Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Si en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Ecuador, que tuvieron lugar el 7 de febrero, hubiese ganado un candidato del establishment, una dirigente o un dirigente que no desafíe las políticas de ajuste, que abomine del correísmo y siga a pie juntilla las directivas del neoliberalismo, hoy se estaría hablando en otros términos de la segunda vuelta que el 11 de abril definirá el nuevo presidente entre Andrés Arauz, ganador de la primera vuelta (32,72 por ciento), y Guillermo Lasso, que ocupó el segundo lugar (19,74 por ciento).

Pero no fue así. Obtuvo más votos el candidato correísta, el demonizado por los medios, el centro de una campaña judicial que, lejos de terminar tras la primera vuelta, se intensificó. Como ya nos tiene acostumbrados la derecha regional, cuando sus candidatos no ganan, embarran la cancha. Denuncias de fraude, pedidos de recuento de votos, e intentos de proscribir al candidato ganador. Y todo esto pese a que no hubo ni una sola denuncia de irregularidades por parte de los miles de veedores que controlaron las elecciones.

Tres mil veedores y ninguna irregularidad

Más de 3 mil veedores controlaron las elecciones cuyo resultado la derecha, y el oficialismo representado por Lenin Moreno, no acepta e intenta impugnar.

Actuaron más de 2.500 observadores nacionales acreditados ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), a los que se sumaron más de 300 internacionales, según informó la agencia EFE en base a un documento de la CNE.

Entre las misiones internacionales independientes que participaron en los comicios figuran las de la Unión Europea (UE), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), y la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-WEB, por sus siglas en inglés).

Encabezada por la ex vicepresidenta de Panamá, Isabel de Saint Malo García, la Misión de Observación Electoral de la OEA se encuentra en Ecuador desde mediados de enero y permaneció en el país hasta que concluyó la jornada.

 

Ante la derrota, mentiras y causas armadas

La situación que se vive en Ecuador ante un posible desconocimiento del resultado electoral de la primera vuelta puso en alerta a la Internacional Progresista, formada por intelectuales y políticos de todo el mundo, que advirtió a través de un documento que “se está produciendo una reacción violenta contra la democracia” en el país sudamericano, donde el candidato presidencial de la coalición impulsada por el ex presidente Rafael Correa, Arauz, tiene ventaja para ganar en la segunda vuelta. “El gobierno de Lenín Moreno está preparando un golpe en contra de la democracia”, denuncian.

“Las fuerzas reaccionarias –tanto dentro de Ecuador como en todo el hemisferio– están dirigiendo una campaña sucia y deshonesta para eliminar a Arauz, retrasar las elecciones y prevenir la formación de un bloque progresista, indígena y feminista”, aseguró un comunicado de la Internacional Progresista, con las firmas de intelectuales como Noam Chomsky y otros referentes políticos como el diputado chileno Georgio Jackson, la ministra de la Mujer de la Argentina, Elizabeth Gómez Alcorta y el diputado español Gerardo Pisarello.

El texto de la Internacional Progresista denuncia el intento de la Contraloría y la Fiscalía de Ecuador de iniciar un recuento de votos “sin precendentes, que amenaza con entorpecer el proceso democrático”, cuando el CNE validó los resultados que ponen a Arauz y al banquero Guillermo Lasso en segunda vuelta. “Seamos claros: no hubo ninguna base legal para este «recuento» ni evidencia de fraude que los justifique”, sostiene la denuncia.

El documento hace claras referencias al uso de las noticias falsas y las causas judiciales armadas, con un antecedente, además, muy reciente y contundente, el caso Bolivia y las elecciones que la OEA le robó, literalmente, a Evo Morales.

“Hemos visto las consecuencias de las denuncias de fraude infundadas en el golpe contra Evo Morales en noviembre de 2019. Le decimos al CNE, a la OEA, y al Departamento de Estado de EEUU: estamos vigilando”, advierte el texto.

Una vez que la CNE, bajo presiones y luego de muchas dudas, se negara a hacer un recuento de votos, comenzó la embestida de la Fiscalía, que con causas armadas sin pruebas quiere poner en duda la victoria de Arauz.

