Escuela Rivadavia 432 educación

Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Los amigos del barrio pueden desaparecer
Los cantores de radio pueden desaparecer
Los que están en los diarios pueden desaparecer
La persona que amas puede desaparecer …

Al tiempo que Bautista regalaba la música de Charly con su piano, un grupo de compañeras, compañeros y docentes de la Escuela Secundaria N°432 Bernardino Rivadavia plantaban un árbol dedicado a la memoria de las y los 30 mil detenidos y desparecidos en la última dictadura cívico militar. También descubrían una placa en homenaje a María Cristina Márquez, una joven víctima del terrorismo de Estado, y quien había cursado en esa escuela.

Todo se dio el viernes por la tarde pasado, en el patio de la escuela pública de Oroño al 1100. Una iniciativa motorizada por Abuelas, Madres y diferentes organismos de derechos humanos que se replicó por todo el país. Las instituciones educativas tuvieron un especial protagonismo. La idea fue plantar un árbol, plantas o plantines en el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, que se conmemora cada 24 de marzo.

Escuela Secundaria N° 432 Bernardino Rivadavia Acto por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia Foto: Candela Robles
Bautista Almirón, estudiante de la Rivadavia, interpretando un tema de Charly García. FOTO: Candela Robles.

En ese acto se cantó el himno, se multiplicaron las voces de compromiso de enseñar y aprender sobre la historia reciente, y las convicciones de que estas prácticas contribuyen a la construcción de una sociedad más democrática. Así, la vicedirectora del turno tarde de la Rivadavia, Mónica Zamarini, se expresó sobre el “orgullo” de trabajar en las aulas estos temas, y aseguró que la conmovía la responsabilidad asumida por la comunidad escolar.

El profesor de historia Carlos Cárdenas repasó el proyecto encarado en 2019 con estudiantes de 5to año para conocer si en esa escuela había estudiantes que habían sido víctimas de la dictadura. Y cómo esa investigación derivó en el encuentro con María Cristina Márquez. Tina, como la llamaban afectuosamente a la joven, había ingresado en 1973 al 4° año del entonces Liceo de Señoritas. Tenía un sueño compartido por miles de jóvenes de su edad: construir un mundo más justo. El 2 de octubre de 1976 fue secuestrada junto a su pareja. Y el 17 de octubre de 1976, a poco de cumplir sus 22 y embarazada de cuatro meses, fue fusilada junto a seis compañeros de militancia en lo que se conoce como “La masacre de Los Surgentes”.

Luego de su repaso por la historia de María Cristina, el profesor Cárdenas invitó a las y los estudiantes que participaban del acto a seguir investigando para reencontrar historias como las de la joven víctima del terrorismo de Estado. Por la mañana también se había dado la misma actividad, con la presencia de Marcelo Márquez, el hermano de la joven asesinada.

Ecsuela Rivadavia 432
Una clase magistral por la memoria, en el patio de la Escuela 432. FOTO: Candela Robles.

Aprendimos de Paka Paka”, compartió Manuel Monsalve, de 4° año, y secretario de DDHH del centro de estudiantes de la Rivadavia, para valorar cómo las políticas públicas sirven para conocer la historia desde muy temprano. Y habló de la necesidad de seguir recordando, en una clara alusión a la educación para la memoria.

El cierre del acto quedó en la voz de la presidenta del centro de estudiantes, Milagros Cardozo, quien trajo a María Cristina al presente al decir que seguramente hoy estaría integrando el centro, además de encontrarse en cada reclamo por “una educación pública, laica, gratuita y de calidad”.

Música para un cuidadoso acto escolar realizado al aire libre, las palabras de docentes y estudiantes hicieron de esa tarde en la Rivadavia del acto una clase magistral por la verdad, la memoria y la justicia.

Políticas públicas

En 2015 el Ministerio de Educación de la Nación difundió las conclusiones un relevamiento nacional realizado junto a la Universidad de Buenos Aires (UBA) en escuelas secundarias de todo el país sobre las marcas de la memoria. En particular, para conocer qué sabían, pensaban y sentían las y los estudiantes del último año de la secundaria sobre temas como Malvinas, dictadura, democracia, Holocausto y genocidios del siglo XX. Todos temas contemplados en la ley de educación nacional, además de haber sido tratado en programas como los de Educación y Memoria, luego interrumpidos en el período del gobierno de Mauricio Macri.

El informe se llama Las representaciones de los jóvenes sobre el pasado reciente es de unas 20 páginas y tiene plena vigencia. “En el 2008, al cumplirse 75 años de la asunción de Adolf Hitler al poder, un investiga-dor alemán, Freerk Huisken, publicó un estudio sobre qué sabían los jóvenes sobre el Holocausto. ‘Todo se superó, nada se comprendió’, concluía el académico y señalaba con preocupación que muchos jóvenes identificaban a Hitler, fundamentalmente, con la construcción de las primeras autopistas alemanas”, cita el estudio para contrastarlo con los resultados obtenidos en el relevamiento nacional.

Escuela Rivadavia 432 Educación
Estudiantes y docentes plantaron una especie de siempre verde y recordaron a las víctimas de la dictadura. FOTO: Candela Robles.

Además de enormes desafíos, nos devuelve otra imagen: al momento de definir la dictadura, los estudiantes eligen mayoritariamente relatos que la explican en términos condenatorios y más de 60% sabe lo que fue el Holocausto. Asimismo, los jóvenes reconocen a las víctimas de estos acontecimientos –desaparecidos, ex combatientes, judíos- y tienen sobre ellos una mirada certera, comprensiva, afectiva, amorosa y profundamente humanista. Estos resultados nos alegran y reafirman nuestra confianza en las escuelas, los docentes, los estudiantes, y también nos platean los desafíos que debemos asumir para profundizar lo realizado”, reflexiona en ese documento el ex ministro de Educación, Alberto Sileoni.

Y hace un especial reconocimiento al papel que tiene la escuela en la transmisión de la memoria: “Sabemos que, tal como muestra el relevamiento de forma concluyente, la escuela es el lugar donde por primera vez y con mayor frecuencia, los jóvenes escuchan hablar sobre aquellas heridas del pasado reciente que la sociedad argentina está todavía saldando. Es decir, que es el lugar donde se sigue construyendo memoria, verdad, justicia, soberanía, democracia y futuro”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto, rumbo a China

El vínculo entre China y la Argentina ya es importante y resultará más profundo. La visita