El Gobierno anunció la reactivación del servicio de proximidad entre Rosario y Cañada de Gómez, interrumpido por la dictadura. Velocidad, tiempos y costo del pasaje de un transporte seguro.

El anuncio de la reactivación del servicio de trenes de pasajeros de cercanía entre Cañada de Gómez y Rosario –que, según se prevé, estará en funcionamiento para fines de año- revela el papel que los gobiernos, de acuerdo a su signo, le asignan al ferrocarril como medio de movilidad seguro y económico.

El servicio entre ambas ciudades fue interrumpido en 1977, durante el primer proceso neoliberal a la fuerza que sufrió la Argentina durante la última dictadura cívico-militar. En la segunda etapa de ese experimento basado en la combinación de financiarización de la economía con exclusión de la fuerza de trabajo, el menemismo, ramal que paró cerró. Eran los tiempos del país “de servicios”, desinteresado de la producción de bienes y, en particular, de la industrialización y la sustitución de importaciones.

El tercer tiempo, liderado por el heredero de un beneficiario de esas políticas, Mauricio Macri, apostó al ferrocarril de cargas hacia los puertos del Gran Rosario en un acuerdo con las empresas agropexortadoras a las que les importa –su porción- del país, en un proceso que exhibió cierto retorno a la reprimarización de la producción nacional. Bajo la consigna marketinera de ser el supermercado del mundo, se realimentó el añorado granero de un siglo antes.

Esta semana, el Gobierno anunció el comienzo de los trabajos de readecuación del tendido de vías para el retorno del servicio de proximidad entre ambas ciudades del sur provincial, como parte del Plan de Modernización del Transporte Ferroviario para los conurbanos de las grandes ciudades del país.

“El tren permite acercar a las ciudades y darle contenido a la región, el tren no solamente es presente sino que también significa futuro”, dijo durante el acto, el último miércoles en la estación de Cañada de Gómez, el secretario de Transporte de la Nación, el rosarino Diego Giuliano. 

Para el concejal del Frente de Todos que ha dedicado tiempo y esfuerzo a estos temas, Eduardo Toniolli, desde el miércoles “el sueño de la vuelta de los trenes está más cerca de concretarse”.

Yo quiero ver un tren

El anuncio del inicio del proceso para poner nuevamente en marcha, luego de 44 años, el servicio ferroviario de pasajeros entre Cañada de Gómez y Rosario estuvo a cargo de Martín Marinucci, presidente de la empresa Trenes Argentinos.

De acuerdo a la información que brindó el Ministerio de Transporte nacional, las tareas de readecuación del tendido serán licitadas “próximamente”.

Las vías están, de hecho actualmente las utiliza el Nuevo Central Argentino (NCA), la firma que explota el empresario agroalimentario cordobés Roberto Urquía, quien obtuvo la concesión durante el proceso de privatizaciones liderado por Carlos Menem, cuando se cumplió el fallido de su entonces ministro de Obras Públicas, Roberto Dromi, acerca de que “nada de lo que deba ser estatal permanecerá en manos del Estado”.

Trenes Argentinos realizó una exploración del tendido, a partir de la cual determinó que para poder dar inicio a la prestación es indispensable realizar trabajos de acondicionamiento integral de vías, recambio de durmientes y fijaciones, y adecuación de los cruces a nivel para dotar de los mayores niveles de seguridad a la operación ferroviaria.

Giuliano había adelantado, un día antes de los anuncios, que señalización y seguridad son los elementos claves que se deben resguardar para poder poner en marcha el servicio. De su concreción dependen los plazos para que el servicio de pasajeros vuelva a funcionar.

Según informó Trenes Argentinos, la ejecución de las tareas –que en los próximos meses serán licitadas-, permitirá bajar el tiempo de viaje de las 2.30 horas actuales a 1.30. Un tiempo razonable.

Para conseguir ese objetivo la velocidad de circulación debe pasar de 30 a 60 kilómetros por hora. Actualmente, como se dijo, el tramo que será intervenido es utilizado por NCA y las formaciones de pasajeros que unen Buenos Aires con la ciudad de Córdoba.

En principio, el servicio de pasajeros entre Cañada de Gómez y Rosario contará con dos frecuencias diarias a la mañana y a la tarde, con 8 paradas intermedias. Y con la posibilidad de sumar paradas dentro de Rosario en los barrios Alberdi y Ludueña.

El servicio permitirá movilizar a pasajeros del barrio rosarino de Fisherton y de las localidades Funes, Roldán, San Jerónimo, Carcarañá y Correa, hasta llegar a Cañada de Gómez.

El valor de los pasajes rondará los 40 pesos para adultos, con tarifas más bajas para niños y jubilados, explicaron desde Trenes Argentinos.

Rápido y seguro

El secretario de Transporte Diego Giuliano dijo que el plan busca “darle prioridad a la región metropolitana (del Gran Rosario) y es una manera alternativa y multimodal de movilizarse, para que no solo tengamos el micro con las rutas con gran afluencia de tránsito”.

“El tren va a mejorar el tiempo y la posibilidad de trasladarse de otra manera” a los habitantes de las localidades del Gran Rosario ubicadas en la línea de la Ruta Nacional 9 y la autopista Rosario-Córdoba. “Es un gran anhelo de muchos ciudadanos que evocan el tren, pero que esto tiene que ver con el presente y con el futuro”, abundó el secretario de Transporte.

El concejal Toniolli, por su parte, celebró el hecho de que “estos anuncios abren una enorme expectativa en toda nuestra región” en materia de movilidad.

