Trabajadores del Correo Argentino de todo el país comenzaron este lunes una medida de fuerza, y el martes habrá movilización. Walter Palombi, del gremio local, explicó que en enero “sólo pagaron el 50 por ciento” del sueldo. En la ciudad, la protesta será en la sede de la entidad, en calle Buenos Aires y Córdoba. La huelga no afectará el transporte de vacunas contra el Covid-19.

El sueldo del primer mes del año les llegó por la mitad a los trabajadores del Correo, por lo que pusieron en marcha desde este lunes un paro, bajo la modalidad de retenciones de tareas de 2 horas por turno, mientras que este martes desde las 8.30 realizarán una manifestación nacional, que en Rosario se hará sentir en las puertas de la sede del Correo Central, por calle Buenos Aires casi esquina Córdoba.

La medida está encabezada por la Federación de Obreros y Empleados del Correo Oficial y Privados (Foecop), que concentra a la mayoría de los empleados de Correo Argentino, y no afectará los servicios que transporten vacunas contra el coronavirus o medicamentos esenciales, según avisaron.

El secretario general del Sindicato de Correos y Telecomunicaciones (Secyt) filial Rosario, Walter Palombi, explicó que el conflicto se desató por la “falta total de los sueldos de enero”, ya que “sólo se deposito el 50 por ciento y no se sabe cuándo lo van a depositar”.

Foto: Prensa Gob. de Santa Fe

Por otra parte, el sindicalista local aclaró que si bien la retención de tareas se extenderá hasta que “el último compañero cobre la totalidad de su salario, no se verán afectados los servicios que transporten vacunas contra el coronavirus o medicamentos esenciales”. Y agregó: “Todo lo que tiene que ver con el servicio de salud no se va a dejar de atender”.

El referente gremial explicó que la manifestación nace porque los trabajadores “no vemos una política clara de la empresa para recuperar el trabajo”, y dio como ejemplo la situación que atraviesan los trabajadores de la provincia de Buenos Aires, donde hubo una licitación para repartir las boletas de agua de ABSA, la cual fue notificada al Correo Argentino, pero la empresa no se presentó y perdió la concesión del servicio. 

“Luego de muchísimos años el Correo deja de repartir las facturas del agua en Buenos Aires, eso es un enorme daño económico a la empresa y si seguimos perdiendo laburo van a intentar avanzar contra los contratados, primero, y luego con la planta”, alertó Palombi.

Además, el secretario general de Secyt resaltó el rol del sector, que al ser un rubro esencial “mantuvimos la actividad a pesar de tener varios compañeros sin trabajar por estar dentro de la población de riesgo y que debido a esto se contrataron nuevos empleados”. Y cerró: “Sobre estos trabajadores quiere actuar la empresa con la intención de cortar con la relación laboral con ellos”. Pero según Palombi “no se justifica porque en el Correo sigue faltando gente y en el contexto de la pandemia es una vergüenza total”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Presentan un libro sobre el peronismo de Santa Fe

La obra “El peronismo de Santa Fe. Frentismo, rupturas internas y desestabilización instit