La mayoría de los aumentos paritarios corrieron detrás de la inflación en la primera mitad del año y varios gremios adelantan revisiones de acuerdos con una pauta actualizada arriba del 40%.

Con el fin de nivelar la despareja reactivación económica mientras marcha el plan de vacunación anticovid y sin perder de vista la difícil aspiración oficial de lograr que los salarios le ganen a la inflación, después de tres años en fila de caídas, en las últimas semanas varios sindicatos reabrieron o reclaman renegociar paritarias al alza, demanda no exenta de conflicto. Lo hacen con la venia del Frente de Todos y de la CGT, al calor de la pelea gremial. En el horizonte, la contienda electoral de medio término, con la necesidad de reactivar un programa económico que dé manija al consumo.

El acelere inflacionario, sobre todo en el rubro alimentos, evidenciado en la primera mitad del año, donde sectores monopólicos del empresariado local/multinacional buscan recuperar márgenes exorbitantes de rentabilidad, llevó a diversos gremios tanto del sector privado como público a anticipar las cláusulas de revisión que contemplaban las paritarias iniciadas a principio de año. El propósito es conseguir un nuevo acuerdo salarial para, al menos, no perder o no quedar tan atrás en la veloz carrera contra la suba de precios.

Recalculando

La pauta salarial subió de piso y pasó del 30-35 al 45 por ciento. En el ámbito privado, Camioneros y La Bancaria, dos gremios grandes y con poder de negociación, marcaron el nuevo rumbo, reabrieron paritarias y elevaron sendos aumentos al 45 por ciento para ponerse más a tono con la expectativa inflacionaria de 2021. Así, quedó atrás la primera proyección que había hecho el oficialismo en el Presupuesto de un 29 por ciento de inflación para todo el año, ya que en los primeros seis meses acumuló alrededor del 25, aunque en mayo y junio se haya ralentizado pero sosteniendo un nivel alto (arriba del 3 por ciento mensual).

El presidente Alberto Fernández fue a La Bancaria a convalidar el anuncio de renegociación salarial. “Con este último acuerdo escalonado el sueldo de un trabajador bancario inicial se elevará a más de 115 mil pesos”, dijo Sergio Rivolta, secretario adjunto de La Bancaria regional Rosario. El gremio de choferes de camiones que comandan Hugo y Pablo Moyano había puesto primera, condujo al 45 en tres tramos y de pasada pidió “lugares para sindicalistas” en las nóminas del oficialismo para los comicios legislativos de noviembre.

El gobierno puso en órbita la nueva referencia paritaria cuando trabajadores del Congreso consiguieron un aumento salarial del 40 por ciento, en la Ansés del 46 y en Pami 43 por ciento. También el oficialismo anunció que podría adelantar la revisión paritaria de los empleados públicos después del 35 por ciento pactado con gremios estatales, y lo mismo para el sector docente, que cerró el acuerdo en cuotas previo al inicio de clases pero quedó desdibujado. Desde el Ejecutivo, además, podrían activar la cláusula de revisión para el salario mínimo vital y móvil, que en mayo aumentó un 35 por ciento en siete tramos acumulativos.   

“Se corrió la pauta salarial y los sindicatos están firmando paritarias arriba del 40 por ciento. Para que los salarios le ganen a la inflación hay que reabrir ya la discusión salarial”, señaló Federico Gayoso, secretario general de Coad, gremio que nuclea a docentes de la UNR. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, dijo en declaraciones públicas que “toda paritaria que no haya superado la inflación tiene que ser revisada”.   

Trabajadores de la Alimentación, en una pulseada muy reñida, acordaron un aumento del 42 por ciento con cláusula de revisión para fin de año. Grandes empresas alimenticias son señaladas por motorizar la inflación vía suba de precios. Las trabajadoras de casas particulares refrendaron un acuerdo del 45 por ciento. Por su lado, el Sindicato Único Trabajadores del Espectáculo Público (Sutep), pese al contexto pandémico, convino con la cámara nacional del sector un incremento salarial del 50 por ciento en tres tramos.

Los telefónicos cerraron 44 por ciento de aumento salarial. Trabajadores del Correo, con una suba del 34 por ciento, activarán la cláusula de revisión en septiembre. “Vamos a pedir llegar al 45 por ciento”, dijo Walter Palombi, secretario general del gremio en Rosario. Los metalúrgicos de la UOM acordaron en abril una suba salarial del 35 por ciento, con revisión en diciembre próximo, aunque ya deslizaron el pedido de adelantamiento.

En tanto, Empleados de Comercio, el gremio más numeroso, solicitó a las cámaras empresarias revisar el acuerdo de abril pasado del 32 por ciento en cuatro partes con la intención de lograr una mejora adicional.

“La expectativa inflacionaria era otra; empresarios formadores de precios generaron aumentos inexplicables”, cuestionó Héctor Daer, uno de los dirigentes de la CGT, que reclama un refresh salarial del 45 por ciento para su gremio, trabajadorxs de la sanidad, sector agobiado por la pandemia y con sueldos por debajo de la canasta básica.

La capacidad de compra de los ingresos del grueso de la población sufre una rebanada del 20 por ciento promedio. La mayor contracción del salario real se dio durante los dos últimos años de la gestión Macri. El Frente de Todos empezó a gobernar casi a la par del estallido de la pandemia. Los ingresos siguieron cayendo, en un contexto de crisis sanitaria, económica y sociolaboral a nivel global. Hubo pérdida de empleo y crecimiento de la pobreza e indigencia. El gobierno de AF desplegó una red de contención que amortiguó el golpe.

Hay gremios grandes que en la carrera salarios-precios se aferran al dicho popular “si no la gana, la empata”. Muchos otros, en cambio, seguirán a la zaga de la evolución de la inflación, igual que trabajadores no registrados e independientes, sectores donde mandan la informalidad y la precarización.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Guillermo Griecco
  • Nuevos relatos del pasado

    Se presenta Historia de Santa Fe, serie documental que propone un recorrido por los hitos
  • Los penes son de nosotres

    Las quejas por “el gasto” de 13 millones de pesos para la compra de penes de madera para p
  • Independencia sin revolución

    “Fin de la revolución, principio del orden”, rezaba el Manifiesto del Congreso de las Prov
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario registró 512 nuevos casos de coronavirus

El Ministerio de Salud santafesino informó, además, que este martes hubo 1.574 contagios d