La Fiscalía pidió “incautar todo el contenido digital de las bases de datos que administra el sistema electoral” para revisar el resultado de la primera vuelta.

Lenín Moreno prepara un golpe”

En este sentido, el comunicado de la Internacional Progresista denuncia que ese pedido “va en contra de las claras reglas constitucionales”.

“El gobierno de Lenín Moreno está preparando un golpe en contra de la democracia”, señala el texto.

El comunicado de la Internacional Progresista advierte que “el ataque a la democracia ecuatoriana no sólo proviene del interior del país”. Y efectivamente, lo que está sucediendo en estos días en Ecuador tiene que ver con una maniobra que también involucra a Colombia y una noticia falsa originada en una revista de ese país, Semana, que tiene conexiones con el candidato Lasso, y que denunció que la guerrilla colombiana financió a Arauz.

En este oscuro marco, el fiscal general de Colombia acudió al llamado de su par de Ecuador para intentar seguir adelante con esta estratagema. La presencia del fiscal colombiano indica que todavía el establishment no se resigna e intentará alguna jugada sucia.

Marco Teruggi, en su nota publicada el 16 febrero en Página 12, señaló la gravedad del hecho y las sospechas que despierta por la intervención de la OEA y su recordada y nefasta actuación en Bolivia, entre otros actores entre bambalinas. “Existe, además, otro elemento en la agenda de la contienda: la reciente visita a Quito realizada por el Fiscal de Colombia, Francisco Barbosa, quien, a pedido de la Fiscal ecuatoriana, Diana Salazar, trajo lo que denominó como «información», sobre el financiamiento del Ejército de Liberación Nacional (ELN) colombiano a la campaña de Andrés Arauz”, escribió Teruggi. Y agregó: “La visita del fiscal de Colombia, relacionado con el partido del presidente Iván Duque, Centro Democrático, dirigido por Álvaro Uribe, levantó señales de alarma acerca de la existencia de posibles maniobras para impedir una participación de Arauz en el ballottage del 11 de abril”.

El documento de la Internacional Progresista es claro en este sentido: “Se hizo circular el absurdo y malicioso rumor de que la Internacional Progresista facilitó un préstamo entre las fuerzas guerrilleras del ELN en Colombia y la campaña del candidato presidencial Andrés Arauz».

El texto también hace referencia a la ominosa presencia del Fiscal General de Colombia en Ecuador para transmitir información “secreta” que “podría ser utilizar en un caso legal para descalificar a Arauz de las elecciones presidenciales” y recuerdan que “Ecuador tiene una larga tradición de «guerra jurídica» contra sus fuerzas progresistas”.

“La absurda mentira sobre el ELN es simplemente la última táctica de guerra jurídica para impedir que lleguen al poder. El «recuento» ilegal y el absurdo «préstamo» reflejan la desesperación de las fuerzas reaccionarias en toda América Latina”, señala el texto titulado “La democracia de Ecuador está siendo atacada. Debemos luchar para defenderla”.

“Saben que su tiempo ha terminado, saben que sólo pueden mantenerse en el poder por medios ilegales”, señala la Internacional Progresista.

“Ahora, más que nunca, debemos unirnos en defensa de nuestras frágiles democracias. Juntos podemos desmantelar este régimen de «guerra jurídica» y restaurar la soberanía popular en Ecuador y en todo el mundo”.

 

Fuente: El Eslabón

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • Alberto, rumbo a China

    El vínculo entre China y la Argentina ya es importante y resultará más profundo. La visita
  • Rodríguez Larreta

    El objetivo es desestabilizar

    “A mí la rebelión no”, decía el pasado viernes 16 el presidente Alberto Fernández cuando l
  • Duelo de locos

    Como buen genio bien loco que era –bien genio y buen loco también–, Daniel Briguet aceptab
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Coronavirus en Argentina: murieron 537 personas en las últimas 24 horas

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este jueves que se trata de la cifra más alta