Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Tras la presentación en el Concejo de la iniciativa del intendente Javkin para reemplazar al actual Código de Faltas, el edil Eduardo Toniolli cuestionó que la norma cargue responsabilidades ciudadanas que son propias del Estado.

El intendente Pablo Javkin presentó este lunes el nuevo Código de Convivencia en el Concejo Municipal, un proyecto que busca reemplazar al actual Código de Faltas, y que pretende “sea analizado rápidamente para su posterior tratamiento y eventual aprobación”.

Desde el Ejecutivo local indicaron que el nuevo Código apunta a endurecer las sanciones para quienes incumplan y a sumar nuevos mecanismos de control haciendo uso de los avances tecnológicos y nuevas medidas que prioricen la prevención y la restauración inmediata del daño.

También sumará nuevas faltas para quienes accionen contra el medio ambiente y la salud, y fuertes sanciones contra toda expresión discriminatoria. El paquete de iniciativas tendrá además una mayor protección del espacio público y el mobiliario urbano, entre otras nuevas disposiciones.

Al respecto, el concejal justicialista coincidió en la necesidad de un municipio “que controle, proteja, medie, sancione, ponga límites y repare, dándole participación a los rosarinos, pero sin exigirles para ello que se conviertan en sheriffs o en héroes, ni que asuman responsabilidades propias del Estado”.

Es que uno de los puntos de la iniciativa oficial agrega herramientas de escucha al ciudadano/a, a través de un procedimiento para que puedan canalizar sus reclamos ante una posible falta y/o infracción por parte de alguna persona (doble fila, mal estacionamiento, estacionar en ochavas, en lugares prohibidos, línea amarilla, ruidos molestos, cartelería indebida en vía pública, etc.).

Según indica el proyecto, esos reclamos podrán ser presentados a través de medios electrónicos y serán los fiscales de faltas quienes evaluarán si dichas denuncias cumplen con los requisitos formales que deben contener a fin de iniciar el correspondiente procedimiento contravencional.

Por otra parte, Toniolli sostuvo que “debatir un Código de Convivencia es una oportunidad para desarrollar herramientas que protejan a los vecinos en conflictos desiguales, como los abusos en las relaciones de consumo, los atropellos de constructoras, o los procesos contaminantes que involucran a grandes empresas”.

Y agregó al respecto: “Esperamos que esto sea posible, y no suceda lo mismo que en el caso de la normativa de Alcohol Cero, en el que bancadas aliadas al oficialismo municipal –sensibles a algunos lobbys– terminan bloqueando proyectos del mismo Ejecutivo, necesarios para mejorar nuestra seguridad vial”.

“Para ello es necesario que el Ejecutivo abra el juego, y permita la participación real de todos los bloques en la construcción de un nuevo Código de Convivencia, incluídos aquellos que –por ser opositores– no participamos en las comisiones más importantes del Concejo Municipal”, disparó el legislador local del peronismo.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“El problema de la presencialidad no es sólo el protocolo en las escuelas”

La diputada provincial y abogada, Matilde Bruera, afirmó que “la presencialidad se cae sol