Las petroleras comenzaron a implementar este lunes un nuevo aumento, del 1 por ciento para las naftas y del 1,9 para el gasoil, al trasladar a los surtidores los nuevos valores reconocidos por el Gobierno a los biocombustibles. Se trata del tercer incremento en lo que va de 2021, luego de los implementados el 16 y el 5 de enero.

A comienzos de año, la Secretaría de Energía dispuso el nuevo sendero de precios que se extiende hasta mayo para recuperar los valores del biodiesel que se utiliza para el corte obligatorio del gasoil y el bioetanol para las naftas, luego de poco más de un año con un incremento del 10 por ciento.

De esta manera, la adecuación correspondiente a febrero contempla para el biodiesel un incremento en el corte de 5 a 6,7 por ciento (seguirá escalonado hasta alcanzar el 10%) y en el precio un aumento de 12,4, mientras que en el caso del etanol el precio sube 9,6 y la dosificación no varía del 12.

La primera de las empresas en implementar desde la medianoche los nuevos precios fue YPF –que controla casi el 57% del mercado–, al disponer en todo el país un incremento del 1 por ciento en naftas y 1,9 en gasoil como resultado del impacto de la decisión de la Secretaría de Energía sobre el precio de biocombustibles.

Las demás petroleras, seguidas en participación de mercado por Raízen –licenciataria de la marca Shell– y Axion, también se aprestaban a reflejar el incremento en sus redes de estaciones de servicio.

En los primeros días de enero, a través de la resoluciones 1/2021 y 2/2021 de la Secretaría de Energía, se fijaron nuevos precios regulados de biocombustibles destinados a su mezcla obligatoria de nafta y gasoil, lo que busca recomponer el atraso de ese precio regulado por el estado desde diciembre de 2019.

Según se informó desde la agencia oficial Télam, “se trata de un esquema paulatino y progresivo de recomposición de precios que se está aplicando de manera gradual a lo largo de cinco etapas hasta mayo”, que involucra también la reducción en los porcentajes de corte obligatorio de gasoil, “de manera de no impactar en el bolsillo de los consumidores”.

De esta manera, el nuevo esquema reconoce hasta mayo un incremento total del 90,7 por ciento para las distintas variedades de biodiesel; y del 55,9 para las de etanol, lo que pretende dar respuesta a los reclamos de las cámaras de las empresas elaboradoras que advertían sobre el parate del sector, añadió el cable de la agencia.

Por lo tanto, se anticipa que las petroleras durante los próximos tres meses reiterarán estos incrementos a comienzos de cada mes para cumplir con la actualización de precios, de acuerdo al cronograma oficial.

“El valor de los biocombustibles es uno de los componentes del precio de naftas y gasoil, a los que se suma el precio del dólar, los impuestos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono y el valor internacional del crudo”, indicó el mencionado cable.

El de este lunes es el tercer aumento del año que se registra en los surtidores, luego de las subas del 5 de enero del 3 por ciento por aplicación de los valores en los productos de corte; y del 3,5 el 16 de enero por el traslado de la actualización del componente impositivo de cada producto.

Aquel último aumento incluyó el incremento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) del 7,7 por ciento, y que en el caso del ajuste correspondiente al primer trimestre del año, se acaba de disponer el traspaso del 1 de marzo al 12 de marzo.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tu correo electrónico y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro