La Albiceleste venció a Colombia en los penales (3 a 2, después del 1 a 1 en los 90’), con el arquero Emiliano Martínez como gran figura, y el sábado jugará la final ante la Verdeamarela, en el mítico Maracaná.

Argentina jugará la final de la Copa América ante Brasil en el estadio Maracaná, el próximo sábado, tras vencer en la semifinal al combinado cafetero. El Dibu Martínez contuvo tres de los cinco disparos que le ejecutaron esta noche en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia.

De esta manera el seleccionado argentino jugará su tercera final de este certamen en las últimas cuatro ediciones, luego de haber perdido ante Chile, por penales, las de 2015 y 2016.

Y lo hará luego de recorrer invicto la fase de grupos y los cuartos de final, jugando siempre de la misma manera, con arranques explosivos y goleadores y tramos posteriores en los que los apagones futbolísticos son evidentes y por eso termina sufriendo, aunque a manera de contraste sin recibir goles.

De hecho en fase de grupos y en el único partido que empató (1-1), el tanto que le convirtieron fue de un rebote de un tiro penal, ya que después fueron sendos 1 a 0 sobre Uruguay y Paraguay, más el 4-1 cómodo sobre Bolivia y el posterior 3-0 sobre Ecuador en cuartos.

En el tiempo reglamentario, Argentina fue de mayor a menor: arrancó arriba con el gol tempranero de Lautaro Martínez a los 6’ del primer tiempo; pero Luis Días lo empató a los 15’ del complemento. Lionel Messi volvió a tener otro gran partido. Giovani Lo Celso aportó cosas interesantes en la primera parte, y Ángel Di María ingresó muy bien en el segundo tiempo, cuando el marcador estaba igualado.

En los penales, las manos mágicas de Martínez resolvieron la cuestión. El considerado esta temporada como el mejor arquero de la Premier League inglesa defendiendo los colores de Aston Villa, se transformó en el “Messi de las manos” al contener tres de los cinco remates que le ejecutaron, mientras que en Argentina solamente falló Rodrigo De Paul.

El ex arquero de Independiente “habló” a cada uno de los ejecutantes colombianos y les terminó ganando desde lo psicológico y luego desde lo futbolístico a Davinson Sánchez, Yerry Mina y Edwin Cardona, para convertirse “en héroe”, como alguna vez le dijo Javier Mascherano a uno de sus antecesores, Sergio Romero, en otra semifinal jugada también en Brasil hace siete años, frente a Holanda, por el Mundial de 2014.

Síntesis

Argentina: Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Guido Rodríguez y Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Nicolás González. DT: Lionel Scaloni.

Colombia: David Ospina; Daniel Muñoz, Yerry Mina, Davinson Sánchez y William Tesillo; Juan Guillermo Cuadrado, Wilmar Barrios, Gustavo Cuéllar y Luis Díaz; Rafael Santos Borré y Duván Zapata. DT: Reinaldo Rueda.

Gol en el primer tiempo: 6m. Lautaro Martínez (A).

Gol en el segundo tiempo: 15m. Luis Díaz (C).

Cambios en el segundo tiempo: Al comenzar Gonzalo Montiel por Molina (A), Edwin Cardona por Borré (C), Frank Fabra por Tesillo (C) y Yimmy Chará por Cuellar (C); 10m. Leandro Paredes por Lo Celso (A); 14m. Miguel Borja por Zapata (C); 20m. Ángel Di María por Nicolás González (A).

Amonestados: Lo Celso, Montiel, Guido Rodríguez, Pezzella (A). Cuadrado, Fabra, Borja, Muñoz y Cardona (C).

Definición por penales: Argentina: Messi (convirtió), De Paul (desviado), Paredes (convirtió) y Lautaro Martínez (convirtió),

Colombia: Cuadrado (convirtió), Sánchez (atajó Martínez), Mina (atajó Martínez), Borja (convirtió) y Cardona (atajó Martínez).

Estadio: Mané Garrincha (Brasilia).

Árbitro: Jesús Valenzuela (Venezuela).

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Palo y a la Bolsonaro

El que dijo que nos iban a hacer cinco terminó con hipo. El muy gil no se dio cuenta de lo