En un flojo arranque de campeonato, el rojinegro volvió a perder, ahora en casa: fue 1 a 0 ante el Xeneize, por la 2ª fecha del torneo local. El único grito de la noche fue de Carlos Izquierdoz, de cabeza, en el complemento. 

La Copa de la Liga Profesional para el equipo del Parque de la Independencia no tuvo el comienzo ideal, ni mucho menos. Perdió los dos partidos que disputó. El de ahora fue ante un Boca que le alcanzó con poco para llevarse los tres puntos del Coloso Marcelo Bielsa.

Boca manejó más la pelota que Newell’s en la primera parte, pero no mejor. Con un juego algo cansino, lento, le permitía al dueño de casa acomodarse ante cada ataque. Sí tuvo algunos destellos de calidad, sobre todo en los pies de Edwin Cardona, que casi hizo un golazo cuando le apuntó, a colocar, al ángulo del arco defendido por Alan Aguerre, que sólo atinó a mirar cómo la pelota se iba apenas desviada.

La Lepra perdió, desde los 22’ de esa primera etapa, a Mariano Bíttolo, que se dobló el tobillo al marcar a Eduardo Salvio. El juvenil Matías Orihuela, volante devenido en lateral ante la falta de jugadores en ese puesto, ocupó el lugar del ex Vélez. 

Lo más parecido al peligro en el Xeneize iba de la mano de los colombianos Cardona, Frank Fabra y Sebastián Villa, que por el sector izquierdo del ataque lograron vulnerar a la defensa rojinegra, luego de una linda combinación entre ellos que culminó con un remate fuerte y abajo del delantero, pero que Aguerre pudo sacar.

El equipo dirigido por Frank Kudelka recién llevó riesgo al arco rival en el segundo tiempo, gracias a un lindo amague con el que Mauro Formica dejó en el camino a Carlos Izquierdoz, aunque luego disparó a las manos de Esteban Andrada.

El conjunto vestido de amarillo llegó al gol en una jugada de pelota parada, a los 25’: el Cali Izquierdoz apareció sin marco, tras una precisa ejecución del tiro libre de Cardona, y con un frentazo a quemarropa, en el borde del área chica, dejó sin chances a Aguerre. El tanto del zaguero fue con dedicación para Carlos Tévez, desafectado del equipo horas antes del partido, por el fallecimiento de su padre.

La Lepra ya tenía en cancha a los Rodríguez Maxi y Alexis, como así también a Jerónimo Cacciabue, pero el trámite del encuentro varió poco y nada. Es más, Villa lo pudo liquidar tras un cambio de frente del ingresado Agustín Obando, pero no estuvo fino en la definición de primera, de sobrepique, que tapó Aguerre. Cardona también tuvo la suya, que pasó cerca.

Al dueño de casa le faltó rebeldía, y tuvo en Ignacio Scocco la única carta para la igualdad. En una jugada individual, con el tiempo casi cumplido, Nacho se las ingenió para sacarse parte de la marca de encima, pero entre Andrada y la defensa lo atoraron a tiempo, y no lo dejaron definir cómodo.

Newell’s profundiza su mal momento, que arrastra del torneo anterior y que tuvo como antecedente más cercano la derrota ante Vélez en la primera fecha. Parte de los nuevos nombres que se sumaron al plantel llegaron con lo justo, tanto que muchos aún no han podido ser utilizados. Kudelka buscará acelerar sus regresos, para cambiarle la cara a un equipo con pocas respuestas.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Amsafé y Sadop van a paritarias por un salario que le gane a la inflación

Este jueves 23, a las 11, será la mesa de negociaciones entre provincia y sindicatos docen