Las y los vecinos de Pellegrini al 3000 cuestionaron la norma que habilita las construcciones de edificios en la zona de hasta 36 metros de altura (hoy se puede hasta 19 m). Concejales peronistas advirtieron que eso afectaría la calidad de habitabilidad de las viviendas, y que para aprobar la iniciativa el municipio “se basa en un informe de impacto ambiental confeccionado a medida por la propia empresa constructora”.

Vecinos y vecinas del cementerio El Salvador solicitaron que en esa zona no se le dé vía libre al aumento en la altura de las edificaciones, ya que eso afectaría la calidad de habitabilidad de sus viviendas, según advirtieron desde el bloque  de concejales del Frente de Todos-PJ, que acompañó el reclamo. 

En 2018, ante una propuesta del Ejecutivo municipal de elevar la altura permitida en las construcciones, un grupo de vecinos que ya se veían perjudicados por la cercanía con el cementerio –donde los malos olores son moneda corriente–, protestaron la medida y lograron que el cuerpo de ediles sancionara una ordenanza que impedía edificar más allá de los 19 metros de altura en la manzana comprendida por la avenida Pellegrini entre Suipacha, avenida Francia y el mencionado cementerio.

En noviembre último, el Ejecutivo municipal, ya con la nueva gestión encabezada por Pablo Javkin, volvió a la carga y envió la derogación total de la normativa, que fue aprobada en el recinto con el voto de la mayoría que tiene el oficialismo, más los aliados con los que cuenta en el cuerpo legislativo local. ⁣⁣

“El Ejecutivo se basa en un informe de impacto ambiental confeccionado a medida por la propia empresa constructora, pero no tuvo en cuenta el que presentaron los vecinos, que da cuenta de manera contundente de la realidad que padecerían en caso de que se permitan los 36 metros de edificación”, señalaron desde el bloque integrado por Norma López, Eduardo Toniolli y Alejandra Gómez Sáenz, coautora junto a Carlos Cardozo (Juntos por el Cambio) del proyecto que busca encontrar una solución que beneficie a los habitantes del lugar. 

“Nos opusimos en su momento, cuando se votó en el Concejo la derogación de la norma conseguida por los vecinos, nos reunimos con ellos y estamos convencidos de que lo más importante es que una edificación de altura en esa manzana la dejaría encajonada, reduciría la ventilación, impediría el ingreso de luz y generaría inconvenientes a nivel salud para quienes viven allí”, agregaron las y los concejales peronistas en un comunicado.

Por último, remarcaron que “lo que esperamos es que el Ejecutivo asuma la responsabilidad, porque hasta ahora lo que hizo es dejar todo en manos del Concejo, como si no tuviera posibilidad de intervención, cuando la norma fue enviada por ellos”, coincidieron los ediles justicialistas, y concluyeron: “En definitiva, que se les dé la voz protagónica a las y los vecinos que son quienes se ven perjudicados en sus condiciones de vida y afectados en su salud”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“La gestión seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente”

Después de que funcionarios pongan a disposición su renuncia, el presidente Alberto Fern