Un posible ajuste a las retenciones, apenas en estudio, para desacoplar los precios de los alimentos de los incrementos a nivel internacional, puso en alerta a las siempre solidarias entidades de la agroindustria y este viernes ya adelantaron su rechazo.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y ex diputado nacional aliado a Cambiemos, Jorge Chemes, hizo punta y preparó el terreno para la batalla. Este viernes dijo que “para un sector del Gobierno, el campo es el enemigo”, y rechazó la posibilidad de que se incrementen los derechos de exportación, idea que la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, dio a entender que estaba en estudio.

“Se busca un escenario de conflicto”, amenazó el dirigente de CRA y ex legislador que llegó en su momento al Congreso en una lista de la UCR-Coalición Cívica.

La vicejefa de Gabinete había dado a entender que el Gobierno podría analizar una suba de retenciones a las exportaciones agropecuarias para frenar el incremento de precios en los alimentos y las patronales del agro por las dudas ya se pintaron la cara para volver a las rutas, como lo hicieron incluso antes de la asunción de Alberto Fernández.

“No tenemos tantas herramientas y tenemos que usar todo lo que tengamos. Nosotros apostamos al diálogo”, había dicho en realidad Todesca en declaraciones periodísticas, tal cual consigna un cable de la agencia Noticias Argentinas de este viernes.

“Sentimos que se nos sigue provocando. A veces, da la sensación de que quieren buscar el conflicto y pelear con el campo”, dijo Chemes este viernes al programa radial de nada menos que Eduardo Feinmann.

“Yo no descarto nada”, fue la respuesta de Todesca a una consulta periodística y con eso bastó para que las patronales agropecuarias que por estos días disfrutan de una fuerte suba del precio internacional de los alimentos.

“Las retenciones son una herramienta técnica que lo que hace es desacoplar el precio internacional del precio nacional para garantizar la oferta de alimentos a un precio razonable respecto de los ingresos de las familias”, explicó Todesca, una de las más claras comunicadoras de política económica que tiene el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Por otra parte, el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, también salió a decir hay preocupación entre sus pares. El dirigente garantizó que el sector está “comprometido para fomentar la búsqueda de instrumentos que alivien el bolsillo del consumidor”. Por las fuertes subas de los precios en los supermercados, la verdad que ese compromiso no se nota.

Según la facultad que le fue otorgada por el Congreso tras la aprobación en diciembre de 2019 de la ley de Solidaridad Social y reactivación Productiva, el Gobierno tiene la potestad de subir la alícuota de las retenciones al trigo y maíz 3 puntos porcentuales (tributan el 12%).

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tu correo electrónico y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

La Provincia convocó a paritarias a gremios estatales, docentes y de salud

La discusión salarial comenzará a fines de la semana próxima, según confirmó el ministro d