El concejal justicialista dijo que “la recuperación de los servicios de trenes que van a comunicar a Rosario con Cañada, con paradas intermedias en localidades tan importantes para nuestra región como Funes y Roldán entre otras, se suma al convenio firmado entre la Nación y la provincia por la reactivación de los servicios entre Santa Fe y Laguna Paiva, y a las nuevas paradas dispuestas para los trenes de larga distancia en localidades como Serodino y Arroyo Seco”.

Toniolli también explicó que “la red ferroviaria metropolitana que comunica a Rosario con todo el sur de Santa Fe es la segunda del país en extensión, luego de la del AMBA”.

En esa línea, sostuvo que “es increíble que lleve más de cuatro décadas ociosa, sobre todo si pensamos en los costos económicos y -sobre todo- humanos (por su alta siniestralidad) que representa el monopolio del transporte automotor, del que son rehenes cientos de miles de habitantes de la región”.

Toniolli suministró un dato histórico revelador del atraso planificado al recordar que “hace 44 años, con menos desarrollo tecnológico del que hoy se dispone, se podía llegar desde el centro de nuestra ciudad en 15 minutos a Fisherton, en 25 a Funes, en 35 a Roldán, y en 80 a Cañada de Gómez, de forma más económica, con mucha menos contaminación, y con un riesgo mínimo de accidentes”.

Cañada siempre estuvo cerca

“Hoy estamos tomando un compromiso público para que el primero de los trenes de cercanía sea el que va a unir Rosario y Cañada de Gómez”, dijo durante el acto en esa ciudad el presidente de Trenes Argentinos, Marinucci.

“Queremos tener en diciembre el primer tren circulando en estos 70 kilómetros que nos separan con Rosario”, aseveró el funcionario, acompañado por la vicegobernadora de Santa Fe, Alejandra Rodenas, la intendenta de esa localidad, Stella Maris Clérici; Giuliano, Toniolli y el diputado nacional Marcos Cleri.

Marinucci destacó en sus palabras que “estos anuncios tienen que ver con la decisión de un presidente (por Alberto Fernández) que impulsa el desarrollo ferroviario como no se hacía desde hace mucho tiempo”.

Pero no olvidó que el presidente integra un frente, diverso pero consistente, por lo que resaltó las otras patas de la mesa: “Tiene que ver también –siguió Marinucci-, con el compromiso de los diputados y las diputadas junto al presidente de la Cámara, Sergio Massa, al presidente del bloque, Máximo Kirchner, de pelear un presupuesto que beneficie al sector ferroviario para poder avanzar y soñar con estas obras”.

A la vez, el titular de la empresa señaló que “el tren Rosario-Cañada de Gómez será el primero, y así vamos a seguir avanzando en cada uno de los trenes de cercanía que nos hemos propuesto”.

“El objetivo es volver a unir a los argentinos y las argentinas, volver a unir a nuestra patria y tomar el compromiso de que la lucha que tenemos que dar contra la pandemia no es sector por sector, sino todos juntos”, abundó.

Antes había explicado que el regreso del servicio está planificado para diciembre y que contará, en un principio, con dos trenes en cada sentido de circulación y una formación compuesta por dos coches con capacidad para transportar 120 personas. 

“Los vecinos y vecinas de la región muy pronto van a poder contar con un medio de transporte seguro y económico para recorrer los 70 kilómetros que separan a Rosario de Cañada de Gómez”. 

Un plan sobre rieles

El Plan de Modernización del Transporte Ferroviario de Pasajeros y Carga contempla una inversión de más de 32 mil millones de pesos y casi 5 mil millones de dólares, con una generación de 46 mil puestos de trabajo, según informó en su momento el Ministerio de Transporte.

En lo que hace a pasajeros, se invertirán más de 26 mil millones de pesos a través de convenios con 24 municipios del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), donde se concentra la red creada por los ingleses, que generarán 16 mil nuevos puestos de trabajo.

El Plan contempla la creación de 23 pasos bajo nivel, 10 pasos a nivel, 2 nuevos viaductos viales, un viaducto ferroviario, 6 estaciones nuevas a construir, la renovación de vías y señalamiento en dos líneas y las mejoras en 55 estaciones de las líneas Belgrano Norte, San Martín, Mitre, Sarmiento, Belgrano Sur y Roca.

Además, se están realizando obras de señalamiento por 6.334 millones de pesos y se finalizaron obras en otras 7 estaciones que ya fueron inauguradas, según el detalle de la cartera.

En cuanto a los trenes de pasajeros en las provincias, en Chaco se logró que vuelva a funcionar el servicio después de tres años del tren de pasajeros que une Cacuí con Resistencia.

Mientras que en la provincia de Entre Ríos se reactivó el servicio de pasajeros que une las localidades de Paraná y Colonia Avellaneda y se extendió el ramal hasta la localidad de La Picada.

En Salta, por su parte, se anunciaron las obras necesarias para extender el servicio regional Salta–Güemes hasta la localidad de Campo Quijano; mientras que esta semana se realizó el anuncio de las tareas para el tren de cercanía entre Rosario y Cañada de Gómez.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • Que no se Corte

    Traferri llevó al máximo tribunal a una jueza que intervino en la causa del juego clandest
  • En el oeste está el agite

    La violencia expresada en la causa sobre la guerra narco. La rentabilidad del negocio, bal
  • Refuerzos que exponen carencias

    La Nación manda más gendarmes, esta vez con un plan y objetivos puntuales, dicen. El auxil
Más por Luciano Couso
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun