Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

En el club Fortín Victoria de Bella Vista, fundado en 1966 para la práctica de fútbol, se inaugurará un Museo de Famosos y Campeones del Mundo, con estatuas en tamaño real de Messi y Maradona, entre otros.

El Fortín, ubicado en Ituzaingó al 3600, en el corazón del populoso barrio Bella Vista, se coló en la agenda mediática de la ciudad por las imágenes de esculturas de un realismo extraordinario de figuras de la talla del Che Guevara, Frida Khalo, Donald Trump y Vladímir Putin que se viralizaron en las redes sociales tras la visita a ese espacio del concejal peronista Eduardo Toniolli. Pero la institución, fundada hace más de medio siglo en los terrenos de la vieja avenida Godoy a la altura de Constitución, tiene una riquísima historia detrás que incluye a glorias de Rosario Central, como Alejandro Tato Mur, y de Newell’s, como Raúl La Bruja Belén y Víctor Rogelio Ramos, máximo goleador en la historia profesional del club del Parque de la Independencia.

Toda la carne al asador

Carlos Gutierre, presidente del club e impulsor del Museo, secundado por Olmedo y el Che. | Foto: Manuel Costa

Carlos Gutierre –sí, así, sin z ni s al final– es el presidente de El Fortín y uno de los impulsores de la creación del museo, y recibe a los cronistas y al fotógrafo de El Eslabón con una sonrisa que se le escapa del barbijo. Acaba de terminar de ser entrevistado por un canal de cable y por estos días su rostro, al igual que los de Marcelo Gallardo, Enzo Francesoli, Carlitos Tévez y hasta el papa Francisco, se multiplicaron como mosquitos después de una creciente del Paraná. “Con un amigo, empresario de la ciudad, fuimos a Buenos Aires a conocer Tierra Santa, que es una réplica de Jerusalén y después de ver esas esculturas, que nos impresionaron muchísimo, averiguamos sobre el artista y lo visitamos en su taller”, relata efusivamente este hombre que está al frente del club desde hace más de 20 años, y agrega: “Ahí nos enteramos que fue el mismo que hizo los de Olmedo y Portales en la calle Corrientes”, personificados como los recordados Borges y Álvarez. 

Y así arrancó esta aventura que Gutierre llevó adelante con su amigo Víctor Monnier, creador nada menos que de los populares jugos Jaimito, otrora de consumo masivo entre el piberío. Como aún la idea de incluir a los genios de la pelota no estaba del todo clara, la piedra basal del museo fue el papa Francisco, de un parecido inusitado con el hombre del Vaticano, fana del Cuervo. “Lo teníamos en la catedral, e inclusive lo bendijeron. El Obispo le sacó una foto y se la mandó al Papa, que después lo llamó al artista, a Fernando Pugliese, porque era igual, una réplica”, se enorgullece Carlos.

La idea original, cuenta el mandatario del club, era montar “una sala temática cultural, que tenga que ver con la actualidad”. Eso explica las figuras –sentadas todas en una misma mesa– de los presidentes de Rusia, Vladimir Putin; de China, Xi Jinping; el ex mandatario de Estados Unidos, Donald Trump; y la reina Isabel II del Reino Unido. “Ahí están los cuatro representantes de los países que fabricaron las vacunas contra el Covid-19”, detalla. Un poco más apartado y solitario está Jorge Luis Borges, en su clásica postura: apoyado en su bastón. “También hay animales, un asador con la carne. La idea es que sea una sala cultural y que a la vez dé beneficios a la gente, por lo que vamos a pedir alimentos no perecederos para donarlos a Cáritas”, resalta Gutierre.

Foto: Manuel Costa

“Al principio el tema era más cultural, y después salió la cultura del deporte y por eso le agregamos el «campeones del mundo»” al lema del museo, en el que ya posan Diego Armando Maradona, tanto con las camisetas de Boca y la Selección, Carlos Tévez, Marcelo Gallardo, Enzo Francescoli, Lionel Messi. Y como no fueron pocos los que se extrañaron ante la falta de ídolos canayas y leprosos, Carlos adelantó para aquellos ansiosos: “Después de hacer un sondeo entre los hinchas, decidimos que de Central vamos a traer a Edgardo Bauza y a Mario Alberto Kempes, en principio. Y después vamos a hablar con Marcelo Bielsa (ya está hablado el tema con sus hermanos Rafael y María Eugenia) y Maxi Rodríguez, que su familia era de este club además”.

