Los cuatro policías del Comando Radioeléctrico de San Lorenzo involucrados en la muerte en custodia de un arrestado fueron detenidos este jueves por orden de la fiscal Melisa Serena, que se tomó una semana para adoptar la medida.

El lunes pasado los uniformados ya habían sido pasados a disponibilidad por el Ministerio de Seguridad por la gravedad de los hechos en los que quedaron involucrados.

Los policías serán imputados en los próximos días por la muerte en custodia de un hombre de 32 años fallecido el viernes de la semana anterior luego de ser arrestado en la vía  pública en San Lorenzo, según informó este jueves el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

La víctima, Maximiliano Heredia, murió entre la noche del jueves 1 de julio cuando fue detenido y la madrugada del viernes 2, al ser trasladado desde el hospital “Granaderos a Caballo” de San Lorenzo a otro de la localidad de Cañada de Gómez.

La fiscal Serena investiga los motivos de la muerte del hombre y si existió violencia institucional de parte de los uniformados.

Había sido arrestado frente a un comercio cuyo dueño se quejó ante los policías del Comando de que “ese que se va viene todas noches a amenazar, a pedir fiado, espanta a los clientes (…) está drogado todo el día”, según consta en un documento oficial. La fiscal Serena ordenó este jueves a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) la detención de los cuatro involucrados en el arresto y muerte de Heredia y pidió el secuestro de sus celulares.

Los policías, detenidos en sus domicilios de Álvarez, Helvecia, San Lorenzo y la ciudad de Santa Fe, quedaron incomunicados y en los próximos días enfrentarán una audiencia imputativa. “La calificación legal se preserva hasta el momento de la audiencia”, añadieron desde el MPA.

También este jueves se realizó la autopsia del cuerpo de Heredia en el Instituto Médico Legal de Rosario bajo el Protocolo de Minnesota –que se emplea para casos de muertes en custodia de alguna agencia del Estado- para determinar la causa del fallecimiento.

La Subsecretaría de Control Institucional del Ministerio de Seguridad santafesino pasó a disponibilidad el lunes pasado a los cuatro policías, identificados como Rodolfo Muller, Adrián Ferreyra, Rodrigo González y Walter Acuña, e inició un sumario administrativo para determinar sus posibles responsabilidades.

Según el acta policial del procedimiento, Muller y Ferreyra entrevistaron a Heredia en cercanías del comercio, quien se resistió y salió corriendo. Fue atrapado a los pocos metros y, de acuerdo a la versión policial plasmada en el documento, se produjo “un forcejeo” con el personal de la fuerza de seguridad.

Finalmente fue arrestado y con apoyo de los policías González y Acuña, que llegaron al lugar avisados por sus camaradas, Heredia fue trasladado a la sede del Comando Radioeléctrico de San Lorenzo, donde “se descompensó”, por lo que fue llevado al hospital “Granaderos a Caballo”.

A pesar de que el acta policial señala que desde el centro de salud informaron que Heredia estaba estabilizado, en la madrugada del viernes fue trasladado al hospital “San José” de Cañada de Gómez, a 80 kilómetros de donde estaba, y al que llegó muerto.

La fiscal Serena investiga los motivos de la muerte del hombre y si existió violencia institucional de parte de los uniformados.

Noticia relacionada:

Muerte en custodia

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

“Que me miren a la cara y me digan qué delito cometí”

A más de un año del allanamiento sin orden ni testigos y en una causa plagada de irregular