A principio de mes, la Universidad Nacional de Rosario presentó el Programa Comunidad Mediadora, una iniciativa que tiene como fin otorgar a la sociedad en general la posibilidad de formarse y capacitarse en herramientas para la resolución de conflictos. En diálogo con El Eslabón, Julia Cardozo Villa, abogada y directora a cargo del novedoso proyecto que pronto dictará un Curso de Mediación Comunitaria, indicó que “el objetivo es brindarles las herramientas de comunicación a los vecinos y vecinas para que ellos mismos puedan ser, dentro de sus grupos, los gestores de soluciones pacíficas de los problemas que se plantean”. Apunta a aquellas personas que trabajen por ejemplo “en clubes sociales, en vecinales, en organizaciones no gubernamentales, en sindicatos, en escuelas o en todos esos lugares en donde siempre puede surgir un conflicto, para que estos, los capacitados que pertenecen al grupo, puedan tener herramientas para encontrar soluciones sobre los problemas que surgen ahí mismo”.

La idea –impulsada por las mediadoras Julia Cardozo, Corina Branda, María Teresa Barrios y Verónica Teresa Haubenreich– fue planteada para transmitir a la sociedad los alcances de la práctica mediadora, que excede a la instancia prejudicial. El interés está puesto –además de en formar agentes con vocación de paz– en demostrar que “hay una serie de conflictos que no tienen que ver con una solución judicial, o que no tiene sentido que se acuda a la Justicia para resolverlos, como lo que sucede con un problema de convivencia. Por eso es que se nos ocurrió iniciar la docencia de las herramientas de comunicación para todos, sin que tengan que tener un título previo”, explica Julia.

Según su fundamentación, el Curso de Mediación Comunitaria apunta a considerar a este proceso como “una intervención que produce efectos en el tejido social”, dado que “reconoce a los conflictos en el espacio que éstos acontecen” y otorga atención a “los intereses de los participantes” promoviendo “el diálogo colaborativo guiado por ciudadanos y ciudadanas con arraigo propio en la comunidad”. En coincidencia, Cardozo señala el carácter “apasionante” de la práctica en tanto reconoce a la mediación como una “escuela de democracia”. “Les permite a los protagonistas del conflicto darse cuenta que ellos mismos pueden encontrar soluciones, que no tienen que acudir a un superior, como un juez o alguien «que sepa» para poder resolverlos”, explica. Además, permite concientizar a los sujetos implicados acerca de la existencia de un otro “que tiene problemas y que merece ser respetado tanto como vos. Se pueden coordinar acciones para que todos vivan en paz”, sintetiza.

El oficio de desandar el enojo

Para las creadoras del curso, el mediador o mediadora se presenta al mundo como un sujeto “multiplicador de paz”. La pretendida proliferación de la paz frente al conflicto deberá resultar de un elemento fundamental: el diálogo. “La presencia del mediador es necesaria en tanto es la persona que guía ese diálogo”, remarca Julia.

Según Cardozo, la tarea más desafiante para el mediador o la mediadora es “desandar el enojo”. “La gente viene enojada, entonces cuando uno puede legitimarse como mediadora y desandar el enojo, es ahí cuando las personas incluídas en el conflicto pueden empezar a dialogar”, explica.  Para eso, la primera tarea es entrevistar a cada uno de los protagonistas en cuestión para “conocer cuáles son sus problemas”. “Después tratamos de que ellos se encuentren cuando más o menos tenemos bajados los decibeles del conflicto, es decir, cuando están en situación de dialogar. Y les explicamos que hay que olvidar las agresiones que tuvieron hasta ese momento y que tratemos de ver de qué manera constructiva podemos encontrar una solución”, comenta.

Por su parte, Cardozo hace hincapié en la necesidad de diferenciar la mediación de la facilitación: “La mediación es un proceso que tiene determinadas reglas y que se inicia cuando un conflicto ya está instalado. Por ejemplo, yo pertenezco a un club y tenemos conflictos dentro del club para coordinar los horarios entre los veteranos y los niños que aprenden fútbol. Entonces se pide una mediación para tratar de resolver este problema. Sin embargo,  muchas veces no hay un conflicto que ya amerite la programación de una reunión. Y ahí es donde aparece la figura de la facilitación. Se trata de facilitar el diálogo, y esa es también la labor del mediador”.

Finalmente, Julia indica el verdadero beneficio de la práctica mediadora a partir de comentar su trayectoria personal: “Hace 20 años que trabajo en mediación y entré en esto porque consideré que el litigio no era la forma adecuada de resolver los conflictos, porque con él, las relaciones, los vínculos entre las personas nunca cambian, nunca hay perdón. Siempre hay uno que ganó y otro que perdió”. “En cambio el principio de la mediación es un ganar-ganar. Queremos que en la solución de un conflicto salgan todos gananciosos. Por eso se trata de romper el paradigma de un vencedor y un vencido”, resume.

Las inscripciones al curso estarán abiertas desde el 29 de julio al 12 de agosto. Quienes estén interesados en participar deberán enviar un mail a la dirección comunidadmediadora@gmail.com, solicitando anotarse. El programa iniciará el 14 del próximo mes y consta de 90 horas de cursado, repartidas de manera sincrónica y asincrónica y se dictará los días viernes de 17 a 20, y los sábados de 9 a 12.

 

Fuente: El Eslabón

 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • El impulso cooperativo

    El edificio de la ex compañía Hey Latam está siendo transformado. Después de varios meses
  • Él mató a dos ladrones motorizados

    Un conductor persiguió, atropelló y le quitó la vida a dos hombres que le habían robado di
  • Las cifras malditas

    La Canasta Básica Alimentaria en Rosario aumentó un 50% respecto de 2020. El análisis soci
Más por Victoria Iriarte
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Dura derrota del Canaya frente a Talleres en Córdoba

Central fue una sombra y perdió 4 a 1 ante Talleres,en el estadio Mario Kempes. Con esta d