La caja de ahorro es el tipo de cuenta bancaria más básica de todas. Este producto financiero permite mantener el dinero de su titular depositado en el banco. En todo momento, la plata guardada estará siempre disponible para ser retirada o utilizada por el titular de la misma.

Además, la caja de ahorro puede tener asociados diferentes productos y servicios, tales como tarjetas de débito y crédito; y, una cuenta de home banking, a través de la cual se puede realizar un gran número de operaciones diferentes.

Hoy en día, algunos bancos permiten abrir una caja de ahorro a través de sus páginas web, de manera simple y rápida. Sin embargo, antes de hacerlo, debido a que algunos bancos ofrecen bonificaciones, paquetes, y otros beneficios, siempre se recomienda comparar las distintas opciones disponibles en cada entidad.

Caja de ahorro: funcionamiento

La caja de ahorro permite disponer del dinero depositado cada vez que se lo necesite. Para utilizarlo, se tiene una tarjeta de débito asociada, la cual es útil para sacar efectivo sin cargo de los cajeros automáticos de la red del banco, desde cualquier lugar del país.

Además, también permite realizar pagos en comercios sin utilizar efectivo, a través de la tarjeta de débito. En estos casos, el importe abonado se debita automáticamente de la cuenta. Como se puede ver, se trata de una manera más cómoda y segura de pagar, que evita la necesidad de llevar efectivo en la billetera.

Por otro lado, cabe mencionar que en muchas ocasiones los bancos ofrecen distintos beneficios por el pago con tarjeta, de modo que, además de cómodo y seguro, también resulta una gran manera de ahorrar dinero. Algunos de ellos, incluso, tienen sus propios programas de puntos que luego pueden canjearse por distintos premios.

Asimismo, al momento de solicitar una caja de ahorro, el cliente tendrá acceso a su home banking; ésta es una gran herramienta a la hora de realizar pagos de servicios, consultas y transferir dinero, entre otras operaciones. En el caso del pago de servicios, es posible adherir a débitos automáticos a través de la banca por internet. Así, recordar las fechas de vencimiento de la luz, el gas, el agua, el teléfono, Internet y el resto de los servicios, ya no será un problema.

A través de la banca por Internet también es posible consultar el saldo disponible y los movimientos realizados, así como hacer transferencias. De todos modos, para los menos amigos de la tecnología, estas operaciones también pueden hacerse a través de la red de cajeros automáticos del banco.

Caja de ahorro en pesos y en dólares

Las cajas de ahorro pueden abrirse tanto en pesos, como en dólares. De este modo, es posible depositar dinero en ambas monedas. Además, es una manera cómoda para comprar dólares, ya que puede hacerse con el dinero guardado en la caja de ahorro en pesos. También pueden venderse dólares de la cuenta para obtener pesos en caso de necesitarlos.

Cuenta Gratuita Universal

La Cuenta Gratuita Universal (CGU), tal como lo indica su nombre, es una cuenta básica que no tiene costos de apertura ni de mantenimiento, y puede ser solicitada por aquellas personas que no tengan una cuenta bancaria.

Se trata, entonces, de una caja de ahorro en pesos, en donde puede depositarse dinero. La misma incluye también una tarjeta de débito del banco en la que se la solicite.

En cuanto a su funcionamiento, éste no difiere del de una caja de ahorro como cualquier otra. Y, los únicos requisitos exigidos para poder abrir una CGU, son presentar un DNI vigente, y no tener otras cuentas en otros bancos y demás entidades financieras dentro de Argentina.

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en novedades

Dejá un comentario

Sugerencia

Viva el mexicano, cabrones: agónico triunfo Canaya con gol de Dupuy

A cinco del final, Luca Martínez Dupuy –que había ingresado en el primer tiempo por el les