E pasado martes  se abrió la posibilidad de elegir a la próxima comisión directiva Centro de Estudiantes del Superior de Comercio  a través de una plataforma digital. De los 1120 estudiantes empadronados, votaron 829, alcanzando así más del 70% de la participación. La elección se daba entre tres listas postulantes, de las cuales ganó, con el 46,44% de los votos, la Violeta, que ya era conducción del centro de estudiantes desde el año pasado.

En este tiempo tan particular, donde el único medio posible es la virtualidad, los pibes y pibas del CESup se toparon con nuevos desafíos, como encontrar un formato que permita a los estudiantes elegir a sus representantes de forma secreta, simple y segura, y cada uno desde su casa. Para esto, utilizaron la plataforma ADoodle, la cual permite votar de forma anónima, a través de un link que no puede ser reenviado ni reutilizado, según nos cuenta Emanuel Gluck, secretario general electo del CESup.

“Hicimos dos simulacros para ver si la plataforma tenía alguna falla, donde participaron entre cuatrocientas y seiscientas personas” relata Emanuel  y agrega: “Es la cantidad que esperábamos, pero realmente nos sorprendió porque es un gran número, sobre todo para una escuela secundaria y de Rosario”.

Además, organizaron un debate entre las tres listas postulantes que fue emitido por la plataforma de streaming Twitch, donde alcanzaron un promedio de quinientos espectadores en vivo.

El Superior de Comercio es una de las tres escuelas secundarias que dependen de la Universidad Nacional de Rosario, y el escenario de diferentes pujas políticas, debates y reclamos. Cuenta con un centro de estudiantes fundado hace más de cien años, y una comunidad educativa profundamente atravesada por este.

En sus primeros años de vida el CESup funcionó con las interrupciones impuestas por los diferentes gobiernos de facto que se sucedieron en el país. Pero en la última dictadura cívico-militar, si bien estaba terminantemente prohibido el funcionamiento de organizaciones políticas, veintidós de sus estudiantes y egresados fueron detenidos-desaparecidos por continuar su militancia y sostener sus ideales, siendo este el número más alto en las escuelas secundarias de la ciudad. Este dato marcó la historia de la institución, generando consciencia e inspirando la participación política de los pibes y pibas que cada año ingresan a la escuela.

Por eso, cada ciclo lectivo, a principio de año, los estudiantes se organizan en listas, hacen campaña, debaten proyectos y buscan construir desde diversas perspectivas e intereses, espacios políticos que den respuesta a las necesidades de su claustro. En las aulas se respira una atmósfera de democracia, y eso ya es motivo para celebrar.

La del 2021 es una de las elecciones con mayor diversidad de voces de los últimos cinco años, contando con la participación de tres listas con posturas ideológicas muy diversas. Si bien el estatuto del CESup no permite conducciones partidarias, cada postulante deja sus ideales claros durante la campaña.

“Somos la continuación de la lista que nació a principios del 2020 con el objetivo de hacer del CEsup un espacio más inclusivo, democrático y sobre todo acogedor para invitar a la participación de todo el estudiantado”, escriben los integrantes de Violeta en Instagram. En él se puede ver que la lista levanta las banderas del feminismo, el colectivo LGBT+, la lucha contra la violencia institucional y por los derechos humanos.

Emanuel, quien es acompañado por Francisco García en la presidencia y Ana Costamagna en la vicepresidencia, nos cuenta que sus motivaciones para seguir militando son, no solamente “las causas sociales que milita el CESup” sino también “la gestión, el hacer cosas por los otros”.

La lista Libertad Igualdad Fraternidad fue la segunda más elegida, con el 31% de los votos. Sus propuestas se centraban en el desarrollo de relaciones sociales en la escuela y el crecimiento individual de cada uno de los alumnos. Además, hacían hincapié, reiteradas veces, en el apartidismo, dilucidando a medias un discurso de tinte apolítico.

La tercer y última lista se llama Vorágine y en su cuenta de Instagram plantea como objetivos una profundización en la participación de todo el estudiantado, sobre todo en los primeros años, y también postula que “la pandemia no es una excusa para no hacer las cosas”.  En su discurso se muestra como claro opositor a la gestión de Violeta.

El formato de representación establecido en el estatuto del CESup indica que, si bien los puestos de la comisión directiva son para la agrupación que gana las elecciones, las secretarías se reparten entre todas las listas participantes, según la cantidad de votos por el método de D’hondt. Por ello la comisión de este año es diversa, y los estudiantes se topan con el reto de construir con compañeros que piensan distinto, con el aprendizaje pragmático de ejercitar la política, igual de imprescindible que lo  que puedan aprender en cualquier materia curricular.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

  • Con alegría, che

    Para seguir reclamando justicia por Bocacha Orellano, quien apareció sin vida en el Paraná
  • Celac: la derecha contra la integración regional

    Pese a las buenas intenciones y los 44 acuerdos alcanzados, los presidentes de Paraguay y
  • La goma de borrar

    Un concejal de Cañada de Gómez justificó el accionar del terrorismo de Estado en La Noche
Más notas relacionadas
  • La nostalgia como estandarte

    Dicen que “lo bueno si es breve, dos veces bueno”. ¿Qué pasaría, entonces, si lo bueno se
  • Cultura del cuidado

    La pandemia exhibió la crueldad de la cosmovisión neoliberal: un sujeto aislado y ahistóri
  • Las formas en silencio

    El 17 de agosto, a sus 90 años, murió el reconocido pintor rosarino Eduardo Serón dejando
Más por Candela Robles
  • La nostalgia como estandarte

    Dicen que “lo bueno si es breve, dos veces bueno”. ¿Qué pasaría, entonces, si lo bueno se
  • ¿Qué bondi hay que tomar?

    Yo no sé, no. Pedro se acuerda que teniendo 6 años estaba entusiasmado porque si bien eran
  • Cultura del cuidado

    La pandemia exhibió la crueldad de la cosmovisión neoliberal: un sujeto aislado y ahistóri
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Con alegría, che

Para seguir reclamando justicia por Bocacha Orellano, quien apareció sin vida en el Paraná