El establecimiento emblema de la resistencia obrera en la ciudad, cedió un espacio al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación para atender los reclamos de la población vulnerable de manera gratuita.

“Y no cobramos un peso, un montón de plata se ahorra el estado”, manifestó el referente histórico Carlos Ghioldi al hablar de la posibilidad que tejió entre la cartera nacional y espacio gestionado por sus trabajadoras y trabajadores.

Desde el hace unos días, el Centro Cultural La Toma es sede del Centro de Acceso a la Justicia (CAJ) en Rosario, un dispositivo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

La iniciativa tiene como objetivo el asesoramiento y la atención legal primaria gratuita para la población vulnerable.

El flamante espacio de la cartera nacional recibe consultas los lunes, miércoles y viernes de 9 a 21 y, en el contexto de restricciones por la pandemia del coronavirus posee una guardia telefónica como otras dependencias del sistema judicial.

El referente histórico de La Toma, Carlos Ghioldi, describe el flamante espacio de acceso a la justicia como “una oficina de asesoramiento del estado para personas de bajos recursos, por ejemplo en casos como el embargo por una tarjeta, en el que suele haber abusos de la parte demandante, como así también denuncias por desalojos. Son cosas fundamentales en este tiempo, hay casos de gente que queda más tiempo encarcelada por el hecho de no responder un papel a tiempo”.

Ghioldi destaca la gestiones de Gabriela Durruty, la coordinadora provincial de Acceso a la justicia, funcionaria designada para este espacio, y agrega sobre el soporte que brinda el establecimiento en manos obreras. “Está fijado el domicilio en La Toma,  en la calle Tucumán 1349, es decir, nosotros le brindamos el espacio al estado sin cobrar un peso, porque estamos de acuerdo en toda política pública de acción social que se desarrolle desde cualquier organismo del estado, sea nacional, provincial o municipal“.

“Está instalado gratuitamente -aclara Ghioldi- esto es necesario aclararlo. Un montón de plata se ahorra el estado y sirve para brindar una herramienta importante en este momento“.

El referente histórico del espacio de resistencia gestionado por trabajadores, gremios y organizaciones, cuenta que el cambio de ministro en la cartera de Justicia y Derechos Humanos significó un acercamiento con la idea de activar centros de justicia de proximidad que se diferencien de las políticas que ejerció la coalición de Cambiemos cuando le tocó gobernar, en una modalidad, que según contó, se disponía a alquilar oficinas que no se pusieron en funcionamiento.

“Nos comunicamos con la doctora Durruty, nos contó la situación y le dijimos que no busquen más oficinas que le ofrecíamos nuestro espacio“, aseguró Ghioldi y argumentó:  Nosotros bancamos al estado con nuestro cago de hambre, pasamos hambre muchas veces mis compañeros y yo, porque bancamos las políticas públicas de inclusión social y nos involucramos en estas cosas. El horno no está para bollos y la desmanicomialización la bancamos nosotros. porque no nos podemos hacer los desentendidos en la problemática social. Por su puesto que el estado sabe que no puede poner una comisaria en este lugar, ¿se entiende, no? bancamos el estado como promotor de políticas públicas de inclusión social“, concluyó el compañero.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario registró 512 nuevos casos de coronavirus

El Ministerio de Salud santafesino informó, además, que este martes hubo 1.574 contagios d