brindar un fuerte respaldo a los trabajadores despedidos de Guerrero Motos y al Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata). El martes pasado, el secretario gremial de la entidad, Román Moyano, fue detenido mientras acompañaba una protesta de los obreros cesanteados de la fábrica sanlorencina.

La detención de Moyano se produjo este martes cuando el dirigente se hizo presente en la puerta de la reconocida fábrica de motocicletas, donde un grupo de trabajadores despedidos que reclaman su reincorporación desde diciembre se encadenó al portón de la planta ante los reiterados incumplimientos de los directivos de la empresa, que «desoyeron todos los llamados del ministerio de Trabajo de la provincia», según reiteraron desde el sindicato de los mecánicos.

El secretario gremial de Smata quedó incomunicado y este miércoles fue llevado a una audiencia imputativa a pedido del fiscal Aquiles Balbis, quien lo acusó de haber incumplido la disposición judicial de levantar el bloqueo frente a la empresa montado por los trabajadores despedidos.

Este viernes, con la presencia de sindicatos de Rosario y toda la región, el titular del Smata Marcelo Barros ofició de anfitrión de “la casa de los trabajadores”. La CGT Rosario, que lleva años sin reunificar conducción, reabrió su sede para expresar un contundente apoyo a los trabajadores despedidos de Guerrero Motos y un fuerte repudio a la Justicia por haber detenido, “en pleno ejercicio del legítimo derecho de protesta” –como se repitió varias veces–, a un integrante de la comisión directiva de un gremio (Moyano).

Los referentes sindicales brindaron apoyo al Smata y conincidieron en trabajar por la unidad de la CGT Rosario. | Imagen: JEB

Antes de la conferencia de prensa hubo una reunión, a la que tuvo acceso Redacción Rosario, en la que los referentes sindicales realizaron un análisis crítico de lo ocurrido durante la semana en San Lorenzo, y en la que instaló con fuerza una idea: normalizar y reunificar a la CGT Rosario.

Ya en la rueda de prensa, Barros, acompañado por Antonio Donello de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y Román Moyano (el dirigente que estuvo 24 horas detenido e incomunicado), retomó el concepto. “Esto que pasó, el apoyo que hemos recibido, nos demuestra la necesidad de trabajar para que se una el movimiento obrero”, señaló el titular del Smata ante el periodismo.

“No tenemos que ser mezquinos, no hay que pensar en los dirigentes sino en la gente, esto es lo que hablamos recién y en eso estamos todos de acuerdo”, continuó Barros, quien adelantó que la semana que viene habrá un nuevo encuentro en la CGT para “seguir evaluando lo que pasa en la provincia”.

“Esta es una empresa insolente, que se cree que son los dueños del campo laboral y verduguea a los trabajadores. Pero hay varias empresas como estas, que se hacen las dormidas pero no ĺo están”, apuntó Barros, para luego remarcar: “Entonces el movimiento obrero tiene que estar preparado para ayudar en el futuro a todos los gremios, como nos están ayudando hoy a nosotros. Y si hay otro caso como este que estemos todos al lado de ese gremio”.

El secretario general de Smata reiteró fuertes críticas a la Justicia. «A nuestro compañero lo detuvieron pero cuando el dueño de la empresa prendió fuego el auto de un compañero, a la vista de todo el mundo, ningún fiscal actuó de oficio”, se quejó Barros.

De izquierda a derecha, Donello, Barros y Moyano. | Imagen: JEB

En la conferencia, Barros agradeció “las numerosas muestras de solidaridad recibidas”, de parte de los sindicatos, de legisladores, en su mayoría del peronismo pero también de otras fuerzas políticas.

Consultado por cómo continuará el conflicto en Guerrero Motos, Barros primero aclaró una información que estuvo circulando en los medios equivocadamente –entre otros en este propio diario digital–. “Los trabajadores despedidos no son 23, son 19 más tres delegados, un total de 22”, subrayó.

“Tendremos una nueva reunión con los trabajadores despedidos donde evaluaremos qué vamos a hacer. Acaban de meter preso a nuestro secretario general y por eso tenemos que hacer una evaluación de lo ocurrido, porque no podemos exponer a nuestros compañeros para que los verdugueen, para que les pegue la policía o que lo metan presos en una cueva de un metro por un metro”, indicó Barros.

“El lunes nos volveremos a reunir con los trabajadores despedidos para decidir con ellos cómo seguir”, remarcó Barros, quien si bien por un lado destacó que “el Ministerio de Trabajo de la provincia a hecho todo lo que tenía que hacer y ha acompañado siempre”, también informó que el sindicato avanzó “con denunciar a la empresa ante el Ministerio de Trabajo de la Nación”, por lo cual el gremio espera que desde Buenos Aires el lunes “citen a estos señores» (los directivos de Guerrero Motos).

Notas relacionadas:

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tu correo electrónico y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“El gobierno provincial está llevando adelante un ajuste salarial”

El secretario general de Amsafé, Rodrigo Alonso, advierte que la provincia se niega a la p