Un club de “segunda”

Los papeles dicen que el Fortín Victoria nació en 1966, en algún lugar del por entonces humilde barrio de Bella Vista, porque “nunca tuvimos sede en ese tiempo”, según rememora su actual presidente. Pero la historia de esa entidad, que vio parir a grandes glorias del fútbol rosarino, arrancó más de 20 años atrás de lo que marca el acta de fundación. Un campeonato organizado por Central Córdoba a principios de la década del 40 le dio un vuelco importante a esta historia, que también tiene como protagonista al vecino club Francisco de Godoy, luego convertido en clásico rival.

“Acá, a 6 o 7 cuadras está el club Godoy, que como muchos en la zona se fundó como club de fútbol. En Constitución y Av. Godoy (hoy Presidente. Perón) había una plazoleta en la que jugaban chicos de 15, 16 años. Pasó un dirigente de ese club y les dijo a los pibes que armen un equipo para hacerlo jugar en la Segunda”, arranca contando Carlos Gutierre.

Foto: Manuel Costa

En la línea del tiempo aparece el torneo del Charrúa, en Tablada, que reunió en 1941 a 350 equipos. “Estos chicos se enteran que anotaron al club, pero sólo a la Primera, y por eso pidieron que también los anoten a ellos, pero no hubo caso”. Ahí comenzó el lío, y paralelamente una campaña para reunir el dinero que valía la inscripción. “Se pusieron a juntar plata, vendieron rifas y se registraron en el campeonato”.

Ese supuesto equipo de Segunda estaba integrado por jugadores de la talla de la Bruja Raúl Belén, ex Newell’s, Racing y la Selección Argentina, y Alejandro Tato Mur, con pasado en Central y Barcelona de España, entre otros. Cuenta la leyenda que cuando estaban por ir a firmar la planilla para registrar al equipo “alguien preguntó por el nombre, y sugirieron ponerle Francisco de Godoy Segunda”, comenta Gutierre. “«¿Tás loco?», le respondieron varios. «Ellos no nos quisieron pagar la inscripción». Y finalmente le pusieron El Fortín de Bella Vista”, idea que salió de la cabeza del Tato.

La historia tiene todos los condimentos necesarios para concluir con épica. Es que ese certamen lo cerraron invictos, con 14 victorias y apenas un empate. Eran campeones indiscutibles, pero lo perdieron en el escritorio. “Todo eso se vio empañado por una desagradable resolución: le quitan los puntos porque uno de los jugadores se había anotado en dos equipos. Aquel jugador fue Raúl Belén, de allí le nace el apodo de La Bruja”, comenta entre risas el mandamás.

Artistas, locos y goleadores

Después de ese episodio, los muchachos se cortaron solos y se desprendieron definitivamente del Francisco de Godoy. En los años siguientes anduvieron boyando, sin sede. “Primero se juntaban en la casa de un vecino, después en otra. Se alquiló un garage, hasta que fueron a juntarse al bar de Cerrito y San Nicolás, llamado el Café de los Artistas. Y cuando ese café estaba por cerrar, porque vendían el local (hoy funciona un banco), se fueron un par de cuadras a hablar con los de las canchas de bocha, que ya tenían nombre: Atlético Bochin Club Victoria”, sigue contando Carlos, y agrega: “Ahí proponen la fusión, que se dio en 1966”. Y para no tener problemas con el nombre, se buscó conformar a todos y el club pasó a llamarse Fortín Victoria de Bella Vista.

“Yo vivía acá en frente, venía de pibe”, señala con un dejo de nostalgia quien preside la entidad desde hace 26 años. “Por acá pasaron más de 70 jugadores que luego llegaron a Primera. Víctor Rogelio Ramos, uno de los últimos y quizá el más emblemático”, se agranda. Y para las y los interesados en acercarse, repasa las distintas disciplinas que se practican en Ituzaingó al 3600: “De mañana vienen casi todas las mujeres del barrio, hacen gimnasia integral, pilates, yoga. Hay taekwondo, jiu jitsu, patín artístico juvenil, academia de cumbia cruzada, boxeo, y salsa y bachata”. Para todos los gustos.

Foto: Manuel Costa

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Santiago Garat y Facundo Paredes
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Central fue visitante distinguido en el Gasómetro

El auriazul venció 2 a 1 a San Lorenzo y se encamina en la Sudamericana. Ávila en contra p