Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Tras la derrota en el debut, Rosario Central se recuperó con una victoria 2 a 0 ante San Lorenzo, en el Gigante de Arroyito, por la segunda fecha de la Sudamericana. Facundo Almada y Lucas Gamba, los goleadores de la noche. El equipo de Cristian González espera el clásico con triunfo.

De entrada nomás Central le marcó la cancha al Ciclón, y lo dominó contra todos los pronósticos. Facundo Almada avisó con una especie de media vuelta en el área que se le fue por arriba, y concretó a los 12’, a través de una jugada de pelota parada. Precisa ejecución de Luciano Ferreyra, entre la última línea y el arquero, para que zaguero Canaya anticipara a Sebastián Torrico.

El dueño de casa no se quedó con la ventaja, y fue por más: Lucas Gamba capturó un rebote largo que dio el experimentado arquero Cuervo –con algo de culpabilidad en el gol de minutos atrás– pero abrió demasiado el remate cruzado.

Después lo tuvo Ferreyra, a quien le quedó picando la pelota en el área, pero esta vez Torrico se lució para mandarla al córner. Y en seguida hubo otro cabezazo que atravesó toda el área sin un pie que la empuje. Central hacía méritos para más, y no pasaba sobresaltos en su campo.

A la salida del segundo tiempo, el delantero mexicano Lucas Martínez Dupuy llegó al área con peligro, pero la tiró muy arriba, y más tarde Diego Zabala la peleó en un costado contra sus marcas, avanzó hacia el arco rival, le apuntó al palo más lejano del Tordo, pero se le fue apenas desviado.

Las urgencias del conjunto dirigido por Diego Dabove empezaron a notarse promediando ese segundo tiempo, cuando se posicionó más cerca del arco defendido por Jorge Brown. Con los dos gemelos Romero en cancha, el Cuervo tuvo más fluidez en su juego e inquietó a la defensa auriazul, aunque le costó traducir todo eso en jugadas claras.

Los de Boedo tuvieron su momento y no lo aprovecharon. El Kily mandó a la cancha a varios que había cuidado de entrada, y plasmó una mayor diferencia. Sobre todo cuando el ingresado Emiliano Vecchio se escabulló sobre la línea de fondo, y buscó atrás a Gamba, que a los 36’ no perdonó.

El delantero con pasado en Unión pudo ampliar la ventaja, pero en esta ocasión Torrico le ganó la pulseada en el mano a mano. Central tenía más espacio y a un rival ya entregado, lo que le permitió terminar con tranquilidad el encuentro.

Con la victoria –ante uno de los rivales fuertes del grupo, aunque no arrancó bien–, los de Arroyito quedaron mejor parados luego del traspié en el debut ante 12 de Octubre, en Paraguay. Ahora se le viene el clásico, en el mismo escenario, y aún con chances de avanzar a las instancias finales de la Copa de la Liga Profesional.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 300 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón o contactanos por WhatsApp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Central fue visitante distinguido en el Gasómetro

El auriazul venció 2 a 1 a San Lorenzo y se encamina en la Sudamericana. Ávila en contra p