Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El diplomático Husni Abdel Wahed señaló que los ataques “son noticia por un tiempo” pero luego desaparecen. “No es un problema milenario ni religioso, sino un proyecto político mediático y económico imperialista que está utilizando a los judíos”. 

El embajador de Palestina en la Argentina, Husni Abdel Wahed, señaló que el sufrimiento de su pueblo por la ocupación militar de Israel sólo es noticia cuando se superan ciertos límites, pero después desaparece de los medios hegemónicos. Y esto, afirmó, oculta y tergiversa lo que allí sucede, porque la violencia es cotidiana y todos los días es asesinado, encarcelado o reprimido una mujer o un hombre palestino. “Pretender ser libre es un crimen para Israel”, aseguró. 

El diplomático ubica el tema en un entramado en el que los medios de comunicación hegemónicos de todo el mundo (al servicio de Israel), cumplen un papel fundamental junto al sionismo y los grandes intereses económicos de las potencias occidentales y las corporaciones. 

Es esta tríada (sionismo – medios – intereses de grandes potencias) la que explica los cíclicos estallidos de violencia, aseguró Husni Abdel Wahed, y no cuestiones religiosas. Por el contrario: “Hay detrás un proyecto político mediático y económico imperialista que está utilizando a los judíos”.

En este sentido, el diplomático desvincula en forma tajante al judaísmo y cualquier otra cuestión étnica con esta problemática: “Israel forma parte de un proyecto, y la otra parte del proyecto está conformada por los medios hegemónicos, y se completa con los grandes capitales. Pero ojo, y aquí quiero que se tenga claridad: no me refiero a judíos, sino a un proyecto que va más allá y que está utilizando a los judíos. Los están utilizando las grandes potencias y el imperialismo. El sionismo fue creado por las grandes potencias como instrumento de dominio, que a su vez utiliza al judaísmo como instrumento”.

Wahed ubica el tema dentro de las políticas colonialistas y neo-colonialistas que las potencias utilizan. “Como potencia colonialista, Israel ha implementado las políticas tradicionales propias del colonialismo, con otras adicionales propias de esta ocupación militar. Pero siempre se mantuvo como política de Estado la expropiación de tierras, el desalojo de palestinos de sus hogares, la represión, la privación de todo derecho, de toda libertad, incluidos el derecho a la vida. Por lo tanto, cuando hay una escalada, es producto de lo que se vive cotidianamente”.

El embajador de Palestina cuestionó muchos de los lugares comunes que se repiten, “no en forma inocente sino como forma de adoctrinamiento”, cuando se trata el tema. 

“Se habla de árabes y judíos, y no corresponde, porque hay judíos árabes”, señaló Wahed, que recordó que tanto árabes como judíos son semitas, porque pertenecen a ese tronco lingüístico. 

“Esto, lejos de ser una confusión, es algo premeditado, se trabajó durante muchas décadas para imponer esta visión y estos conceptos, no es ingenuo ni natural: es una doctrina que se impuso por muchos medios”, aseguró el representante de Palestina en la Argentina.

“Y esto es importante resaltarlo: el conflicto, si es que se puede llamar conflicto, no es milenario, ni histórico, ni religioso, ni nada por el estilo, absolutamente nada”, remarcó el diplomático luego de repasar los orígenes de esta historia.

“Cuando hay una escalada los medios se ocupan, pero no dicen lo que hubo antes ni lo que viene, el origen y las consecuencias. Todo esto es consecuencia del origen del problema, que es la creación del Estado de Israel en Palestina a costa del pueblo palestino y la expulsión de los palestinos de sus hogares para sustituirlos por colonos inmigrantes. Esto se produjo en dos etapas principalmente. Desde 1948. Hace tres días conmemoramos 73 años de la Nakba, la catástrofe, que fue la creación del Estado de Israel en Palestina ocupando el 78 por ciento del territorio de la Palestina histórica y expulsando un porcentaje similar de su población. Entre el 75 y el 80 por ciento de la población palestina fue expulsada de sus hogares”, explicó.

“El segundo momento fue cuando se completa la ocupación del total de Palestina, en 1967, en la Guerra de los Seis días Israel ocupa, entre otros, el territorio de Palestina, de Cisjordania, incluida Jerusalén oriental y la Franja de Gaza. También ocupó territorios de otros países árabes, el Sinaí, de Egipto, Los Altos del Golán, de Siria y parte de Jordania y el sur del Líbano”, agregó.

“El sionismo fue creado por las grandes potencias como instrumento de dominio, que a su vez utiliza al judaísmo para la implementación de ese proyecto. En 1897, cuando se funda el movimiento sionista, cuyo objetivo es la creación del Estado de Israel, el hogar judío, no tenían definido un lugar único para la creación de este estado. Se barajaron diferentes alternativas: la Patagonia, Uganda, Palestina. ¿Cómo se puede concebir a la Patagonia como un lugar para un estado judío, aduciendo razones religiosas e históricas?  Pero fue Palestina, por su ubicación, por las riquezas, por su densidad poblacional, y la necesidad de mantener el dominio colonial e imperialista en esa región”, aseguró el diplomático.

“Como es un proyecto colonialista del Occidente colonialista y de las potencias occidentales dominantes, los medios lo cuidan, lo protegen y los blindan. La imagen que se ofrece de Israel al mundo es parte de este blindaje y esta protección. Los medios hegemónicos muestran a Israel como un modelo que se comercializa, que se promueve”, explicó.

“El sionismo, que se funda en el siglo XIX, nace en un momento en el que el capitalismo pasa de una fase a otra, pasa a su fase superior, que es el imperialismo, donde los antiguos métodos de dominio colonial son sustituidos por métodos del neocolonialismo: dominio político, y cultural, sobre todo cultural, siempre subrayo esto, porque hay que preparar la mente para que se pueda implementar una política determinada, esto es colonizar y ocupar nuestra mente”, señaló el diplomático. 

 “Israel es el único país del mundo que consagra la discriminación por ley, posee decenas de leyes racistas aprobadas por el Parlamento. Pero la foto que nos ofrecen los medios hegemónicos es de un Israel modelo, la única democracia de Medio Oriente, como un oasis”, señaló Wahed.

“Muchos jóvenes israelíes visten remeras que dicen «Con una sola bala matás a dos»”, con referencia, explicó al asesinato de mujeres embarazadas para evitar que nazcan niños palestinos, a los que consideran serpientes”, agregó Wahed que también hizo referencia a que Israel culpa a los palestinos “por obligar a matarlos”.

“EEUU protege, financia e incentiva a Israel, que hace el trabajo sucio de las grandes potencias”, señaló Wahed, antes de despedirse con un “Hasta la victoria siempre”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • El derecho a la propia lengua

    Impulsan un proyecto de ley de Lengua de Señas Argentina para que se oficialice como el na
  • Otro campo, otra mesa

    En contexto de alta inflación y batalla por los precios, se presentó la Mesa Agroalimentar
  • El fantasma y la opereta

    Diputados cerró el juicio político a Marcelo Sain, porque no se puede destituir a un ex mi
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

El derecho a la propia lengua

Impulsan un proyecto de ley de Lengua de Señas Argentina para que se oficialice como el na