La pandemia volvió a configurar los modos en que se llevan a cabo muchas de las tareas de la vida cotidiana. Tanto es así, que durante extensos meses, los argentinos aprendieron a reemplazar los trámites que realizaban personalmente de manera habitual por mecanismos electrónicos. Ahora hasta solicitar tarjeta de crédito desde casa es posible.

Es en esta línea que los métodos tecnológicos se transformaron en los principales aliados. Y es que además de sus modos simples de uso, ahorran tiempo al usuario en cada uno de sus quehaceres y, sobre todo, garantizan el resguardo sanitario. Hace 20 años, ¿quién hubiera pensado que podría solicitar tarjeta de crédito sin apersonarse en un banco?

Para realizar una diligencia de esta envergadura, cada entidad bancaria tendrá su proceder específico, pero solicitar tarjeta de crédito no debería ser una cuestión dificultosa en ninguno de ellos. En un proceso que no tardará más de 5 minutos, cualquier persona podrá iniciar su tramitación.

Todos los usuarios tienen una persona de confianza a la que pueden consultar sobre cómo solicitar tarjeta de crédito. Sin embargo, antes de solicitar tarjeta de crédito por Internet sin saber qué pasos seguir, los bancos y las entidades financieras estarán dispuestas a brindar la información necesaria.

Como se ha dicho, solicitar tarjeta de crédito online no es una tarea difícil, por eso antes de hacerlo se recomienda tener bien claro qué es, para qué sirve, cómo se usará, cuánto tiempo tardará en gestionarse y qué costos se deberán enfrentar.

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito a través de Internet?

En primer lugar, deben diferenciarse los distintos tipos de tarjetas de crédito que se pueden solicitar. Existen algunas que pueden prescindir de una cuenta bancaria y otras que, necesariamente, deben estar vinculadas a una caja de ahorro.

Para pedir la apertura o extensión de una tarjeta de crédito los requisitos básicos suelen ser los siguientes:

– Que el titular sea una persona mayor de 18 años de edad y menor de 64.

– Que pueda demostrar ingresos mínimos.

– Que presente una identificación oficial, como el Documento Nacional de Identidad (DNI).

– Que el interesado pueda comprobar su domicilio; actualizado y vigente.

Desde que mutó a la virtualidad, este proceso puede realizarse por completo en la web. ¿Será necesario presentar la misma documentación? Esto podría variar según la entidad financiera elegida.

Cada banco ofrecerá una serie de beneficios distintos a sus clientes, por lo cual, a la hora de elegir uno es importante tener en cuenta cuál se condice más con las necesidades y gustos propios.

Una vez elegido, el usuario deberá ingresar en la app o versión web del banco y encontrar la opción de “solicitar tarjeta de crédito”. Estos procesos están diseñados para cualquier persona, independientemente de su familiaridad con la tecnología. De modo que, en pocos y simples pasos, podrá terminar su cometido online.

Alertas por estafas en el uso de medios electrónicos

En los últimos meses, diferentes entidades bancarias han debido reforzar sus sistemas de seguridad debido a los numerosos casos reportados de estafas y de robos a través de hackeos informáticos.

Si bien, las versiones online de los bancos se manejan con mecanismos confiables, nunca está de más tomar algunas precauciones para evitar cualquier tipo de infortunio. Es importante que los usuarios estén al tanto de qué datos nunca deberían revelar.

Además, es también de vital importancia asegurarse de utilizar los canales oficiales para comunicar cualquier cuestión alusiva a la cuenta o tarjeta de crédito con el banco. Y es que existen cuentas falsas en las redes sociales que pueden intervenir el servicio de atención al cliente y responder consultas desde chats externos.

A raíz de la pandemia y de las medidas de aislamiento muchos adultos mayores se resguardaron en casa sin la posibilidad de comunicarse permanentemente con sus allegados. Como para muchos de ellos los medios tecnológicos no son tan fáciles de usar, se convirtieron en un grupo vulnerable para las estafas telefónicas y los llamados “cuento del tío”.

En la misma línea, se aconseja conversar con las personas mayores para concientizarlas sobre este tipo de delitos y ofrecerles las herramientas necesarias para detectar situaciones extrañas y evitar caer en la trampa. Cabe destacar que las entidades bancarias nunca llamarían al domicilio del usuario para chequear sus datos, ni pedirlos.

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en novedades

Dejá un comentario

Sugerencia

Viva el mexicano, cabrones: agónico triunfo Canaya con gol de Dupuy

A cinco del final, Luca Martínez Dupuy –que había ingresado en el primer tiempo por el les