Estudiantes medicina

Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Unos 200 estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas, a punto de graduarse, participaron el miércoles pasado de una fiesta en el balneario La Florida sin ninguno de los cuidados sanitarios básicos que demanda una pandemia. La imagen no pasó inadvertida por varias razones, la que más preocupó es que son próximos a recibirse de profesionales de la  salud. Jorge Kohen es docente de la Facultad de Ciencias Médicas (UNR), también investigador y especialista en medicina del trabajo. Opina que la imagen es un reflejo de cómo se impone una mirada neoliberal en esta formación y cómo ha ganado terreno el discurso de derecha de que estamos en una pospandemia. Asegura que la universidad y la facultad deben convocarlos a asumir una actitud reparadora, además de que hay que invitar al movimiento estudiantil a ser parte de las acciones colectivas de cuidado.

“Por un lado es un reflejo de la ideología neoliberal dominante, del individualismo y consumismo superficial que lleva a tener estas conductas. Por otro, es la expresión de cómo ha penetrado la idea de que estamos en pospandemia. Un discurso y una estrategia que comenzaron siendo de la derecha, de los sectores que ideológicamente están vinculados al poder económico y mediático, para atacar las políticas de cuidado asumidas inicialmente por el gobierno”, analiza Kohen como una primera devolución de esa imagen.

Habla así de ese mensaje preocupante y que busca naturalizar la pandemia, que además va en aumento, de que “tenemos que habituarnos a convivir con el virus, que es lo mismo que decir que tenemos que aprender a convivir con la enfermedad y la muerte”.

Kohen pone el acento en otro cuestionamiento que devuelve esa foto: “Tenemos que preguntarnos qué formación estamos dando en la Facultad de Medicina”.  Rescata que hace 20 años, con el cambio del plan de estudio, se hayan incorporados los contenidos de la medicina social y la salud colectiva en todos los niveles de la enseñanza de grado. Sin embargo, también admite que se ha dado un vaciamiento de esos contenidos, conservando solo la forma de un cambio curricular.

El impulso y el contenido inicial que tuvo ese cambio curricular –dice el educador- fue transformándose, “debido a la práctica hegemónica de la medicina en modo neoliberal, que le fue ganando a los contenidos y la metodología originales”. “Los estudiantes tienen hoy, mayoritariamente, una formación individualista, biologista y mercantilizada de lo que es el ejercicio de la profesión”.

Acción reparadora

Según Kohen, es urgente que se asuma una acción reparadora por parte de las y los estudiantes, en especial por el preocupante momento de la pandemia al que se asiste. “Es necesario que las autoridades de la Facultad de Ciencias Médicas y de la Universidad tomen una medida para que estos jóvenes reparen el daño ideológico que han hecho en cuanto a la cultura del cuidado, y más cuando estamos en una segunda ola de la pandemia, a punto de transformarse en un tsunami”.

“Esto no puedo quedar como una travesura, una estudiantina, de unos jóvenes que fueron a divertirse y a festejar. Tienen que repararlo haciendo una práctica sanitaria comunitaria, una reparación ante la sociedad y su propia formación: la trasgresión ética a lo que es el ‘Sí fundamental de ser médico’ que es el cuidado de la salud individual y colectiva”.

Advierte que de no hacer esa reparación ética, tanto desde la Facultad de Medicina como de la propia Universidad “se estará habilitando a estos jóvenes a que se incorporen al trabajo médico, para el que evidentemente no han demostrado estar en condiciones de ejercer, menos en condiciones de pandemia”.

Kohen subraya una y otra vez que en esta actitud ha primado la supremacía del individualismo neoliberal. Lo explica de esta manera: “La pandemia tiene tres dimensiones, una sanitaria epidemiológica, otra económica productiva y una tercera ideológica, política y cultural. En esta última evidentemente es donde la formación de base de un contenido neoliberal individualista ha primado para que estos jóvenes tengan esta actitud”.

También imperó –destaca- el discurso de que había que priorizar la economía y la presencialidad aun a costa del riesgo sanitario.” Se ha convencido a parte de la población, inclusive a estudiantes de medicina, de que estamos en pospandemia y se puede hacer cualquier cosa”.

Kohen repasa que desde la Asamblea de Trabajadores de la Salud Colectiva plantearon a las distintas autoridades sanitarias el año pasado, y lo reafirmaron éste, que se debe tener mayor atención en la organización del cuidado sanitario en forma colectiva.  “Hoy pedimos descentralizar la vacunación llevándola a los centros de atención primaria para facilitar el acceso de la población, además de organizar el cuidado colectivo junto a estos centros, escuelas, vecinales”, dice.

Sobre lo anterior, agrega que lo que pasó con los estudiantes también es por haberlos tenido al margen de una mayor participación: “Pasó por no haber incorporado al movimiento estudiantil a una campaña activa para enfrentar todos los aspectos que tiene una pandemia. Estos estudiantes estuvieron ausentes en el 2020, en participar en acciones sanitarias y en defensa de la salud y acompañando a los sectores más vulnerables a resistir la pandemia”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto, rumbo a China

El vínculo entre China y la Argentina ya es importante y resultará más profundo. La visita