Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Un nuevo informe oficial sobre la distribución de la pauta publicitaria estatal confirma que no considera a los medios cooperativos, comunitarios y populares como actores importantes de la comunicación en la Argentina. De los 4.704 millones de pesos repartidos desde principios de enero a fines de noviembre de 2020, solo 33 millones fueron a cooperativas y entidades sin fines de lucro que sostienen publicaciones gráficas, canales de televisión, radios y portales de noticias. Se trata de menos del 1 por ciento del total. Un aplazo contundente, como si se tratara de muy malos alumnos, cuando la realidad indica que se trata de medios cada vez más valorados y tenidos en cuenta por vastos sectores de la población, ávidos de pluralidad, de algo distinto al bombardeo constante de los monopolios del sector.

El más reciente informe oficial complementa con octubre y noviembre los datos de 2020, de los cuales ya se habían difundido los números del período entre enero y septiembre. En aquel momento, este periódico daba cuenta de la fuerte concentración de los recursos en empresas grandes y radicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ya con el año casi completado, se confirma lo del centralismo porteño: apenas el 26 por ciento de lo distribuido correspondió a medios radicados por fuera de la gran capital.

Fueron los periodistas Santiago Marino y Agustín Espada quienes se tomaron el trabajo de desmenuzar los datos y fijar porcentajes tomando como universo esos 11 primeros meses del año pasado. En una nota publicada en el portal eldiarioar.com, señalaron también que “el Grupo Clarín (Clarín, TN, Canal 13, Radio Mitre, FM 100, La Voz del Interior, Los Andes, entre muchos otros) es el que más dinero recibió por anuncios: se quedó con el 13 por ciento del total para 2020. El dato consolida una leve caída respecto de años anteriores, ya que en 2019 acaparó el 15 por ciento y en 2017, el 18 por ciento”, precisaron.

“La segunda posición global le correspondió al Grupo Indalo (C5N, Radio 10, Pop, Ámbito Financiero, Minuto Uno, entre otros) con poco menos de la mitad de lo captado por el Grupo Clarín. El top 5 de los más beneficiados se completó con el Grupo América (La Red, América TV, Supercanal, Uno), Octubre (La 750, Página 12, IPTV y, recientemente, Canal 9, entre otros) y VIACOM, la empresa estadounidense que aparece en un lugar de privilegio dado que su activo relevante en la Argentina es el canal Telefe”, se añade en la nota de Marino y Espada, quienes hasta el año pasado publicaban sus informes en el diario recuperado –devenido semanario– Tiempo Argentino. Ahora, Tiempo es el único medio cooperativo que parece escapar al ninguneo para los otros medios del sector. Recibió en 2020 unos 17 millones de pesos, más de la mitad del total de los otorgados a otros medios cooperativos y comunitarios, es decir de ese mísero menos del 1 por ciento.

En ese sector, el nuevo informe cayó como una nueva patada donde más duele, porque marca que hasta el momento poco ha cambiado desde las épocas del macrismo, en las que las expectativas de apoyos oficiales eran muchísimo menores.

La organizaciones que representan a estos medios habían iniciado contactos con los funcionarios del gobierno de Alberto Fernández en enero de 2020; cuando las esperanzas de una nueva etapa, con un gobierno más afín a la promoción del pluralismo informativo, todavía latían fuerte.

En el arranque del 2021 el panorama es otro. Y las esperanzas se van esfumando pese a que desde segundas y terceras líneas de la Secretaría de Medios y Comunicaciòn Pública de la Nación se suele llamar a sus representantes para convocarlos a “escuchar lo que les pasa para tratar de avanzar” con transformaciones que aún ni se perfilan en el horizonte. De allí que en espacios como el de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) –de la que este periódico forma parte– se esté barajando volver a la carga, con más vehemencia que hasta ahora, en el reclamo de una ley nacional que establezca regulaciones para la distribución de la pauta. Entre ellas, una que fije que los medios cooperativos, comunitarios y populares deban ser receptores de no menos de un 30 por ciento del total de lo que se distribuye. Por lo pronto, está dicho, no se llega ni al 1. Y nada indica que ese aplazo de diciembre pueda levantarse en los próximos exámenes de marzo.

 

Fuente: El Eslabón

Más notas relacionadas
Más por Manolo Robles
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Dudas y certezas

La reunión del Consejo Federal de la Hidrovía ratificó su continuidad en manos privadas. A